GUANTES PARA MONTAÑA Y TRAIL RUNNING: CÓMO ELEGIR LOS MÁS ADECUADOS, POR MAYAYO. PROS/CONTRAS DE LANA, POLAR, MEMBRANAS Y MÁS.

.

Dentro del material para montaña y trail,  el sistema de tres capas para los guantes es un reto en sí mismo. Hoy nos  vamos a centrar en hablar sobre estos sistemas de guantes para intentar acertar con el más adecuado para cada actividad prevista combinando los materiales, patronaje y acabados de cada capa que usemos.

.

Ningún sistema es “el mejor” por sí mismo. La experiencia y preferencias personales juegan un papel clave para mantener nuestras manos calientes y secas, con la habilidad necesaria para la actividad elegida. Arrancamos con una panorámica sobre trece guantes distinto, desde hace 20 años hasta hoy mismo, analizados por Mayayo.

 

___________________________

.

GUANTES PARA MONTAÑA: SISTEMAS DE TRES CAPAS SEGÚN LA ACTIVIDAD

Material, patronaje y forma de combinarlos, por Mayayo 

.Materia.

 

Materiales naturales y artificiales. Hubo un tiempo en que lana, seda y cuero eran los tres materiales que formaban todos los guantes de montaña, en combinaciones variables de todo tipo. A partir de los años 70, ooco después de su introducción en la línea de ropa de alto rendimiento, el tejido de forro polar (fleece de polyester) se convirtió en una moda dominante entre los entusiastas del aire libre. En ese momento, el polar parecía casi el invento que iba a desterrar todo lo demás, para siempre.

 

 

Durante unos 20 años, hasta entrar en el siglo XXI el forro polar ha sido sin duda el gran dominador entre los guantes de capa única o como primera-segunda capa. Sin embargo, los recientes avances en materiales y tecnología hacen que este material en su momento revolucionario quede quizá  algo obsoleto. Curiosamente, a las nuevas fibras sintéticas empleadas en los guantes, como el Primaloft, Polarguard y demás, se les ha unido un renacimiento de los materiales naturales, liderados por una lana merina cada día más fina y mejor urdida en combinaciones de todo tipo, mientras seda y cuero siguen teniendo un rincón reservado la una como guante fino de primera capa, el otro para aportar resistencia y suavidad al palmeado.

.

Así pues, si aún te consideras entre los fieles del polar, como todos los fuimos en su momento quizá sea  hora de abrir tu mente. Aporta cierto calor y un tacto agradable, sí, pero a cambio resulta voluminoso y el viento lo corta como un cuchillo, por no hablar del rápido desgaste mecánico al roce Dicho esto, el polar todavía tiene ciertas aplicaciones en las combinaciones modernas por lo que tampoco debemos descartarlo a priori. Un guante de capa única con base en polar, membrana cortavientos y palmeado de cuero será por ejemplo muy polivalente en actividades no muy técnicas.  Vamos pues con el tejido más afín a cada capa

.

  • La primera capa debe ser muy fina: Pensaremos siempre en combinarla con una segunda capa térmica sobre ella cuando la temperatura baje mucho o bien poder usarla suelta o sola bajo la tercera capa exterior. Y con ella sola, tener un tacto impecale, equivalente al de la mano desnuda para cuando sea necesario hilar fino con los dedos. Con este enfoque, quizá el guante de seda sigue ofreciendo un ratio peso-calor-volumen imbatible, siendo la durabilidad su punto débil. Lana merina sería mi segunda opción, muy próxima en todo a la seda. Los dos tejidos naturales son únicos en que aun estando mojados mantienen cierta protección térmica. Algo que una primera capa de poliéster, el otro gran recurso del sector, no puede igualar.

 

  • La segunda capa es quizá la más compleja hoy: Debe aportar protección térmica ante todo y cierta protección mecánica para el caso que la llevemos al aire, sin cubierta exterior. Durante muchos años para mí la lana merina era única aquí, pero no deja de ser frágil si toca rozar o agarrar roca o similares. Así, en los últimos tiempos he encontrado combinaciones de primaloft en el envés con cuero en la palma que trabajan de fábula combinadas con una primera capa fina de seda/lana merina. Permiten así liberar la tercera capa del refuerzo mecánico y apostar solo por ella en su rol de membrana, no de guante protecto

 

  • En cuanto a las terceras capas, aquí la variedad es amplísima, dado que podemos ir desde usar unos guantes estancos como los de cocina para fregar a la más sofisticada membrana de poros. Los guantes de pescador también pueden ser del todo válidos, algunos incluso viene con algún forro acrílico interno que permite usarlos como segunda y tercera capa conjuntas. Lo más importante será decidir  cuando necesitamos  una capa cortavientos, impermeable-transpirable o estanca. En cada caso para la protección térmica se aplican prácticamente los mismos materiales que en la ropa, yendo de las membranas Windstopper o Goretex al plástico puro y duro que no respira ni lo persigue. Para la protección mecánica, el cuero sigue siendo dominante en la tercera capa si bien vemos cada vez más como se introducen materiales como el kevlar o incluso vulcanizados de caucho, aplicados de forma puntual o incluso más genera

___________________________

.

