GRAN VUELTA VALLE DEL GENAL 2017: CRÓNICA PERSONAL ULTRA 130KM EN EL BOSQUE DE COBRE, POR JUANJO MONTESINOS.

.

Seguimos con nuestra sección habitual de Carreras Montaña en Andalucía. Hoy centrados en la malagueña Gran Vuelta al Valle del Genal, tal como la vivió desde dentro nuestro compañero Juanjo Montesinos. Aquí puedes leer tambien info y crónicas de otras clásicas de la tierra como el Maratón Jarapalos, los 101 de Ronda, Ultra Bosques del Sur, Cara los Tajos y muchas más.

gran vuelta valle del genal 2017

_____________________

.

ULTRA TRAIL VALLE DEL GENAL, CRÓNICA PERSONAL POR JUANJO MONTESINOS. 

 

La Ultra Trail Gran Vuelta al Valle del Genal (UtGVVG), es correr en casa. Este año se ha realizado su 5ª edición, y menos el año pasado he participado en todas las ediciones. Participado, no acabado. El año 2014 UtGVVG me derrotó en el km 70. Me vi obligado a abandonar.Todos tenemos siempre la misma sensación, no voy lo suficientemente bien preparado a una carrera de estas, pero en esta ocasión era verdad. No había tenido el tiempo, desde que vine de terminar Ultra Bosques del Sur , de preparar los 130 km con casi 13.000 m des desnivel acumulado que tiene la UtGVVG.

Por si esta sensación no fuese suficiente, la participación hace un mes en “La Pretoriana”, 70 km por el Aljarefe Sevillano, una carrera casi sin desnivel y que tanto me costó terminar, indicaban que podría ser una imprudencia acudir a la cita del Genal.

Encima todo lo que rodeaba a esta carrera, estaba siendo muy negativo. A la falta de preparación, había que unir el catarro que vengo arrastrando desde hace 1 semana, la previsión meteorológica es que vamos a tener agua durante gran parte de la carrera y que mi compañero de fatigas, Miguel (Mágico) Ruiz, tiene un problema familiar y a última hora no va a poder venir a hacer la carrera. Todo son alegrías.

Pero la UtGVVG tiene una cosa que hace que se pueda arriesgar, pasa por 15 pueblos, por lo que hay 15 oportunidades de abandonar la carrera en puntos urbanos. Me la voy a plantear a lo “Cholo Simeone” “pueblecito a pueblecito”.

Preparo mi cuadrante de tiempos, más que nada para ver que puedo ir pasando los cortes de carrera, que aquí son exigentes. Y visto que podría ir pasando los pueblos en hora, sin pasar el límite de carrera, me pongo a hacer el ritual de preparación de ropa, que siempre parece que voy de mudanza.

La previsión meteorológica daba agua durante la carrera, pero lo que diluviaba el viernes cuando retiraba el dorsal, no me lo esperaba. A escasas 5 horas de iniciarse la carrera, una tormenta descargaba con fuerza en el Valle del Genal. Esto complicaba aún más las cosas.

Pero las ganas siempre pueden al sentido común, tenía muchas ganas de volver al valle del Genal, a correr esta durísima carrera. Tenía muchas ganas, pero no había preparado la carrera. Así que había que salir muy prudente.

Antes de la salida, entrego mi bolsa con material para la base de vida (mochila de mitad de carrera), he metido de todo. Mi primer objetivo es llegar hasta allí, así que  he preparado ropa por si continuo, y por si no continuo. Va a ser mi punto de referencia. Km 70 Igualeja.

A la hora de la salida, el tiempo no mejora nada, sigue diluviando en Algatocín, punto de partida este año de UtGVVG. Madre mia la que nos espera.

Empieza Chito (Speaker de la carrea) con su ritual de salida de esta carrera, si en UTMB se te ponen los pelos de punta cuando suena “La conquista del paraíso” aquí se te ponen al escuchar “Corredores, corredoras, aquí tenéis nuestro valle….”

Comienza la carrera, yo me he ido al fondo del pelotón para la salida, no tengo prisa en salir, hay muchos km para ir con apreturas en el cajón de salida.

Los primeros km, como en todas las ultras, el pelotón se va disgregando, pero se hacen acompañados, yo poco a poco me voy quedando sólo. He decidido salir tranquilo, y los de delante van muy rápido, y los que vienen por detrás vienen mucho más tranquilo, así que desde el minuto 1 voy sólo, que larga se me va a hacer la carrera, con lo que me gusta a mi ir charlando.

El tiempo en vez de ir a mejor, va a peor. Llegando a Gaucin km 15 de carrera, vuelve a caer una tromba de agua.

