FIRENZE URBAN TRAIL: Correr por Florencia 13k-30k-45k-58k ¿Te vienes? Regalamos dos dorsales.

.

¡Ven a correr ultra trail en Florencia con Carrerasdemontana.com, te invitamos! La carrera natural va, poco a poco, tomando entornos urbanos. El Ecotrail Paris o nuestra Ultra Collserola ya congregan miles de dorsales para correr por senderos y rincones sin asfaltar, lo que a la vez nos permiten descubrir rincones nuevos de ciudades que ya creíamos conocer. O, mejor aun, descubrirlas por primera vez.

En su momento se trató de agrupar esta  idea como “Urban Trail”, habiendo tenido ya varias carreras y múltiples quedadas en todo nuestro país en esta línea. Hoy, para celebrar las Navidades queremos regalar a nuestros lectores DOS DORSALES PARA CORRER EN FLORENCIA, ITALIA. Será el 5 de Marzo ¿Te vienes? 

Actualizado 4ENE16: Enhorabuena Ernest y Mikel, nos vemos en Florencia

firenze urban trail 2

____________________________

.

III FIRENZE URBAN TRAIL: UNA OPORTUNIDAD ÚNICA PARA VIVIR FLORENCIA. 

3ª Edición / Fecha: 5-6 Marzo 2016 / Distancias 13k-30k-45k-58k.

“¿Montar una carrera de urban trail por Florencia? ¿Y esto, a quien se le ha ocurrido…?” Sinceramente, esa fue la primera reacción en nuestra redacción al oír hablar de esta original prueba. La respuesta: Ni más ni menos que al equipo creador del Lavaredo Ultra Trail. Oppps, pues esto es sin duda, toda una garantía.

Así pues, vamos a repasarlo en detalle para todos, ya que hay carreras adaptadas a todos los niveles: De 13km mixtos de iniciación a sumar 58km combinando una  etapa de 13k nocturnos y otra con 45k diurnos, para los ultreros veteranos.

Firenze Urban trail: Carreras de 13km a 58km

Firenze Urban trail: Carreras de 13km a 58km

.

Esta tercera Firenze Urban Trail está ya consolidada como el principal evento de su categoría en toda Italia. Ofrece hasta cinco modalides distintas combinando tres trazados diferentes, donde disfrutar sea cual sea tu nivel y experiencia en este mundillo: Desde los primeros pasos en la carrera natural, al estilo de la Carrera Navidad Cercedilla. A toda una ultra trail en un entorno metropolitano, como la Ultra Trail Collserola.

Así, el evento arranca el próximo Sábado 5 de marzo a las 21:00 con unos golosos 13 kilometros nocturnos, recorriendo aquellos lugares que han hecho de Florencia la ciudad del arte más conocida en todo el mundo. Frontal obligatorio, conste, que correremos por senderos apartados y oscuros tambien, no solo por las grandes plazas renacentistas que dan fama a la ciudad, como Santa Crocce.

Sigue la fiesta a la mañana del Domingo 6 de marzo, con un menú doble, donde podemos optar bien por una carrera de 30 kilometros con un estilo “mixto” donde afrontar un trazado de nivel medio que se desarrolla hasta Settignano para que los asfalteros tenga su primera prueba con tramos de verdadero trail.

O bien optar por una verdadera ultra trail en este increíble entorno, en la espectacular prueba reina de 45 kilometros que partiendo desde el centro de Florencia nos sube por las históricas colinas de Fiesole y Monte Ceceri antes de llevarnos a una meta icónica en el corazón de la historia florentina: Piazza Santa Croce.

Existen además dos combinaciones posibles más, según nuestro estilo y experiencia: Los más urbanitas pueden optar por el Challenge (la carrera de 13 kilometros más la carrera de 30 km) y los veteranos montaraces sin duda querrán vivir el Challenge Ultra (la carrera de 13 kilometros nocturna más la ultra diurna de 45 km).

Las condiciones de inscricpión para cada una, la teneis abajo: 

registration firenze urban trail 2016

.

REGALAMOS DOS DORSALES A LECTORES FIELES, ¿TE VIENES? Por supuesto, vivir un evento como este Firenze Urban Trail no es sólo una prueba deportiva, pensamos. Más bien lo vemos como una forma de descubrir la ciudad histórica de una forma compartida con familia y amigos. Algo más original, divertido y profund quizá que hacerlo como uno más entre sus miles de turistas anuales. Así, estas carreras no dejan de ser un evento cultural ligada a lugares que son símbolos del arte y la arquitectura.