COMO COMBINAR LAS TRES CAPAS EN UN SISTEMA DE GUANTES.

.

Tras repasar qué nos aporta cada capa y el material más afín a cada prioridad, vamos ahora con el casi imposible arte de acertar en las múltiples combinaciones de tejidos, tomados de a tres. Tal como ocurre en la ropa de montaña, el secreto para mantener nuestras manos secas y cálidas estará en el saber portear y jugar con el quita/pon de las tres capas, según demande cada salida.

.

1 Conoce la meteo y conócete a ti mismo: Para saber qué tipo de sistema de guantes funcionará bien, infórmate SIEMPRE de las temperaturas y condiciones de viento y humedad que podrás encontrar en tu salida. Por supuesto que prever el clima y las condiciones de la montaña es complejo, pues el salir o taparse del sol, la llegada de una tormenta o los cambios entre valle y crestas generan enormes variaciones. Por otra parte, hay montañeros de manos grandes y siempre calientes, otros de mano chica y muy sensibles a las bajas temperaturas…

Así pues, hasta que no tengamos amplia experiencia con lo que funciona y lo que no para nuestro caso particular, adopta un enfoque racional y apuesta ante la duda por lo más calido y protegido. Y siempre, siempre, lleva dos pares de guantes. Las congelaciones, cuando llegan empezarán buscando siempre las puntas de los dedos. Si manos, cabeza y pies están bien arropados, es sorprendente la resistencia que torso, brazos y piernas pueden ofrecer. Pero si se nos cuela el frío por esos puntos tan sensibles, se extenderá fácilmente a todo el cuerpo pudiendo además generar complicaciones serias y rápidas por congelación.  Y ojo, cuando decimos tener en cuenta la meteo, hay que recordar que el mayor factor enfriador es el viento, tal como muestras las clásicas tablas del efecto viento en la sensación térmica real.

 

2- Estudia la duración y exigencias mecánicas de tu salida: Acertar con ir caliente y seco según la meteo no lo es todo Piensa tambien qué grado de destreza y sensibilidad necesitan tus manos para completar la carrera, ascensión o esquiada que tengáis prevista. En términos generales, cuanto más técnica y compleja sea la salida, contar con buen tacto y por tanto con guantes delgados y ajustados, puede ser una consideración. De nuevo será la experiencia la qu te irá dejando sensaciones. Y no olvids que la manopla es tanto el patronaje más cálido en un guante, como el más torpe a la hora de usar las manos. Quizá sea suficiente para ir corriendo sin más o para un bastoneo mecánico en ultra Trail pistera, pero en tramos técnicos de esquí, BTT, montaña y por supuesto pruebas de Trail del estilo de Alpinultras o Skyextreme querrás tener el tacto superior que aporta un guante, aunque sea grueso.

Recuerda que en situaciones más técnicas, el uso incorrecto de las manos no solo cuesta tiempo, sino que también nos recorta el margen de seguridad. Los guantes que no se ajustan bien pueden provocar fatiga prematura, crear dificultades para agarrar el bastón, afirmarnos en una presa o atinar a la primera en un anclaje.

.

3-Elige un sistema de guantes. No te cebes con una marca y modelo concreto, sin más. A mí me gustan mucho los guantes dobles de Outdoor Research por ejemplo, pero alguna vez he confiado en ellos de más habiendo lluvia intensa y he acabado con frío al terminar calando la membrana hiperligera con que fueron diseñados. Piensa que hay más marcas y modelos de guantes de los que te puedas llegar a imaginar. Su precio tampoco es especialmente alto, oscilando de 10€-50€. Así pues, considerando que SIEMPRE debemos llevar dos pares, por si alguno se rasgara/perdiera, no dudes en combinarlos cubriendo un abanico lo más amplio posible para la meteo prevista y el tipo de actividad que persigues.