La bajada del castillo de Gaucín hasta el rio, la primera parte, se hace por un arroyo seco, pues no estaba seco. Era como las cataratas del Niagara, bonito de ver, regular para bajar corriendo y la segunda parte, la que va hacia el “Molino del Capitan” estaba totalmente embarrada. Esta es la parte que a mi me gusta, que donde hay barro hay alegría.

Saco mis dotes de esquiador,  y la primera caida me hace recordar que hace mucho tiempo que no esquío. El segundo “castañazo” me hace dejarme de tonterias, con la cantidad de carrera que queda y estoy de barro hasta los ojos.

Llegamos a uno de los puntos más famosos de esta carrera, la subida del “Molino del Capitan”, una rampita de 1,7 km, con 700m de desnivel positivo, una cuestecilla que hace que te ardan las piernas. Justo es llegar a este punto y aparece el sol, ha dejado de llover, y para subir la rampa, me quito la chaqueta de membrana que llevaba puesta, mi Salomon Bonatti que había decidido llevar para inicio de carrera.

FB_IMG_1510012415798_1510050538713

Es quitarme la membrana y guardarla y ponerse a caer agua otra vez. Termino de empapare, por si me quedaba algún lugar seco del cuerpo, el chaparrón acaba de ponerme todo uniforme, empapado por los 4 costados.

Menos mal, que no está soplando el aire, es lo que pienso. Pera que pensar nada, en la parte alta del Molino del Capitan, sopla un aire que me deja pelado de frio. ¿ que más puede pasar? Pues pueden pasar muchas cosas…pero muchas muchas.

La bajada del Molino del Capitán hasta el prado de la escribana (rio genal) lo hago muy tranquilo, sin forzar, aquí no quería gastar más fuerzas de las necesarias. Encuentro compañía, por fin puedo hablar con alguien.

La charla dura poco, lleva mejor ritmo que yo, y no es plan de ir ahogado. Siguen cazándome corredores por detrás. No me importa. Mi cabeza está en modo,.. resistir para vencer, y seguir mi plan.

Los kilometros van pasando, y mi cabeza está totalmente evadida. Mi cabeza no está haciendo la carrera conmigo. Mis pensamientos van volando, mientras voy haciendo camino. Sin música, corriendo sólo, de vez en cuando bajo la lluvia. Menudo plan.

Aún así, estoy disfrutando, difícil de entender, pero en esta vida que todo transcurre tan deprisa, que no tienes un minuto para ti, tener 130 km donde no tienes otra cosa que pensar en ti, y disfrutar de lo que te rodea, en lugar de ir agobiado, voy encantado.

Pero claro, cuando se habla que en la carreras de ultra distancia, se tienen muchos cambios de ánimo, es una verdad como un templo. Hasta llegar al Km 40 Jubrique, me lo estaba pasando en grande, 5 km después, los pies mojados y la llovizna continua, ya me hacían pensar en abandonar al llegar a Pujerra, siguiente pueblo de la carrera. Sabía que en ese puesto de avituallamiento estaban los amigo del C.D Igualeja Trepa, y que me podía quedar con ellos.

Al llegar al avituallamiento km 58, me animan y hacen que continúe, a 11 km tengo la bolsa intermedia, que era el objetivo. Además, menos los pies que los llevo mojados el resto voy mejor que nunca. Voy bien de tiempo, una 2h por delante del fuera de control.

FB_IMG_1509981736123

Planteo llegar a igualeja como tenía previsto, salgo con dos corredores, llevo casi 60 km corriendo, unas 12h y he ido solo todo este tiempo. Menudas peleas llevo conmigo mismo.

Hago gran parte de este tramo hasta igualeja (km 70) con estos dos corredores, de Bicho Runners, pero cuando llegamos a un tramo donde se puede trotar, arrancamos a trotar y… aaahhhh que dolor. Me hierven la planta de los pies. No puedo correr. Vuelvo a estar solo.

Llego a igualeja km70 cuando ya ha anochecido, voy directo a por la mochila a cambiarme entero, y a ver como tengo los pies.

Mis temores eran ciertos, tengo los pies cortados. Llevar tanto tiempo los pies mojados ha hecho que la planta del pie se haya reblandecido y se hayan formado grietas en la planta del pie.

Lo tengo claro,¡¡¡ me voy para casa!!!.

¿O no lo tengo tan claro? Me he cambiado de ropa de arriba abajo, me he puesto malla larga, térmica seca, calcetines y tenía lista mi segunda capa la Hoka Ultra de O2SO y la membrana Vertical, seca. No dan más agua. Parauta, siguiente pueblo está a 5 km.

Al final salgo, y continuo en carrea. No tengo ni idea que me motivó a salir, debía haberme quedado allí.

