septiembre 13

Ultra Trail: FAT DOG 120 MILES CANADA. Crónica personal por Fernando González. (3º Absoluto)

.

Dentro del mundo del ultra trail, nuestro colaborador Fernando González, como asturiano que es, ha tenido siempre devoción por la Travesera de Picos, con seis de ellas ya a sus espaldas, como esta que nos contó en 2012. El año pasado completó en estas mismas fechas de Septiembre el Tor des Geants, una prueba que como a tantos otros gigantes lo dejó marcado. (Aquí su crónica de la misma) De ahí nació la idea de disputar esta dura y hermosísima ultra canadiense, la Fat Dog 120 Miles que logró terminar en el 3º puesto absoluto. Aquí su crónica personal. 

Ultra Trail America: Fernando Gonzalez corriendo en Canada

Ultra Trail America: Fernando Gonzalez corriendo en Canada

______________________________

ULTRA TRAIL AMÉRICA:  FAT DOG 120 MILES (British Columbia, Canada) 

Crónica personal por fernando González

Recién finalizada la prueba deportiva más grande de mi vida, EL TOR DES GEANTS, surgen preguntas sobre lo que hacer el año próximo… ¿Repetir en el TOR?  Seguro que no… lo que fui a buscar en esa carrera, lo encontré. Y me hizo FELIZ. Escribiendo hoy esta crónica, justo un año despues, recuerdo de nuevo que tal día como hoy llegaba pletórico a la meta en Courmayeur. Tras ser GIGANTE en el TDG, nada vuelve a ser lo mismo.

En fin, volviendo a lo que nos toca. Una vez más nos planteamos cruzar el charco en busca de nuevas experiencias, esta vez soñamos con Canadá y sus magníficas MONTAÑAS ROCOSAS.

Me planteo, como proyecto personal, correr y hacer montaña en los cinco Parques Nacionales más bonitos del país.

– REVELSTOKE.
– GLACIER.
– YOHO.
– BANFF.
– JASPER.

Situados en los impresionantes estados de La Columbia Británica y Alberta.
A mitad de viaje participaría en una hermosa prueba, la “FAT DOG ULTRA TRAIL 120 MILES”, unos 200 Km de recorrido con casi 9000 metros de desnivel positivo, lo suficientemente larga para una vez más pasar unas cuantas horas en el planeta ULTRA y disfrutar…
Tras volar a Vancouver y realizar buenos entrenos por el Stanley Park, uno de los parques urbanos más grandes, salvajes y bonitos del mundo con ¡¡200 km de senderos!! Nos subimos a nuestro coche y emprendemos nuestro periplo.

PARQUE NACIONAL REVELSTOKE, poco conocido pero encantador, buena introducción a las “CANADIAN ROCKIES”, flora impresionante y bonitas montañas y lagos.

PARQUE NACIONAL GLACIER, también poco conocido y muy salvaje, donde respiramos la alta montaña ya en su plenitud, ascensiones ya más técnicas en un ambiente alpino repleto de glaciares.

-PARQUE NACIONAL YOHO, estupenda zona, no me planteé rutas demasiado exigentes ya que el comienzo de la prueba era inminente…
Un par de días de coche rumbo al sur, con parada en las magníficas playas de los Lagos del Valle de Okanagan y su cálido clima semidesértico y llegamos al

-MANNING PROVINCIAL PARK lugar que acogerá el “meollo” de la FAT DOG.
Lo primero, más de uno se preguntará el porqué del nombre de esta carrera… (Perro Gordo)
Sencillo, por la zona discurre el Fat Dog Creek un riachuelo que le da el nombre a esta.
Llega la hora de la entrega de dorsales y los chicos de “Mountain Madness Trail Running”, los organizadores, me reciben como una gran familia.
Enseguida reconozco caras conocidas de las fotos vistas en la web de la prueba entre ellas a mi futuro amigo Hassan Lofti-Pur, SAM. Recordman y ganador del 2012. Un gran tipo, estupendo corredor pero aún mejor persona.
Las horas pasan rápido y toca despedirse de la familia ya que esa misma tarde nos subimos al autobús de la organización para en un trayecto de unos 100 km ir a dormir a Keremeos, un pueblecito con encanto del oeste americano, ya bastante cerca de la línea de salida del día siguiente.
Llueve a mares, acudo a la informal reunión informativa de la carrera y tras la cena paso buena noche en el motel. Tras unos cuantos días de camping, echaba de menos una buena cama.

Ultra trail america fotos 2013 fat dog 120 miles canada

Ultra trail america fotos 2013 fat dog 120 miles canada

Despierto y salgo a desayunar. Es el gran día.

A las nueve control de material y de nuevo al autobús para llevarnos a la línea de salida en Cathedral Provincial Park a unos 20 km.
De camino veo un estupendo Oso Grizzly retozando en una pradera y a pocos metros de mí… FANTÁSTICO.
Ya en la línea de salida nos reunimos con un montón de corredores que ya habían viajado hasta allí por sus medios.
Hace buen tiempo y hay ganas de empezar, mientras estiramos charlo con los compañeros.
3, 2, 1… ¡Allá vamos!