 

Los pasos anteriores te ayudarán a acotar mucho el campo y con esa info podrás ponerte en manos de cualquier profesional en tienda física con ganun poco. Una vez que tenga un control sobre las temperaturas y condiciones esperadas, y sepa qué grado de dificultad tendrá su objetivo, investiga un poco en nuestra sección de MATERIAL TRAIL RUNNING o en tu tienda física de confianza, para descubrir qué marcas y modelos pueden ser apropiados. Una vez que ya poseas varios pares de guantes, este proceso será una cuestión de con la combinación correcta, que asegure manos secas y cálidas con el menor espacio y volumen posible de porteo. Pero ojo, las manos secas y cálidas son más importantes que portear 50 ridículos gramos de guante más o menos. Piensa que los guías profesionales de montaña son los primeros en llevar dos juegos de guantes completos en la mochila, siempre.

 

.

 

COMPRANDO GUANTES: Cuando compres guantes, ten en cuenta todas las posibilidades en una categoría de producto determinada y luego compara cosas como el peso, los materiales utilizados, la construcción y la funcionalidad del diseño. A todos les gusta poner sus manos en el nuevo equipo antes de decidirse a comprarlo, pero hay tantas opciones en el mercado que probablemente no podrás abarcar todas las buenas opciones en persona.

.

Marcas y modelos:Tal como podeis ver abajo, Salomon, La Sportiva, Raidlight, Patagonia, Black Diamond, Outdoor Research, Mammut, Marmot, Mountain Hardwear y muchos más ofrecen una gama de guantes de garantía en diferentes áreas de funcionalidad, cada uno con sus matices apuntados en el video inicial.

.

Mantenimiento: Un consejo importante, seca a  fondo tras cada salida e impermeabiliza a menudo tus guantes.

  • Durante la actividad, trata de meter tus guantes mojados en el bolsillo del pecho de un abrigo o en bolsillos cercanos a tu cuerpo dond no se acumule el sudor, pues así se secarán un poco mientras se mueven. Claro, que esto no aplica para la tercera capa y su membrana, dado que para secarse, los guantes de membrana necesitan respirar y evacuar la humedad.Esos qu vayan al aire mientras no llueva o nieve con fuerza.

 

  • Si estás en una carrera de montaña multietapas o una travesía de varios días, puedes dormir con los guantes mojados sobre el torso, para que el calor que desprendes los atraviese llevándose así la humedad.

 

  • Ojo con acercar los guantes al fuego. Lana y seda son de natural ignífugos, pero el polar y otros tejidos artificiales pueden prender con gran facilidad. Para irlos secando mientras haces otras cosas, puedes esar los guantes mojados en las manos en condiciones secas o mientras generamos calor, como el marchar cuesta arriba.

 

  • Para guantes con cuero o palmas sintéticas, tratar las partes reforzadas con impermeabilizantes como Nikwax aumenta la vida del guante y mantiene tus manos más secas por más tiempo.

 

  • Ten especial cuidado con el lavado y / o secado de los guantes con membrana impermeable – transpirable porque su rendimiento no es muy duradero, más aun si no eliges con cuidado el detergente.

 

.

CONCLUSIÓN: Cuando se trata de guantes, portear un solo par nunca es suficiente. Los guantes tienen una sorprendente tendencia a calarse, rajarse o perderse en los momentos más inoportunos. Obviamente, la tasa de desgaste dependerá de la frecuencia y naturaleza del uso, pero hoy en día no se fabrican guantes, ni probablemente lo haya, que puedan resistir los rigores del montañismo clásico de forma intensa durante más de dos temporadas, manteniendo su integridad y sus propiedades a prueba de agua intactas. El trail quizá parezca menos exigente con ellos, pero el continuo bregar con los bastones así como las caídas y raspones asociados, tambien acortarán su vida.

.

Para la mayoría de los montañeros activos en condiciones de frío, nieve, tormentas y moviéndonos por terreno técnico que exija echar manos, deberemos plantearnos al menos un par de guantes cada temporada. Más a menudo aun si lo tuyo son los ultras invernales, el alpinismo glaciar, la escalada mixta o la escalada en expedición.  Piensa siempre en asegurar que tus manos estén calientes y secas, manteniendo tanta destreza y sensibilidad como puedas. Al final,ante un tramo técnico inesperado, contar con unas manos firmes y hábiles pueden salvarte la vida. Aun saliendo del paso, si lo haces con unas congelaciones serias te harán descubrir un dolor excruciante.  Es así de crudo.

.

GUANTES PARA TRAIL Y MONTAÑA: GALERÍA DE FOTOS. 

__________________________

.

TRES GUANTES PROBADOS A FONDO: LA SPORTIVA Y OUTDOOR RESEARCH. 

Aquí te dejamos como muestra, tres alternativas de guantes para trail y montaña quehemos probado a fondo para ti, cada uno en su estilo

..

.

_______________

MÁS SOBRE MONTAÑISMO Y MATERIAL TRAIL RUNNING. 

_________________________