K42 Series Argentina, desde dentro (42k/D+2.300m) Crónica personal y galería de fotos, por Mayayo. Maratón de montaña en Villa La Angostura.

.

Érase una vez, Patagonia. Un rincón diferente del mundo. Lejana y aislada entre lagos enormes, cimas nevadas, bosques primigenios y viento, mucho viento. Mapuches, conquistadores, jesuitas, pioneros, soldados, pescadores, cazadores, montañeros, esquiadores….todos pasaron por aquí y fueron dejando huella. El fin del mundo para unos. Paraíso en la tierra, para otros.

 

Para mi, correr aquí por primera vez con la 16ª edición de la clásica maratón de montaña K42 Series Argentina ha sido una combinación única de dolor y placer. Arrancamos con videoresumen desde Parque Nacional Los Arrayanes y luego os dejo crónica y fotos. 

_____________________

 

42KM POR LA PATAGONIA. CRÓNICA PERSONAL, POR MAYAYO. 

.

La carrera del K42 Villa La Angostura se ancla en plena Patagonia Argentina. Acogida en el corazón del Parque Nacional Nahuel Huapi, que con su creación en 1922, fue pionero en la Argentina, a partir de unas tierras donadas por el propio Perito Moreno. Terreno histórico, del que en 1971 se desgajó la península de Quebrihue, a cuyo abrigo nació esta villa, para acoger el Parque Nacional de los Arrayanes. Se trata del más chiquito del país, refugio del dulce árbol color canela que le da nombre y con unas privilegiadas vistas desde lo alto de sus farallones.

.

De la antigua misión jesuita del Nahuel Huapi, masacrada en 1717 por los nativos, a la estación de esquí del Cerro Bayo creada por un belga a partir de 1975, Villa La Angostura ha sabido mantener su encanto natural y acercarse a los apasionados de la montaña.

.

Un paso más llegó cuando Diego Zarba y Norma Heredia arrancan el sueño de una gran maratón alpina que subiera del pueblo a la cima del Cerro Bayo. Dieciséis ediciones después, esta es la K42 Villa La Angostura que yo viví, donde la crónica deportiva es solo una parte del gran encanto que tiene viajar hasta aquí para vivirla. Así fue mi Antes-durante-después del dorsal.

 

 

Viernes 16NOV. Madrid-Buenos Aires-Bariloche-Villa La Angostura. Más de 30 horas de viaje hasta descansar en La Posada del Cipres, espero que haya valido la pena… Ayer recogí el dorsal y la “remera” obligatoria en carrera para todos los populares. Por fin, mañana me estreno en K42 y me pilla inseguro. Dos lesiones esta temporada me han dejado con pocas carreras y baja forma. Hasta los 21km del pasado sábado en Ecotrailmadrid se me hicieron largos, con calambres en el tramo final. Pasamos por el físio después, claro, pero aún así.. ¿Como me sentarán ahora los 42k/D+2200m de esta?

Miramos la meteo, siempre un yuyu por el viento, frío y nevadas de acá, tan fuertes que la traza tiene un desvío previsto por exceso de viento, evitando la expuesta cima del Bayo. Para soltarme hoy, me voy de paseo al minúsculo Parque Nacional de los Arrayanes. Sus miradores del Brazo Norte y Bahía Mansa son toda una delicia. Dejo todos los tratos preparados, con esto voy a correr.

.

Sábado 17NOV ¿La única ventaja del cambio de horarios al cruzar el charco…? Corremos a las 9am, pero desde las 5 ando con los ojos como platos ya. Por una vez, tengo tiempo para prepararlo todo con mimo y llegar sin agobios a la salida. Hay 7 grados aquí abajo, voy trotando a la salida, para templar el cuerpo. Gran ambiente hoy aquí, elites y populares. Muchas chicas, muchas. Y es que, dejar más de 12 horas para cruzar meta hace que la carrera se abra a grupos enteros que desde esta meta se irán enganchando a las carreras de montaña. ¡Bravo!

¡Salimos! Gritos de ánimo por todo el pueblo, hasta que giramos y embocamos el bosque primigenio. Un primer bucle de 15km subiendo y bajando por el bosque cerrado, espeso. Es magnífico. Corremos por el camino y apenas unos metros más allá, la tierra aparece virgen, como si nunca la hubiera pisado la planta del hombre. El desnivel se ha endurecido bastante este año, víspera del mundial, con casi 500m más de desnivel precisamente en esta sección. Duele, pero ya bajamos….rumbo al Cerro Bayo, que desde lo alto de sus 1.800m decide siempre la carrera.

.

Corremos una sección de pisteo al borde del pueblo, luego vuelta al sendero por el bosque. Aquí vamos alternando, siempre con muchos ánimos y muchos avitus. Cada 6km o así nos dan de comer y beber, cada pocos metros hay alguien animando, apoyando. Y muchos, muchos voluntarios de seguridad, casi en cada rampa. Ah! Que no me olvide de los vadeos de ríos, un clásico patagonico. Aquí tres corrientes heladas nos espabilan las piernas antes de pisar por fin la estación de Ski de Cerro Bayo, sobre el 26k. Aquí empieza el subidón más feroz, por el sendero bautizado como RAIZAL II. 

Aghhhh! Dura cuesta esta del Raizal, que decide cada año con sus 3,5k/D+800m. Bosque denso primero y ya arriba aparece la nieve sobre la tierra pelada. Frío. Empieza a nevar. Parar, subirse manguitos, ponerse guantes, gorrino y un chaleco cortavientos. Parada técnica en el penúltimo bosquete, que esto del magnesio-potasio nunca me sienta bien del todo.

.

¡Vamos! Últimas lazadas y ya coronamos. Bárbaro aquí arriba. A 1.800m se abre bajo nosotros todo el panorama del Nahuel Huapi: Bosques, lagos y cimas nevadas. Allá abajo se ve La Angostura, dale. Bajada muy divertida, más de lo que esperaba. El tramo cimero tiene partes delicadas entre rocas rotas y nieve variable. En una de ellas nos espera Fernando, periodista que me hace la foto con que arranca este artículo. Seguimos bajando. Dejamos la estación tras el avitu del Restaurante Tronador y vuelta al bosque.

.

Son los últimos 10km ya. Deliciosas, llegan mil curvas y recurvas por el sendero en fuerte descenso donde lucirte si tienes fuerzas. Y donde padecer si, como me pasa hoy a mi, se desatan por fin los calambres. Paciencia, alternar correr-caminar según se pueda y seguimos. Saludo a Fede, compañero de prensa argentino con quien hemos alternado muchos km y que llega ahora desde atrás como un avión. Me pasa en el 37k y de allí a meta me metera 5min, Ay…… ¡Último kilómetro! Lo hacemos por toda la avenida principal con el pueblo entero animando. Lindo, relindo ese final.

Cruzo meta, han sido 7h03m para estos 42km/D+2200m. Saludo a Andrea, Julio y otros compañeros de estos kilómetros finales. de El plan previo era marcar 6.30-7h y al final no he perdido tanto pese a los calambres. Contento…más aun cuando nos acogen en meta con un guiso caliente de lentejas y carne. La felicidad, era esto.

______________________

..

K42 VILLA LA ANGOSTURA 2018. GALERIA DE FOTOS. 

.

_________________________

.

MÁS SOBRE ULTRA TRAIL EN AMERICA Y CARRERAS DE MONTAÑA

_____________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com