Sheila Avilés: Del atletismo clásico al oro en Copa Mundo Skyrunning Comapedrosa, más podios Zegama – Matterhon Ultraks

.

Sheila Avilés es una joven corredora de montaña, nacida en 1993. Tras unos inicios en el atletismo clásico, este 2017 en el equipo Buff ha dado el salto a la élite mundial del Skyrunning firmando podio en Maratón Zegama Aizkorri y victoria despues en la prueba andorrana Skyrace Comapedrosa de la Copa del Mundo.

.

Tras ambas pruebas, pudimos saludarla en Chamonix donde estuvo animando a sus compañeros a lo largo del UTMB y compartimos hoy esta videoentrevista así como un autorretrato escrito de su puño y letra.

________________

.

SHEILA AVILÉS CASTAÑO: AUTORRETRATO

 

Soy Sheila Avilés. Tengo 24 años y vivo en Santa Margarita de Montbui, un pueblo cerca de Igualada (Barcelona). Soy licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (UDL) y actualmente me estoy dedicando un poco más al deporte. Me considero una chica activa y nerviosa, empecé desde bien pequeña a practicar deporte en la escuela: baloncesto, balonmano, rítmica, etc. El deporte me ayuda a desconectar y a encontrar mi bienestar.

En mi infancia tuve la gran suerte de tener un estupendo profesor de Educación Física, Dani Tomás, que siempre me animaba a participar en las carreras populares y croses escolares por la comarca y así fue como empezó todo. Un año más volví a ponerme un dorsal en la carrera popular de Igualada y conseguí una buena posición; allí fue donde mi entrenador de Atletismo, Sergi Badet, se fijó en mí y según él había “talento y calidad”. Fue él quien se puso en contacto con mis padres y les dijo que debía apuntarme al Club Atlético Igualada, y así fue.

Con 11 años empezó mi historia con el atletismo, me críe en el C.A.I y allí me enseñaron todo tipo de pruebas, jugábamos y aprendíamos a la misma vez. Gracias al atletismo he podido viajar mucho a nivel nacional y aprender muchas cosas en cada competición, estuve la mayor parte de mi paso por el atletismo combinando los croses en temporada hibernal y el lanzamiento de jabalina en verano junto con el 3000 obstáculos.

Los resultados iban saliendo gracias al apoyo incondicional de mi entrenador, sé que ha sido una pieza clave en mi trayectoria como atleta y seguramente si no hubiese sido por él, ahora mismo no estaría redactando este escrito. Sergi me enseñó a ser constante, a sacrificarme, a sufrir y a luchar en cada carrera, a ser fuerte de “coco”, me enseñó a disfrutar de cada competición más allá de los resultados, a aceptar las derrotas y tomármelas de forma positiva y, sobre todo, consiguió hacerme ver que para estar delante tienes que creértelo y disfrutar haciéndolo.

Han sido muchos años en las pistas de atletismo y debo decir que siempre he contado con el apoyo de mis padres y mi familia, seguidores hasta la médula, fuese dónde fuese la competición, cada domingo por la mañana siempre estaban ellos animándome y esperándome en la meta. Felices por ver a una hija hacer lo que le llena y le divierte.

Fue más tarde cuando me di cuenta de que el atletismo para mí se había convertido en una rutina y había perdido la esencia. Consecuencia de constantes decepciones provocadas por la presión, los nervios y las lesiones en momentos de la temporada claves que me habían dejado fuera de juego. Muchas horas de entrenamiento, mucho sacrificio para que luego los resultados no acompañaran. Mucho sudor, series contrarreloj, y muchas decepciones constantes hicieron que ya no estuviese disfrutando de lo que me había hecho muy feliz durante mi infancia, ya no disfrutaba correteando por las pistas. Así que decidí separarme por un tiempo, dejarlo correr y centrarme en mis estudios.

 

Gracias a eso empezó mi nueva historia con el Trail Running, cansada de luchar contra el reloj, gracias a varios amigos encontré la motivación y la ilusión de nuevo en la montaña, volví a encontrar la niña que disfrutaba corriendo por medio de la naturaleza, sin importarle el tiempo ni el reloj, sin importarle los resultados, tan solo mejorar y superarse a sí misma día tras día. Ya hace 4 años que estoy metida en este mundo, pero todo tiene un comienzo. Empecé con carreras de pueblo cerca de la comarca, las llamadas “punky trails”, y realicé ese mismo año el Campeonato de Cataluña Individual y conseguí ganar el sub23. Gracias a eso, conseguí que una marca como Grifone se fijase en mí y me fichase.

.

Al año siguiente, tenía ganas de salir de Cataluña y competir con grandes rivales por eso realicé Skynational Series gracias a Grifone, que me solventó gastos y pude conseguir la 2ª posición absoluta tras Oihana Kortazar. En mi 3r año decidí lanzarme a la piscina y empezar a competir en las Skyworld series, creía que era una oportunidad única para viajar y sobre todo para aprender junto grandes atletas, al final acabé la temporada entrando la 11ª clasificada.

.

Cabe decir que sufrí mucho en muchas carreras, falta de preparación, trabajaba en una Nike de Barcelona y mi vida estaba bastante ajetreada, eso no me permitía ni entrenar bien ni descansar bien. En una de las últimas competiciones de temporada conocí a mi actual entrenador, Andrés Arroyo, gran parte de mi mejora es gracias a él. Empezamos a trabajar muchas cosas que no había hecho hasta el momento como el trabajo de fuerza y también el entrenamiento cruzado en bicicleta. Creo que creamos un gran equipo, me da confianza y sé que juntos trabajamos genial para poder conseguir los objetivos.

 

Esta temporada está siendo espectacular, empecé con buen pie fichando ya con el equipo BUFF PRO TEAM, y debo reconocer que estoy cumpliendo mis sueños y sigo “soñando despierta”, de momento estoy teniendo la suerte de que los resultados me están acompañando, aunque he tenido dos lesiones esta temporada que no me han permitido correr en algunas pruebas que tenía inicialmente en mi calendario, lesiones que a veces no tan sólo basta con solucionar el problema sino es importante buscar la raíz de dónde proviene, por eso, me realicé un estudio biomecánico para detectar mis puntos débiles y reforzarlos junto con mi podóloga, Idoia Pascalet. Y conseguí una rápida recuperación con mi fisioterapeuta, Martí Compte, y mi nutricionista, Sandra Sardina.

 

En resumen, creo que gran parte de mi éxito está siendo fruto de mucho trabajo y de pequeños detalles que dan grandes resultados. Y esos detalles vienen dados por muchas personas que están ayudándome y confiando en mí día tras días. Por eso, quiero agradecer que dediquen su tiempo y su energía a estar a mi lado. Yo, mientras, seguiré disfrutando del camino y disfrutando del AHORA.

__________________________

.

MÁS SOBRE CARRERAS DE MONTAÑA, TRAIL Y ULTRAS. 

__________________________________________________-

Info redactada por Mayayo para Carrerasdemontana.com .