Por eso, nuestro corresponsal en Italia Luis Solá y nuestro editor Mayayo estarán allí a correr como un popular más. Por eso, queremos regalar dos dorsales para dos de nuestros lectores fieles que dejen un comentario abajo al final del artículo confirmando su interés junto al mail de contacto y/o decidan optar a esta aventura a través de nuestros medios sociales en @moxigeno y @carrerasmontana o en facebook/Carrerasdemontanacom o en nuestro youtube.com/moxigeno, o…. 🙂

¿Los ganadores? Los anunciaremos el próximo 2 de Enero al final de los propios comentarios de este artículo. Contarán cada uno con su dorsal correspondiente en cualquiera de las modalidades que elijan, por cortesía de nuestra web. El viaje y alojamiento, eso sí, quedan de parte de los afortunados. Si te apetece afrontar esta aventura, déjanos comentario al final del artículo.

Actualizado 4ENE16: Enhorabuena a nuestros ganadores Ernest y Mikel. Nos vemos en Piazza Santo Croce el próximo 5 de Marzo, dorsal al pecho. ¿No hubo suerte aún? No te desanimes, nuestra web hermana Avernotrail.com sacara un tercer y último dorsal para el viaje a Florencia en los próximos días.

firenze urban trail

.

Si la idea te parece de interés, te esperamos el próximo 5 de Marzo en la Piazza Santa Croce a las 21h dorsal al pecho. Por delante, una noche y un día para compartir una carrera única: Corriendo a la vera de un río como el Arno, gozando de viejos senderos a través de uno de los centros históricos más bellos del mundo, descubrir maravillas como los jardines de Boboli, Forte Belvedere, subir de San Miniato al Monte Iglesia, cruzar el Ponte Vecchio y luego seguir hasta Settignano, Maiano y la colina de Fiesole a través de caminos, siempre con la cúpula de la Catedral, ese mítico “Duomo” constantemente en la mira.

Si quieres ampliar detalles o inscribirte, puedes revisar la web oficial de la prueba aquí

Banner 200 x 151 pixeles

___________________

.

LA FIRENZE URBAN TRAIL, VISTA POR UN CORREDOR. 

Por Lorenzo Renzi. 

Conozco Florencia. He estado allí. De hecho, la visité varias veces. Sé bien la cantidad de monumentos históricos y obras de arte únicaa que te cruzas, simplemente caminando por las calles. Es más,  tambien tengo en cuenta lo que se entiende por “síndrome de Stendhal”, una condición que el escritor expresó por primera vez al verse desbordado de belleza e historia simplemente paseando por las calles del centro esta ciudad renacentista y patrimonio de la humanidad completa.

Conozco bien Florencia. Y es que, aquí en Italia….¿Quién no la conoce? 🙂

Precisamente por ello, cuando me dijeron de unirme a algunos amigos para correr juntos la Urban Trail de 45 K pensé que sería una maravillosa oportunidad de visitar una ciudad que está en mi corazón y en mi mente para hacerlo esta vez de una manera diferente, a través de mi deporte favorito.

Y así me encontré en el hermoso escenario de la Piazza Santa Croce, tal vez el más bello rincón entre las muchas zonas hermosas del centro de Florencia. Allí estaba yo, frente a la fachada de la basílica donde están enterrados Dante, Galileo y muchos otros mitos. Sonreía bajo ese arco, atestado de banderas y colores, con la música restallando  junto a cientos de otros corredores, en espera de la señal que daría inicio a esta “visita” de aventura, corriendo por una increíble ruta de trail.
¡Salimos! Apenas arrancar nos vemos ya sumergidos en la historia. Cruzamos las primeras calles estrechas del centro hasta desembocar en la Piazza Signoria, allí donde Galileo Galilei estuo cerca de acabar quemado en la hoguera por sus teorías iluminadas. Paso delante de la Loggia dei Lanzi con estatuas de Bernini y sigo al ritmo de mis zancadas por el patio que enmarca  la columnata de la Galería de los Uffizi, uno de los museos más populares y visitados del mundo.

Veo caras sonrientes a mi alrededor, la gente corriendo aún no busca aire con denuedo, de momento en el centro histórico el trazado sigue siendo casi plano. Paso el viejo puente entre dos olas de turistas aplaudiendo y al fin, después de unos pocos cientos de metros llega la primera sorpresa.

Desde una entrada lateral a la masa imponente de Palazzo Pitti, la estela de los corredores nos encamina por un rincón oculto hasta una entrada que desemboca en plenos Jardines de Boboli, el más grande y más visitado jardín italiano del mundo, creado por el Gran Duque Leopoldo en 1700. Vamos ya sintiendo pequeños altibajos, pendientes suaves en la tierra entre avenidas de árboles en forma, fuentes, estatuas de mármol y hermosas vistas.

Con estos primeros sube-baja mi grupo comienza a desmoronarse un poco. Subimos hasta la cima del jardín, remontando entera una gran colina para llegar al Forte Belvedere, un imponente edificio creado para defender la ciudad. Seguimos trepando. Lo dejamos atrás para subir un empinado camino de piedra y luego aún más por una larga escalera vertical en la dirección de San Miniato al Monte. Es el templo más alto, situado en una colina desde la que domina todo el centro de la ciudad.

