Sierra de Cazorla, Segura y las Villas. Sendero GR247: Trail running por los bosques del Sur por Francisco Catena.

Los senderos de gran recorrido son un gran aliado para el trail running. Francisco Catena, uno de los corredores de montaña de referencia en Andalucía, comparte hoy aquí razones y consejos para llegar corriendo a algunos de los rincones más escondidos de su tierra. Un lujo ver este sendero GR247 a través de sus ojos.

Sendero GR 247 Cazorla Segura y las Villas fotos (7)

________________________

“TRAIL RUNNING POR LOS BOSQUES DEL SUR” Francisco Cátena.

Para los corredores de montaña, los senderos de Gran Recorrido (GR) se han convertido en una opción a la que recurrir cada vez con más frecuencia. Las excepcionales actividades llevadas a cabo por grandes figuras de este deporte –Fernanda Maciel en el Camino de Santiago, Kilian Jornet en la Transpirenáica, Zigor Iturrieta en el Pais Vasco y Cataluña[1]– han puesto el foco sobre un enorme campo de juegos que promete sensaciones diferentes en cada paso. Sensaciones que, al contrario que en otros deportes de aventura, se pueden degustar sin tener unas cualidades atléticas privilegiadas. Basta un profundo respeto por el medio, el equipo correcto y la humildad necesaria para saber dar la vuelta cuando te obligan las circunstancias.

GR247 Senderos Bosques del Sur. Mapa integral.

GR247 Senderos Bosques del Sur. Mapa integral.

“Sendero Bosques del Sur” es el nombre que se le ha dado al GR 247, un recorrido diseñado por el área de Turismo de la Diputación de Jaén para circunnavegar los 2.000 km cuadrados de naturaleza ruda y salvaje que conforman una de las zonas más desconocidas de España y Andalucía.

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas está formado por tres cordales de montañas cuya altura media ronda los 800 msnm. y que en algunos puntos sobrepasa los 2.000. Es Parque Natural desde el año 1.986, Zona Zepa desde 1.988 y Reserva de la Biosfera desde 1.983. El proyecto de un sendero que rodee el espacio protegido más grande de España y segundo de Europa busca atraer a deportistas amantes de la naturaleza a unas sierras que  ya están acostumbradas a ver a la gente llegar desde muy lejos. No obstante, dos han sido los movimientos poblacionales esenciales para entender la actual configuración de este territorio.

El primero tuvo lugar hace más de seiscientos años, cuando los reyes cristianos asediaban el reino Nazarí de Granada. La delgada línea que hacía de frontera resistía a duras penas las constantes acometidas de los árabes por salir de su cerco, por lo que se hizo imprescindible traer a pobladores de la vieja Castilla y del Bajo Aragón para que fijasen y cuidasen cada palmo de terreno ganado en la batalla.

Mucho tiempo después, cuando aún quedaban bosques tan espesos que no tenían ni dueño, el gobierno abrió la veda para que nuevos colonos convirtieran la maraña de pinos y encinas en un espacio cultivable del que mínimamente se pudiera sacar provecho. Atraídos por el poderoso incentivo de las tierras en propiedad, gentes de las provincias de Granada, Almería y Murcia llegaron con escasas pertenencias y aún menos miedo a probar fortuna en unas tierras que, por lo virgen y remoto, se antojaban el paraíso.

Sendero GR 247 Cazorla Segura y las Villas fotos (6)

El resultado del primer episodio fueron los incontables castillos y fortalezas diseminados por los términos de los veintiséis municipios que conforman el Parque. El resultado del segundo es una mezcla de tradiciones, costumbres, palabras y pareceres que generan una identidad tan genuina que excede las fronteras oficiales, que no pasa inadvertida al curioso y que conviene tener en cuenta a la hora de adentrarse estos Bosques del Sur.

GR247: Casi 500 Kilómetros de sendero circular.

Oficialmente los 479 kilómetros de sendero se empiezan y se acaban en las afueras de Siles, último pueblo de la provincia de Jaén antes de entrar en Albacete, a 175 y 138 km de ambas capitales. Sin embargo, las más de 3.000 balizas y señales se han dispuesto para que se pueda iniciar el recorrido en cualquiera de los pueblos que se atraviesan y se pueda continuar la marcha en cualquiera de los dos sentidos.