Llego a Parauta km74 son las 10 de la noche, y veo que allí no me puedo quedar, en el momento que me paro, me da mucho frío. Pienso en el siguiente pueblo, Cartajima que tiene un local como avituallamiento y seguro que allí voy a poder quedarme y no pasar frio. Hay 5 km de distancia. Salgo sin pensarlo mucho.

Camino de Cartajima, en la bajada de Parauta, me empieza a entrar sueño. Nunca había tenido esta sensación en carrera, el ir solo tanto tiempo, y a ritmo lento me estaba produciendo una “modorra” importante.

Ya tengo Cartajima a la vista, menudo cuestón me hay para llegar al pueblo, las ganas que tengo de llegar, hacen que me acelere, y llego a Cartajima con mucha fatiga. Justo antes de entrar al pueblo me dan vómitos, no tengo nada en la barriga así que no sale nada, eso  me deja muy mal cuerpo.

Llego a cartajima y busco un lugar donde sentarme, me siento, saco comida que llevo, saco mis “aminoacidos de marrano” (jamon serrano), queso manchego. Y eso si que me apetece comer. Me encuentro allí con Antonio (Sevi) de Bichorunners.

FB_IMG_1509979391485_1510050538480

Me dice que salgamos juntos. Pero creo que me voy a quedar allí. No veo prudente meterme en la zona más complicada de la carrera Los Riscos de Cartajima, en esas condiciones.

Estoy en el avituallamiento casi 20 minutos. He comido, y me he recuperado. Me da pena dejar la carrera, creo que los kilómetros y la noche me confunden, porque me pongo en pie y salgo dirección a los riscos.

Por el camino, me voy arrepintiendo de haber salido, no se si alguien ha tenido más peleas con sigo mismo que yo esa noche. Voy cabreado con mi imprudencia. Con lo mayorcito que soy, con la nula necesidad de hacer el tonto que tengo, que narices hago yo, metiéndome en los Riscos de Cartajima, ¡¡¡ En los Riscos!!! a las 12 de la noche. En esas voy, cuando dejo de ver balizas. ¡¡¡ Encima voy y me pierdo!!! Vuelvo sobre mis pasos, la confusión ha sido pequeña, 200 m. Vuelvo al camino correcto dirección Riscos.

Me encuentro a los voluntarios que me indican la dirección a tomar, a 4 metros,… no más de 5, está el control de salida, hay que dar toda la vuelta por riscos para llegar al mismo sitio. Veo a los corredores que ya vuelven y dicen que la bajada está para matarse. Joder que ánimos.

Me meto en faena, la cosa en subida está fea. De haber pasado todo el pelotón esta toda la roca embarrada, pero si la subida está mala, la bajada está horrorosa.

Aún así me voy defendiendo bien en la bajada, incluso voy alcanzando corredores. En un mal paso, resbalo y me golpeo contra las rocas. Buuaaahhh, que daño. Me he golpeado la tibia contra las rocas, menos mal que ha sido por la parte externa y está protegida con la musculatura, no quiero mirar si me he hecho algo, entre el barro y la malla larga, espero que si hay herida cicatrice rápido y no sangre.

Llego al punto de control, ese que estaba a 5 metros, he tardado una hora y media en dar la vuelta a los ricos, veo a los corredores que vienen para iniciar ahora los ricos. parece que la organización está pensando que ya no pasen más corredores por allí, realmente estaban para matarse.

No paro en el avituallamiento que hay, allí hace un frío que pela. Me voy dirección Juzcar. Si la bajada de los riscos estaba para matarse, la bajada por la vereda de la trocha estaba para rematarse. Encima continuo mi marcha en solitario, no veo corredores ni por delante ni por detrás.

Mi técnica de bajada ahora consiste en pegarme a las rocas como una lapa, culito apoyado en la roca y manos agarrando lo que encuentran. Todo lo que encuentra, menos las cuerdas fijas que han puesto y que no he visto. Si es que soy un desastre. Veo las cuerdas fijas cuando ya he bajado.

Cuando he terminado la bajada, y antes de llegar al avituallamiento de Juzcar km 90, hago balance de daño, he cascado un bastón, he terminado de cargarme la mochila, tengo la planta de los pies que me duele a morir y el golpe en la tibia me hace suponer que de aquí no sólo me llevo puntos para el UTMB, me voy a llevar puntos “físicos”.

Ya “sólo” me quedan 40 km a meta. Son las 2 de la mañana. Sigo sin entender, 2 días después de terminar, que narices me hizo salir de ese puesto de avituallamiento. No lo entiendo.

