Rutas Trail Euskadi: ASCENSIÓN GANEKOGORTA DESDE LLODIO (22K/D+1.140m) RINCÓN DEL PATRÓN, IÑIGO OYARBIDE.

.

Hoy nuestro RINCÓN DEL PATRON nos lleva a las RUTAS TRAIL EUSKADI Seguimos compartiendo crónicas de rutas personales y/o carreras de montaña que nos remiten quienes han apostado por unirse al equipo como #patroncarrerasdemontana dándose de alta en www.patreon.com/mayayo para apoyar el día a día de nuestro trabajo con un donativo y con colaboración como probadores de material o corresponsales.

.

Vamos  con Iñigo Oyarbide Si ya estás dado de alta como PATRON, pásanos tu ruta favorita: Cada ruta publicada, tendrá como premio material de trail para que lo pruebes y nos cuentes tambien tus experiencias.Las rutas .

_______________________

.

RUTA CIRCULAR DEL GANEKOGORTA DESDE LLODIO, (22K/D+1.140m)

.

El Macizo del Ganekogorta es la frontera natural entre Álava y Bizkaia, lugar de trincheras del famoso Cinturón de Hierro que protegía Bilbao de las fuerzas nacionalistas en la Guerra Civil de 1936 en Laudio. Compartiendo protagonismo con semejante actor tenemos unos picos “amables”, senderos de arena y barro, prados cual verde alfombra y algún que otro riachuelo refrescante

DONDE ESTÁ: En la muga de Álava y Bizkaia se encuentra el Valle de Ayala, Es una tierra más cercana a la capital vizcaína que a Vitoria, capital de su provincia. Un territorio con su historia y costumbres propias en el que encontramos el famoso Salto de Nervión y un sinfín de cumbres por debajo de los 1.000 m, siendo el Ganekogorta (monte cocinero vizcaíno) punto de unión entre las 2 provincias.

Este macizo montañoso permite disfrutar de unas vistas privilegiadas hacia Bilbao y la ría, así como el resto de los montes cocineros de Bizkaia. Es un entorno que nos exigirá con sus pronunciadas y cortas pendientes pero disfrutaremos de un terreno heterogéneo, en el cual se pueden trabajar puntos concretos para el entrenamiento trailrunning. En mi caso, lo he utilizado para preparar la maratón marimurumendi de Ehunmilak y el Trail de UltraTrail Naut Aran.

.

ASCENSIÓN GANEKORTA: Esta ascensión que hoy os proponemos supone  un recorrido de unos 22k que dependiendo de la climatología se puede hacer tranquilamente en 6-7 horas. Comenzamos la ruta circular en el parque Lamuza o del Marqués, en el centro de Laudio, y lo realizaremos en sentido antihorario para así poder empezar de menos a más. Desde el parque, a mano derecha empezamos la subida tendida por asfalto hasta llegar a Subirlanda, que nos sirve de calentamiento para entonar el cuerpo y entrar en la naturaleza. En el punto donde empieza la pista de tierra, encontramos un cartel que nos indica el primer “amigo” que nos vamos a encontrar, Goikogane (702m). Envíanos la pista de tierra y vamos disfrutando de la sombra que nos ofrecen los pinos y eucaliptos y sin querer darnos cuenta empiezan una tras otra las cuestas, en algunos casos tendidas, en otros más exigentes, en un angosto paso que no deja resquicio alguno a la brisa. En los días que aprieta mucho el calor, es un punto exigente.

Con paso firme, llegamos a un claro y visualizando los montes que rodean la zona y en frente como si estuviera retándomos, dislumbramos la cima. Nos espera una subida en 2 partes, casa cual más exigente con tramos del 20-30% de desnivel, tanto en pista de piedra suelta como en hierba. Es una dura prueba, pero las vistas desde la cima merecen la pena. ¡Y lo mejor de todo, sólo hemos hecho 4,5km!  Después de respirar (hacedme caso, nos tocará abrir bien los pulmones) beneficiamos hacia la segunda cima de los amigos del bocinero. En este tramo disfrutaremos de las vistas hacia Álava y Bizkaia a izquierda y derecha mientras recorremos parte de las trincheras del cinturón de Hierro y las verdes praderas.

Para cuando nos queremos dar cuenta, estamos metidos de lleno en otra subida exigente, corta pero con su aquel, y así llegamos a la segunda cima, Mugarriluze (735m). Desde aquí, en línea recta, ya visualizamos al centinela de Bilbao, pero…. Aun vamos a disfrutar de la 3ª amiga. Una pequeña bajada y vamos, otra buena subida con la que exigir al cuerpo y sacar la lengua para tomar un pequeño trago en Kamaraka (795m) km 7 de nuestro paseo. Hasta aquí, ya hemos hecho el “cresterio pequeño”, lo complicado y ahora nos toca lo más difícil.