Las tres variantes añaden aún más flexibilidad a las 21 etapas de este sendero, pudiendo adaptar la actividad al tiempo y capacidad de cada deportista. Además, las 11 derivaciones o extensiones hacia puntos de interés prometen llenar las redes sociales de fotos en lugares tan emblemáticos como el Nacimiento del Guadalquivir o moles tan imponentes como Caballo Torraso (1.726m.) y el Banderillas (1.993m.).

Sendero GR 247 Cazorla Segura y las Villas fotos (2)

Viaje por los Bosques del Sur

A falta de la publicación de la guía del sendero no se pueden dar datos exactos del trazado por lo que no sin cierto placer toca tirar de imaginación para anticipar lo que nuestros pasos pueden encontrarse.

Partiendo hacia el Suroeste, las primeras y las últimas etapas discurren por el corazón de la Sierra de Segura, donde aún se vislumbra la llanura manchega y donde más presente se tiene la noción de frontera. Cumbres como Peñalta (1.420m), o el Yelmo (1.807 m.) y los castillos que coronan las villas de Hornos y Segura recortarán el horizonte mientras se avanza por el seno de la masa arbórea más importante del sur de la península ibérica. Nada debería sorprender en paisajes habitados por al menos 2.200 especies vegetales y muestra de ello son las Acebeas, un bosque de acebos, hiedras y avellanos que parecen robados al Norte más húmedo. Para los que huyan de la frialdad del dato, ahí quedaron los versos de Jorge Manrique y San Juan de la Cruz, que estando por aquí bajaron al papel la magia que continuamente flota en el aire.

Sendero GR 247 Cazorla Segura y las Villas fotos (5)

Las orillas del pantano del Tranco guían los pasos hacia la Sierra de las Villas, el más pequeño de los tres macizos. Se extiende hasta donde el jovencísimo Guadalquivir corta la montaña y es conocida por los abundantes cascadas y saltos de agua que en ella se encuentran. Si la estación está siendo lluviosa  merecerá la pena salirse del itinerario en busca del río Aguascebas, que tras el embalse del mismo nombre se deshace en una serie de espectaculares cascadas. Ocho coquetos saltos de entre cinco y veinte metros acompañan a las cascadas del Aliviaero (30 m.), del Chorrogil (56 m.) y de la Osera (130 metros) en un tramo de apenas 3 kilómetros y 700 metros de desnivel.

Al otro lado del río -palmo más, palmo menos- comienza la majestuosa Sierra de Cazorla. Las marcas rojas y blancas nos llevarán de pasada por los enclaves más visitados del Parque y nos dirigirán hacia peñas que han visto más de lo que muchos jamás creerían. La resistencia del maquis grabada a fuego en el entorno de Quesada, los viejos cortijos y aldeas situados en rincones que demuestran que se puede hablar de la mitad de la nada y no estar exagerando, el espectáculo geológico de la falla de Tíscar… dan una idea de la relación del hombre con un medio que resulta demasiado poderoso como para ser domesticado y demasiado atractivo como para conseguir ignorarlo.

Es en los alredededores de la falla de Tíscar donde el sendero vira hacia el  Noreste para tomar la dirección que le llevará a donde empezó. Aún quedan siete etapas que discurren por  los sectores más despoblados del Parque Natural. Quizá entre los más llamativos se encuentren los campos de Hernán Pelea, una estepa kárstica totalmente descubierta a 1.600 metros de altura media donde la soledad y el aislamiento llegan a sobrecoger. Una pista forestal los atraviesa de punta a punta para unir los tres refugios que restan algo de hostilidad al lugar, que pasa por ser una de las zonas más frías de España pero también por tener algunas de las noches más bellas y propicias para la astronomía.

Sendero GR 247 Cazorla Segura y las Villas fotos (4)

Vida en el sendero.

