High Trail Vanoise 2018: Campeones Ragna Debats y Dimitri Mityaev. Crónica personal Xavier Espinal

.

El calendario Skyrunning 2018 llegó ayer a la High Trail Vanoise n Val d’Isère, Francia. En 2017 esta cita, heredero de la Ice Trail Tarentaise acogió el Campeonato de Europa Ultrasky con victoria en la general para Luis Alberto Hernando y este 2018 vimos en lo más alto a Ragna Debats y a Dimitri Mityaev.

.

Esta carrera es quizá la de más altitud en Europa, al coronar la cima Grande Motte a 3.614m y avanzar durante gran parte por glaciares alpinos. Más allá de la élite queríamos traeros hoy la carrera desde dentro por un popular. Y quien mejor que Xavier Espinal, que hace poco nos trajo ya su experiencia en el Monterosa Skymarathon. Asi pues, vámonos a Val d´Isere con Xavier. 

___________________

.

HIGH TRAIL VANOISE, LA CARRERA

.

El trazado: La nueva High Trail Vanoise es la heredera de la clásica Ice Trail Tarentaise de la que os hemos hablando en ediciones previas.  Se trata de un ultra exigente que se basa en un nuevo trazado inaugurado en 2016. La carrera comienza y termina en el centro de Val d’Isère, pero el verdadero desafío no se encuentra solo en los 68k/D+5.400m sino tambien en el terreno glaciar sobre el que discurre así como el techo de altitud que alcanza, llegando hasta los 3.453m. Los records del trazado al arrancar la prueba ayer eran de Nicolas Martin en 9h28’34 “y de la francesa Anne-Lise Rousset en 10h13’00”

.

_________________________

.

HIGH TRAIL VANOISE: Crónica personal por Xavier Espinal

.

High Trail Vanoise tercera manga de las Skyrunning World Series Extra. Las condiciones a las 4am, hora de la salida, en Val d’Isere son óptimas: 6 grados, cielo despejado y el ambiente místico de encontrar un enjambre de luces con 400 corredores a punto de partir delante de la famosa pista de descenso ’La Face de Bellevarde’ donde transcurre también el KV. A las 4am no hay ni ganas de calentar y aprovecho el primer tramo de subida, uno de los pocos tramos corredores de la carrera, para calentar progresivamente. El día va a ser largo y el recorrido es el original donde incluye la sublime subida a la Grande Motte (3653m) por la arista! El glaciar esta cerrado debido a las grandes nevadas de este año!

.

Así que pongo plato pequeño para trotar los primeros 1200m de desnivel hacia arriba, me doy cuenta como siempre de como una parte del peloton sale a sobreregimen para una ultra, una de mis normas es empezar suave para ir cogiendo el aire a las ultras y para controlar el ritmo es que voy respirando por la nariz los primeros compases, de esta manera no me paso al principio y voy entrando en carrera. Mi sorpresa es ver que a mi lado veo corredores jadeando, a regimen anaerobic y encima picándose en estos primeros compases.

.

Se que son carne de abandono o corte y muchos de ellos serán los que han compuesto la lista de 162 cortes o abandonos. En una carrera larga, a no ser que seas un pata negra, se ha de empezar controlando. Mucho. En fin, al cabo de una hora voy aligerando paso gasta llegar a cota 3000 donde los crampones son obligatorios. La nieve esta dura, ideal para poder subir a ritmo y el sol despunta en los alpes. Voy perfecto de energías, de ganas y motivación. Llego a la base de la zona rocosa previa a la arista somital de la Grande Motte, piedra descompuesta con bloques grandes para apoyar manos y pies, una gozada desde la que se ve a los corredores sobre el perfil de aleta de tiburón de la cima. Pasamos la cima recorriendo la arista, que lujo poder pasar por aqui en carrera! Cima de la Grande Motte 2h55’ 18.5km y 2000d+.

.

Encaro el descenso por la pendiente, hasta llegar a la zona de destrepe por las rocas, delante mio va una corredora elite bulgara que tiene problemas para desescalar, se pone de espaldas, se revuelve, se la ve con miedo… me ofrezco a ayudarla y le tiendo una mano, le aconsejo que destrepe de cara a la pendiente, se disculpa por la perdida de tiempo, me agradece la ayuda y trotamos juntos por los neveros. Se que cuando pille pista no la voy a ver mas, tiene pinta de correr fuerte en terreno fácil, pero un poco mas de entreno en montaña no le iría mal!

.

La parte final del descenso deja entrever que vamos a sufrir a en el glaciar de Pisailles ya que la nieve empieza a transformar… y te hundes, y resbalas con la perdida de energías que conlleva. 18km de descenso pasando por Tignes hasta llegar a la Daille, buen ritmo hasta ahora pero las sensaciones no son buenas a nivel de alimentación y estomacales… voy cerrado y noto los primeros efectos de lo que sera un pajarón monumental. Sube el calor y afrontamos la subida al Picheru, un KV en medio de la carrera al que denominan ‘L’enfer du Picheru’ 1000d+ en escasos 4km, aquí nos encontramos ya a los corredores de la Maratón que comparten camino con nosotros.