Pero si creía que lo había vivido todo, en las ultras, estaba muy equivocado. Cuando voy dirección Farajan, buscando ya el km 96, me entra muchísimo sueño. Fuerzo el ritmo para seguir a dos corredores que van delante. Tengo tanto sueño que soy incapaz de seguir las balizas, prefiero seguir a estos corredores aunque tenga que forzar el ritmo. Se me cierran los ojos y … 1 min después, o 2 me despierto. He estado corriendo dormido.

Me acuerdo de Simon que me habló  Swiss iron trial   o de la The Spine Race donde son carreras tan largas que hay que dormir, y los micro sueños. Quiero llegar a Farajan, y probar eso de los micro-sueños.

Subiendo las durísimas rampas de Faraján, empiezo a tener alucinaciones, aunque estoy acostumbrado a esas que tenemos, que la mente hace que las rocas tomen formas, o que las sombras dibujen animales en tu mente, esta no eran de ese tipo. Había momentos que miraba hacia arriba, y veía el pueblo, con sus lucecitas, fachadas de casas, tejados… un pueblo, pueblo. Miraba la hora para ver que tiempo llevaba y cuando volvía a mirar, allí no había nada. ¡¡¡ No puede ser!!! ¿ y el pueblo? ¿donde se ha ido?

Que cosas más rara me estaba pasando, ahora veo las luces como de un puesto de avituallamiento, con sus camiones, furgonetas y toda la logística. Pero tampoco estaba. No quiero que se me vayan los compañeros con los que voy por nada del mundo, “estoy flipando en colores” 

Cuando llego a Faraján, veo que el sueño es generalizado, hay inclusos corredores que se han metido en el puesto de avituallamiento y están durmiendo. Yo pido un cafelito, y quiero probar eso de dormir aunque sea 15 minutos.

Pero pienso como me pare, me ponga a dormir, de ahí no me levantan ni con una mascletá valenciana. Como el cuerpo se enfríe no continuo. Así que la decisión es, dormir y que me lleven para casa, o seguir hasta el siguiente pueblo. Alpandeire.

Alpandeire es km 100 y eso suena bien. El café y reponer algo de comida me ha espabilado un poco. Salgo esperando que alguien venga conmigo. Pero de allí no se mueve nadie. Otra vez solo.

Me centro en una cosa, seguir las balizas, mi cabeza no piensa en otra cosa, Juanjo por lo que más quieras no dejes de mirar las balizas, voy tropezandome con todo, pero la tensión de no querer perderme hace que no me duela nada. Voy despacio pero por el camino correcto. O eso espero.

Llego a Alpandeire, he continuado con las alucinaciones, pero ya hasta me estaba divirtiendo teniéndolas. Si es que le busco el lado bueno a todo.

Ya estoy en el km 103. A 27 de meta. Aún es de noche, son las 6 de la mañana, pronto amanecerá. El chirimiri que ha estado cayendo toda la noche, ha cesado. Ya no me voy a parar. Tengo que continuar.

Me amanece llegando a Atajate km 110.  Allí me encuentro con David Sarrión Club atletismo San pedro. Hablamos, el lleva mucha fatiga y vómitos, más o menos lo que me había pasado a mi unos kilómetros más atrás. Lo espero y continuamos juntos.

Me viene fenomenal, tener compañía estos Kilómetros. David es un magnífico compañero, hablamos nos animamos y se hace todo más ameno. Ambos llevamos los pies destrozados, pero llega un momento que nos da igual decidimos correr.

fotos gran vuelta valle genal (2)

Ya nos quedan los últimos kilómetros, y tenemos ganas de llegar. Última subida, aprieto los dientes y la meta la tengo al alcance.

LLEGADA A META

“ya estás en casa” “A disfrutarlo”.

 


.

RESULTADOS ULTRA VALLE DEL GENAL:  Clasificacion Gran Vuelta Valle Genal 2017

______________________________________________

.

 

TRAIL RUNING ANDALUCÍA: SECCIÓN ESPECIAL.

RUTAS, CARRERAS, ENTREVISTAS Y MÁS… 

.

Aquí puedes ampliar info sobre las más destacadas carreras de montaña de Andalucía, que llevamos cubriendo en vivo desde aquel Maratón Alpino de Jarapalos del 2009 cuya crónica por Mayayo podeis leer arriba, pasando por los 101 de Ronda y antas otras pruebas a lo largo de los diez años de trabajo de CARRERASDEMONTANA.COM.  Tambien hemos querido traeros algunas de las rutas más destacadas y por supuesto, entrevistas y crónicas personales de los corredores más destacados de Andalucía en estos diez años.

.____________________________

.

 

MÁS SOBRE CARRERAS DE MONTAÑA, TRAIL Y ULTRAS. 

_____________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com