Cada vez vemos el objetivo más cerca, y nos vamos animando bajando esta tercera pendiente en compañía de un grupo de cabras (aunque no sabemos quién lo será más), llegamos al llano donde se junta el camino que baja a Santa Lucía y a otro tramo del cinturón de y en el crucero identificativo seguimos recto, dirección a Ganekogorta. Seguimos el sendero, no tiene pérdida, y antes de llegar a una curva cerrada, subimos un tramo de 150m de hierba y encontramos un pequeño buzón a la altura de nuestros pies, Gazteluzar (717m). Nos vamos acercando ya lo podemos tocar con las manos, pero, tenemos que seguir la pista y disfrutar la de compañía de las vacas y sus terneros para poder llegar a los pies del coloso.

Tenemos que levantar la mirada, y ante nosotros, se levanta una pared casi vertical con un camino de cabras (aquí nos acordamos de las amigas de antes) y tras tragar saliva, empezamos a subir. Pasamos por debajo del único árbol que encontraremos en los siguientes kms, y seguimos por el camino marcado por tantos mendizales. Si queremos descansar, tenemos unas vistas maravillosas de los pueblos, montes y pantanos de alrededor, así como el monte Oiz con sus molinos de viento.

¡YA CASI LLEGAMOS! Seguimos subiendo por el camino horadado, que apenas se ve mientras alrededor nos abrazan las plantas silvestres. En el último repecho, que no tiene nada que envidiar a algún tramo de los KV más conocidos nos saludan las “ardi latxa” que pastan a estas alturas (950m) y oteamos el punto más alto de nuestra ruta. Los últimos 200m para llegar a Ganekogorta (999m) y completar 10km pero… se hacen a otro ritmo, disfrutando de todo lo que nos rodea alrededor; Bilbao a nuestros pies, la ría en todo su esplendor, los “hermanos” del bocinero de Bizkaia (Kolitza, Sollube, Oiz y Gorbea).

Hacemos un alto en el camino, para comer algo y seguir embelesados con las vistas, disfrutando del silencio y de la inmensidad… Enfilamos por donde hemos llegado a la cima, y a 100m, cogemos a mano izquierda para disfrutar de las vistas del Valle de Ayala que nos proporciona otro de los amigos, el Arrabatxu (984m). A nuestros pies, Laudio y Okondo, y más al fondo nos vigila la Sierra Salvada con el Tologorri (1.074m) a la cabeza. Seguimos el cresterío dirección a La Quadra, en un sube-baja importante, pero disfrutón, en el que poder trotar alegre sobre la mullida hierba. No lo hacemos solos, ya que nos acompañan los rebaños de vacas con sus mugidos, con los que nos indican que llegamos a la última “ttonttorrita” del día; Pagero (959m). Aquí acaba nuestra subida, pero no el día, todo lo que tenemos que hacer es empezar a bajar una de las rampas más empinadas, pero fácil de bajar hasta llegar el cruce de La Quadra y Gallarraga (805m). Cogemos a mano izquierda (casi todo el recorrido lo hacemos en este sentido) para bajar por una pista de grava y tierra, señalizado como GR. En este tramo largo, de unos 7kms el cuerpo nos pide zapatilla y vamos como locos, cual gacelas en la sabana en dirección a Santa Lucía.

Nos encontramos de par en par en un lugar con historia del Valle y especialmente de Laudio, en el que se celebra una bonita romería y ha aparecido en una de las últimas producciones del cineasta Kepa Sojo, “La pequeña Suiza”. Sí, nos referimos a Santa María del Yermo. Recargamos pilas en su fuente y seguimos bajando unos 2 kms por la sombra de los hayedos y el cantar de algún que otro cuco.

Todo no van a ser cuestas, y como regalo, nos desviamos a mano derecha por Basondo. Un sendero que baja paralelo a un riachuelo que otorga un poco de frescor, pero…. ¡No es un sendero al uso! Bajamos por escaleras, las cuales nos obligan a cambiar el paso y nos hace sentir como niños intentando saltarlas de 2 en 2… El arroyo juega con nosotros, aparece, desaparece, pasamos por encima… y aquí, un remanso de paz con un pequeño salto y el sonido de un pájaro carpintero, nos recuerda que la naturaleza hay que disfrutarla. Los 2 últimos kilómetros los hacemos por asfalto, por el barrio del manzanal y llegamos al punto de origen, al parque Lamuza.

En mi opinión como entrenamiento trail, es exigente y se puede hacer si no tenemos mucho tiempo para tiradas largas (en 3’30h se hace bien); es una ruta bonita, con diferentes terrenos y que permite ponernos a prueba física y mentalmente, desconectamos del bullicio que nos rodea en el día a día y dejamos que el entorno y su historia nos abrace y nos haga sentir parte de él.

____________________

.

SI TE GUSTA LO QUE LEES AQUÍ,
CLICA ESTE BOTÓN PARA UNIRTE AL EQUIPO DESDE PATREON.COM/MAYAYO
__________________________________

Info publicada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com