.

Noto que me faltan calorias, pero no entra nada, intento beber lo que puedo para salvar el golpe mientras voy subiendo a ritmo constante. Me cambio la gorra de orientacion… y las gafas de sol que estaban apoyadas encima salen rodando ladera abajo, si, si rodando, tal es la inclinación de los primeros 500m del Picheru: clinc,clanc,clinc… al final se paran a unos 200m de donde estoy… voy para abajo y remonto… que malas son las pájaras!

.

Cima del Picheru, 6h40’ carrera 40km y 3300d+. Paso el marcaje y bajo trotando hasta el avituallamiento delante del lago de La Sassiere, me fuerzo a parar. He de hidratar me bien y intentar meter algo en el estomago. Tomo una botella de St.Yorre y la vacio. Algo de queso y de pan parece que entran, tomo unas fotos y salgo caminando tranquilo para asentar lo que he tomado. Es una subida muy bonita, recorriendo un GR tipico de alpes dentro de las reservas naturales de la Sassiere y Bailletaz. Llegamos al puerto para cambiar de vertiente y encarar un largo descenso hasta Fornet.

.

En Fornet, busco sombra, leo un par de mensajes (gracies Laura!) me agencio otra botella de agua con gas, queso y pan. Son ya 8h27’ de carrera con 50k, 3600d+. He hecho contención de daños y adaptado el ritmo hasta que vuelvan mejores sensaciones. La subida que viene la conozco bien, tramo derecho que lleva hasta cruzar la carretera que lleva al Col de l’Iseran, luego un tramo de subida corredor hasta el puerto. Lo gestiono como puedo, pero voy vislumbrando el final del tunel. Parece que he podido rehidratarme y lo poco que he comido hace que el hornillo funcione otra vez aunque sea con poca madera. Llego a l’Iseran (2761m) con 10h16’ de carrera y 55k, 4500d+.

.

Aplico la tercera fase de recuperación, más agua St. Yorre, queso y pan. Hay una mar de abandonos aqui. No puedo parar mucho tiempo, hace un viento helado y me estoy quedando pajarito… se ha de salir para encarar la subida a l’Aiguille Pers (3346m) y la bajada por el glaciar de Pisailles, donde nos vamos a morir de ‘risa’… Pongo el piñón de subida, voy recogiendo zombies de la Maratón por el camino, yo no voy muy bien pero los hay que estan peor (ya sabeis, mal de muchos…) Por suerte fisicamente me encuentro fenómeno, piernas fuertes, no hay daños superficiales ni ninguna molestia. El problema no ha sido de chasis ni motor, esta vez ha sido de combustible.

.

Al llegar a cota 3200 empieza un flanqueo con algún tramo delicado hasta la cima de la Aguja, terreno mixto nieve, roca, llego al control 11:49’ con 59k y 5100+. Piiiip, marcaje en el control y para abajo el glaciar!!! Joder como esta la nieve, calcado al Monterosa de hace dos semanas, transformada, primavera, resbaladiza, pesada y divertida… pero fatigante… entre esquiadas con las zapatillas, caídas y resbalones llego a l’Iseran de vuelta. Me encuentro bien de nuevo. He estado 5 horas con malas sensaciones, pero estoy de vuelta, mas queso, pan, agua y cocacola para trepar hasta el túnel excavado en la montaña que comunica con Val d’Isere. No se ha acabado, esta tramo final se hace largo incluso sin nieve, pero este año esta muy pesado. De hecho la organización ha extendido las barreras horarias debido al alto grado de innivación del recorrido (40% para estos 70k). Aqui hay algún tramo corredor que agradezco y extiendo las zancadas, he recuperado fuerzas y corro con ganas. Como cambia todo en las ultras en cuestión de horas…

.

El ultimo descenso es empinado, con hierba y tierra, veo corredores de la Maratón a horcajadas o parados con las manos en los cuadriceps, este tramo final es el perfecto KO final para las piernas. Entro en meta en 14h02’, con mejor cara y sensaciones que hace 6 horas! Una edición memorable por la dureza añadida de la acumulación de nieve y por un día meteorológicamente perfecto. Me percato que han habido 162 cortes o abandonos y de los 382 atletas que tomamos la salida hemos acabado 220. Los que no somos buenos en esto de las ultras nos hemos de contentar con las clasificaciones por categoría y personalmente acabo en posición 14 de 110 en Veteranos-1… y unas imágenes en la retina impresionantes. Si os gustan las ultras alpinas, tiesas y técnicas el High Trail Vanoise 70K és una de las vuestras.

_______________________________

....

MÁS SOBRE  MATERIAL CARRERAS DE MONTAÑA Y ULTRA TRAIL.

_________________________

Info por  Mayayo Oxígeno, para Carrerasdemontana.com