La salida se da desde un puente en el fondo del valle y nada más empezar ya tenemos por delante 1500 metros de desnivel positivo en duro ascenso, salgo entre los 20 primeros y me siento eufórico, corremos por unas zetas en las que adelanto por el medio a cuatro patas… jajaja
En lo alto ya estoy entre los 10 primeros pero mi ritmo es el que llevaría para una carrera de no más de 40 km y aquí nos enfrentamos a 200…
Me estabilizo y me centro en la montaña, las subidas y bajadas se suceden, los avituallamientos son muy buenos y los voluntarios ejemplares.
Va pasando el día el terreno es más trabajoso de lo que pensaba, raíces, vegetación, zonas húmedas…

Cada poco rato toca hundir las zapatillas en el fango por lo que los pies van mojados todo el rato, incluso cruzamos un caudaloso río ayudados por cuerdas y con el agua por la cintura.
No me cambio en ningún momento ni siquiera de calcetines, total sería para volver a mojarlos al momento.
Corro unas horas con un compañero estadounidense, un tipo de gran fortaleza física, al llegar la noche me dice que se encuentra bien pero que mentalmente no puede seguir.
Extraño mundo este de las ULTRAS en el que hay que combinar un gran poderío físico con la mentalidad oriental de un yogui.
Afronto la noche en séptimo puesto y en soledad, son las nueve de la noche y acabo de perderme por lo que hago una media hora de más hasta que vuelvo al trazado.

En las horas sucesivas gano unos puestos y al amanecer voy en cuarto lugar… ¡FANTÁSTICO!
Ni en mis mejores sueños pensaba en algo así.
Cumplidas las primeras 24 horas de carrera y ya con la salida del sol corro con energías renovadas, desayuno un par de sándwiches y a correr de nuevo. Poco después huyo de los mosquitos, que hoy quieren unirse a la fiesta, como una nube me rodean durante horas, un buen incentivo para no pararse mucho, la imagen de ir corriendo y a la vez ir espantándolos con una rama tendría que ser cuanto menos cómica.
Encuentro de esta guisa al tercer clasificado y además va cojo…
Nos saludamos, charlamos un rato y sigo adelante que aún queda un buen trecho.
Por momentos el correr tantos kilómetros rodeado de árboles me hace sentir cierta sensación de claustrofobia, pero al salir del bosque en lo alto y ver esos paisajes tan impresionantes, mi alma se queda en paz.

Ya llevo cinco de los seis tramos de los que se divide esta ruta calificada por la organización como “The MOST scenic ultra in Canada”
Dejo atrás tres de los más bellos Parques Provinciales de la Columbia Británica cuando afronto el último tramo, el llamado SKYLINE de algo más de 30 kilómetros y a la postre uno de los más bellos.
Me comentan que se trata de subir y bajar seis cumbres antes de hacer una bajada que te lleva a meta en el Lightning Lake de Manning Park, afronto decidido este y subo como una moto… ya apetece llegar al final y a ser posible de día para no enfrentarse a una nueva noche.
Voy contando “cumbres” cuatro… cinco… seis… ¡Toca bajar!

Llego a un pequeño avituallamiento y me dicen que hay que subir y bajar seis cumbres antes de llegar a meta…
¡Me quedo a cuadros, parece que estoy viviendo la película del “Día de la Marmota” en un bucle sin fin! Jajaja
¡Adelante!

Estas sí que cuentan, terreno estupendo y magníficas vistas a grandiosas montañas desde la cumbre de otras no menos grandiosas.
Ultima cumbre, se que algo se acaba, aprovecho para sentarme y sacar una piedrecilla disfrutando del atardecer en soledad. Por delante una estupenda bajada, senderillo roto y disfrutón de los que me gustan para bajar fuerte y ponerle la guinda al pastel, bajo feliz, ligero y con la energía de quién le mueve la ilusión de un sueño cumplido y soñado tantas veces durante este último año.

Ya veo el lago al fondo, oigo la megafonía, música, aplausos, la familia… borracho de sensaciones entro en meta aún de día.
Son las ocho de la tarde y llevo corriendo 34 horas y 9 minutos. He entrado el 3º en la clasificación general masculina tras el Canadiense Hassan Lofti-Pur con un tiempo estratosférico y el Estadounidense Jeffrey Humble tan solo 5 minutos delante de mí…
Pódium y entrega de premios.

Al día siguiente subo al coche ilusionado para hacer otros 1000 km y volver a la montaña en el corazón de las Rocosas del Estado de Alberta en los Parques Nacionales de Banff y Jasper. ¡Aún quedaban un montón de buenos momentos en montaña por vivir en Canadá!  Pero esa es otra historia…

__________________________________

ULTRA TRAIL AMÉRICA: FAT DOG 120 MILES. Guía del corredor original, completa. 

___________________________

ULTRA TRAIL AMÉRICA: Galería fotos Fat Dog 120 Miles por  Fernando González. 

MÁS SOBRE CARRERAS DE MONTAÑA 2013 Y MATERIAL DE ULTRA TRAIL

Más sobre las ultra trails de América, de las Rocosas en Colorado a la Barranca del Cobre tarahumara. 

Tienda online de material para trail y montaña, ofertas especiales aquí

Carreras de Montaña 2013: Madrid, España, Europa, USA, Skyrunning y más. Calendario y novedades. 

_________________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com