«UN CUENTO CHINO» Deporte y coronavirus, por Raul Gª Castán. Veterano campeón carreras de montaña.

.

Nuestra sección DEPORTE Y CORONAVIRUS nos trae hoy una artículo especial de RAUL GARCÍA CASTÁN. Raul es una leyenda viva de las carreras de montaña en nuestro país, llegando incluso a Campeón de Europa en 2009. Además, como escritor cuenta ya con dos libros publicados, cuya lectura no podemos dejar de recomendaros.

Dado la sensible del tema para muchos, recordaros que los medios mostramos distintas visiones de un tema: Ayer publicamos como tres sanitarios y corredores de montaña nos recomendaban precisamente NO SALIR A CORRER.  Hoy, vamos con el texto escrito de puño y letra por Raul, en un tono de humor, a favor de ello. Ni la opinión de Raul hoy, ni las de Isma, Alejandro o Cesar ayer representan la opinión de nuestro medio, que entendemos debe reflejar distintas visiones.

Raul Garcia Castan campeon europa skyrunning 2009 foto ISF

____________________________

 

UN CUENTO CHINO. Por Raul Garcia Castán. 

.

Pues parece que se ha hecho algo corta esta temporada, ¿no?

Antes, en los antaños, solíamos descansar hacia noviembre, diciembre y por ahí, pero he aquí que este año, con la colaboración inestimable de los chinos -el gigante asiático, como dicen los finolis- nos ha sobrevenido la temporada de trail más corta de la historia. Al principio de cada nuevo ciclo, ya se sabe, todo son ayes y dolores, pequeñas lesiones y contratiempos, producto del acostumbramiento del cuerpo al nuevo/viejo entrenamiento, tras el descanso de fin de temporada, pero justo ahora estábamos, o al menos estaba, quien esto escribe, en ese casi dulce momento en que la sufrida anatomía se empieza a convencer de que no le queda otro remedio que volver a hacer, un año más, lo mismo de todos los años, es decir: correr como un poseso por la fiebre del correr.

Y entonces, justo entonces, los chinos, que hasta ahora no se habían distinguido precisamente por la excelencia de su manufactura al fabricar sus cachivaches y que no habían producido más que birrias y bodrios, chapuzas y despropósitos, van y fabrican un virus perfecto. Joder con los chinos y su virus monárquico. Que por cierto, ya tiene guasa que el país mas comunista del mundo (con permiso de Corea la de arriba, más conocida como kinyonulandia) haya dado a luz un virus con corona, pero en fin. Lo que desde lejos no parecía más que un cuento chino, se ha convertido, al verlo de cerca, en una tragedia griega.

Y nosotros, que amparados en nuestra inefable condición de primer mundo, no estamos acostumbrados a cataclismos y debacles más que cuando el telediario nos los sirve enlatados y aseptizados a través del cristal anestesiante del televisor, nos encontramos de sopetón con el burlón destino, que, descojonándose en nuestra maldita cara, va y nos mete hasta la mismísima cocina el COVID 19 este, que por cierto tiene apodo como de supermercado de segunda categoría, y nos impone, a los que tenemos esta rara y perniciosa manía de correr, a un reseteo total, a un Big Bang único en la historia del trail, a un “preparados, listos, ya” inedito en nuestro deporte. O sea, que hemos ido todos al paro, para que nos entendamos.

Al paro del corredor, se entiende (algunos, desgraciadamente, también al otro) y ahora andamos todos en la cola del INEM corremontuno, locos por echarnos a las piernas lo primero que pillamos: unas escaleras, una bici estática, una tabla de ejercicios o una sesión on line de alguna actividad de esas con nombre raro, en compañía de otros zombies del correr como nosotros. Ni menciono aquí al que tenga la fortuna de ser el feliz poseedor de una cinta de correr; ese es capitán general de los ejércitos de todas las españas, ministro del aire y niño mimado de la diosa Fortuna. Un asqueroso, vamos.

Unos cuantos nos hemos dado a la metadona de sacar a pasear a nuestros perros para tratar de suplir la droga dura del correr, pero tal recurso sirve de bien poco; por un lado las autoridades están ejerciendo de sí mismas y se están calzando a todo el que pillan trampeando con su can para poder entrenar, y por otro, las asociaciones animalistas están poniendo el grito en el cielo, pues ya han empezado a darse casos de perros que tienen la pata descoyuntada de tanto levantarla y problemas de próstata de apretar y apretar para mear 25 veces al día.

A mí llámenme tonto, insolidario y egoísta, pero no acabo de aceptar que se nos prohíba correr. Que se prohíba correr en compañía, vale, pero ¿que se nos prohíba correr apartados de toda otra persona, por qué? Que se impida correr en parajes habitados o núcleos urbanos es comprensible, pero correr donde no hay nadie… ¿en qué favorece la propagación del virus? Trabajar con otros 500 como tú, se permite. Correr no. ¿Y la gente que se dedica profesionalmente a correr, cómo lo hace? Si en otros países con mucha mayor población que España está permitido correr, ¿por qué aquí no?

«Es que te puedes lesionar si sales a correr y ocupar una cama en el hospital», me dice un amigo, mucho más comprensivo que yo con los que nos gobiernan. Ya, pero es que si no salgo a correr pronto, me voy a cortar las venas y entonces también voy a ocupar una cama en el hospital. Sí, sí, lo sé; sé que este es, quizá, el menor de nuestros problemas hoy por hoy, y que seguramente habrá mucho gurú de lo políticamente correcto que me afee la conducta y me sermonee y rocíe mi calva pecadora con el hisopo de la solidaridad ciudadana y todo eso, pero pueden ahorrárselo, por que cada cual tiene sus prioridades en la vida y sus locuras en la cabeza y para mí correr es tan importante como para otros hablar, reír o amar. Así de simple.

El único consuelo derivado de todo este asunto del Coronavirus es que a mi panadera la estoy haciendo muy feliz cuando, cada día, aparezco por decimoquinta vez a por otra barra de pan. Mi banquero, sin embargo, me asegura cariacontecido, cada vez que me acerco a su entidad a consultar el estado de mis escuálidas finanzas: “ ¡que noooo, Castán; ya te he dicho que en una hora es imposible que cambie el tipo de interés de tu hipoteca!”.

___________________

.

.

MÁS SOBRE CORREDORES DE MONTAÑA Y MATERIAL TRAIL

_________________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com