Las aspiraciones del proyecto son altas. Impulsado desde el área de turismo de la Diputación Provincial de Jaén, pretende tratar de tú a otras propuestas ya consolidadas como el Sulayr de Sierra Nevada o el mismo Camino de Santiago. Para ello se ha invertido un total de 598.000€ de los que casi la mitad han servido para dotar de alojamiento a los tramos más alejados de los núcleos urbanos y que no cuentan con otra posibilidad. Casetas de vigilancia de incendios  y tinás, nombre con el que aquí se conoce a los refugios para el ganado y sus pastores, están siendo equipadas para garantizar la pernocta a los deportistas que asuman la aventura de descubrir estas tierras poniendo un pie detrás de otro. Se estima que estos trabajos de acondicionamiento finalicen en los primeros meses de 2013, cuando ya estarán disponibles tanto la guía del sendero como la app para smartphones.

El mundillo montañero es un ambiente en el que la discusión pasa pronto a polémica cuando se  tratan las diferentes formas de hacer las cosas. Así, no han tardado en surgir voces que critican la abundancia de señales y carteles, los excesivos kilómetros de carril -pista forestal- y los escasos -alrededor de 125 km-  tramos de senda que en opinión de muchos no sacan lo mejor de estos parajes. De lo que no hay duda es que se ha logrado un programa accesible a todo el público con una mínima experiencia en deportes al aire libre a la vez que un excelente punto de partida para que aquellos más inquietos maquinen sus fechorías. El sendero rodea una superficie similar a la de la provincia de Vizcaya y eso ya debería sugerir que en su interior quizá quepa todo menos el aburrimiento.

Los jorros o sendas estrechísimas por donde antiguamente se sacaba la madera están esperando a que alguien los descienda tan rápido como le permita su técnica. Cabras y muflones contemplarán desde las altas calizas como hombres y mujeres cargados con lo indispensable avanzan por donde hace mucho que ya no pasa nadie. Puertos de montaña dejarán al corredor frente a los sesenta y seis millones de olivos que forman el único mar posible en una provincia sin costa. Por si fuera poco, las fortalezas que aún resisten en pie vigilarán los pasos de aquellos que se atrevan a vivir sus sueños.

Sendero GR 247 Cazorla Segura y las Villas fotos (8)

Antes de hacer la mochila y llenar el Camel-Back.

Se empieza a decir por ahí que los corredores de montaña son enviados del demonio que llevan la prisa a donde antes había sosiego. Seres fríos y calculadores capaces de perderse una puerta de sol sólo por bajar al pueblo un minuto antes de lo previsto. Pero nada más lejos de la realidad, un físico capaz de enlazar picos en horarios imposibles no significa un espíritu vacío.

No faltarán valientes que se lancen a la aventura de recorrer esta vía o partes de esta vía en el mínimo tiempo posible. Las ganas de ser mejor están en la esencia del ser humano y éstas se acrecientan en la montaña, un entorno que por mucho que se empeñara el ochomilista Boukreev a veces es templo y a veces es estadio. Es de esperar que la velocidad no sea la única razón que lleve a los corredores al camino, pues poco aportaría si no hay otro significado. Porque como dijo el sabio serrasegureño:

Para qué quieres llegar tan pronto…Si  cuando llegas no sabes qué hacer y tienes que volverte adonde estabas antes

Francisco Catena Cózar.

En twitter: @frankatena


[1]    Zigor Iturrieta ha realizado los siguientes GR’s o partes de GR’s: GR-221 o Ruta Mikeldi; sector de la costa de la Vuelta a Guipúzcoa (GR 121); 90 kms del GR-5 en Cataluña;GR-35 o Ruta del Vino y el Pescado en dos etapas.

___________________________________

SENDERO GR247 Cazorla, Segura y las Villas. Fotos por Pedro Ruiz.

___________________________

MÁS INFO DE MATERIAL Y CARRERAS DE MONTAÑA. 

Nuestras opiniones e info sobre material de trailrunning de todo tipo y marca: Mochilas, bastones, chaquetas, zapatillas de trail, etc..

Calendario carreras de montaña 2013 destacadas: FEDME, ultra trail y más.

Tienda online material para trail y montaña, ofertas especiales aquí

______________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com