La vista, de aquí a la Piazzale Michelangelo, es impresionante: Il Duomo, las torres del siglo XIV, la Basílica de Santa Maria Novella y Santa Croce se exhiben a mis pies, entre el  tapiz de tejados rojos que compone esta hermosa ciudad. Veo fluir abajo un río tranquilo, el Arno. Sonrío. Sé que voy a tener que bajar ahora y avanzar hasta terminar por el centro, pero no será antes de superar varias colinas circundantes.
¡Abajo! Empinado descenso disfrutando bajo las murallas de la ciudad, cortamos en una breve travesía a través del tráfico y ahí estaba yo en el puente, listo para bajar con los demás al otro  lado. Corremos directamente en la orilla del río por un pequeño sendero, puro trail running. Costeo junto con un pequeño grupo de corredores sonrientes disfrutando la vereda junto a este río. Fluye lenta y majestuosamente mientras flotamos ligeros sobre la hierba, con el sonido del agua en los oídos y un reflejo de la ciudad en la superficie calma. Sin una exigencia especial ahora, mi mente y músculos se relajan. Me embarga una emoción intensa, mientras pasan los kilómetros por la orilla del río lentamente. Que suerte tengo de estar hoy aquí, de poder correr, respirar.

De repente, dejamos la pista para doblar a la izquierda y … ¡¡Vuelven las pendientes!! Subimos calles de piedra de la antigua muralla, olivos e hileras de viñedos en la dirección del Monte Ceceri. Es aquí mismo donde Leonardo da Vinci lanzó sus primeras “máquinas voladoras”, tirando al vacío del acantilado a sus desventurados asistentes.

Corro sobre un estrecho sendero de tierra, campos de olivos, descensos repentinos, sube … un viejo camino real. Si me doy la vuelta para echar un vistazo, atrás queda ya la ribera izquierda de Florencia donde empezamos.  Reina de nuevo una tranquilidad suprema, el ritmo cadencioso de mis pasos es ahora mi único compañero. Llega la entrada al avitu dentro del Castel di Poggio. Como y bebo dentro de un castillo del siglo XIV, donde los voluntarios de esta maravillosa experiencia no dejan de animarnos.

Otro descenso y su inevitalbe ascenso. Piso sobre maderas, trepo por sobre troncos, saltando muretes hasta pisar un pueblo vecino y afrontar una empinada subida hasta el parque. que lo corona. El cansancio empieza a notarse, las piernas van más difíciles y el ritmo se ralentiza. Aquí vamos ya caminando, pero en la parte superior, ¡maldición!

Hago mi entrada en el claustro del antiguo convento y tras el  paso por su jardín me espera una nueva escalera antigua, mientras subo Florencia reaparece frente a mí como un espejismo, allí, tirada junto al río bajo la bendita luz del día. Visión hermosa, la fatiga se escapa de repente. Nos detenemos para admirar el panorama. Desde  este punto de vista, la ciudad entera tiene el mismo aspecto que cuando la regía Lorenzo De Medici y se convirtió en la cuna del Renacimiento italiano y el mundo. Mi compañero de aventura, con esa sensación de solidaridad que a menudo surge entre nosotros cuando compartimos carreras de montaña me sonríe y dice “Dale, dale que ya estamos”

Bajamos a la plaza de Fiesole por una fuerte bajada. Entonces, todavía entre calles, subimos de nuevo hacia las antiguas murallas, parece que hayamos dado un salto repentino hacia la Edad Media. Nos vemos dentro de la Granja de Maiano, entre viñedos, olivares y estanques simplemente podadas. El siguiente descenso nos lleva de nuevo hacia caminos desiguales en el Arno, el río de la que partimos. Seguimos la traza y como por arte de magia el camino nos introduce en un parque lleno de esculturas modernas: Visiones de acero y bronce que se destacan contra el cielo, de la imaginación hecha realidad mediante la reducción de un soplete, desfilan ante nosotros. Luego, de nuevo el agua. y el río.

Lo seguimos en la orilla, amansados en la dirección de la corriente, ganando terreno por una llanura larga, entre la calma de la hierba y la tierra que nos llevan de nuevo al centro. Subimos en la última trepada rematando por tramo de asfalto. Ya se siente el altavoz y la música de la llegada de júbilo.

Aquí está, la Piazza Santa Croce. Aquí está, Florencia. Aquí, la sala de llegadas llena de banderas y colores, entre aplausos y satisfacción. Tomo la mano de mi compañero y juntos cruzamos la línea de meta. Soy Finisher.
Una emoción intensa, un paisaje único, una fiesta para los ojos y para las piernas, un sendero urbano único.

¿Vendrás otra vez? Sí, este año volveré de nuevo. 

____________________

.

MÁS SOBRE TRAIL RUNNING EN ITALIA Y MATERIAL CARRERAS DE MONTAÑA

__________________________________________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com

 

Anuncios