PICO PERDIGUERO, DESDE LLANOS DEL HOSPITAL. Ascensión al Perdiguero (3.222m) y cresta Literola. Encadenar seis tresmiles del Pirineo Aragonés.

PICO PERDIGUERO DESDE LLANOS DEL HOSPITAL. Ascensión al Perdiguero (3.222m) y cresta Literola, coronando hasta seis tresmiles.  El valle de Benasque siempre es una buena opción  tanto en invierno como en verano para hacer rutas de trail running, senderismo o alta montaña. Esta vez nos decantamos por una ruta/travesía en dos etapas para hacer cima en seis tres miles del tirón: el Perdiguero y todos sus hermanos, acumulados en la cresta de Literola,

Así lo vivió nuestra #patroncarrerasdemontana PAULA BUENO la pasasa semana. Si ya estás dado de alta como PATRON, pásanos tu ruta favorita: Cada ruta publicada, tendrá como premio material de trail para que lo pruebes y nos cuentes también tus experiencias

 

_________________________________

 

RUTAS PIRINEOS: PICOS EN EL VALLE DE LITEROLA. 

 

Los que no somos aficionados ni expertos en la alta montaña nevada, tenemos que aprovechar la época estival para desquitarnos de cimas antes de que llegue el invierno. Y vaya que si nos desquitamos con esta ruta. Con el Pico Perdiguero y sus 3.322m como techo de la ruta, pudimos sumar en total hasta seis tresmiles del tirón, gozar del paso por tres ibones y saborear una acampada a 2.760 metros de altitud. Dividimos en plan en dos días para que no fuese mucha paliza ya que cargábamos con la tienda de campaña, esterilla, saco, cascos, ropa de abrigo y comida para dos días. Os presento primero al protagonista principal de la película y vamos despues con la ruta tal como la vivimos.

PICO PERDIGUERO (3.222M) Una de las grandes cumbres del Pirineo.

El pico Perdiguero es una cumbre de los Pirineos, situada en la frontera entre España y Francia. Su cumbre nos regala una amplia panorámica, tanto del Pirineo oscense como del francés, centrada en los macizos de la Maladeta y Posets. Su cumbre fue alcanzada por primera vez en 1817 por Friedrich Parrot y Pedro Barrau.

Tiene tres vías principales de ascensión: La que parte desde el Barranco de Literola, es la que tomamos nosotros. Tambien son habituales la que se inicia en el Valle de Estós y la que asciende el Valle de Remuñe.

  • La ascensión desde Literola es larga pero no técnica: Pasamos por Ibonet de Literola e ibon blanco. Después se subimos la pedrera al Hito Este del Perdiguero 3.150m y siguiendo la cresta coronamos Pico Perdiguero 3.222m
  • La ruta desde Remuñe no presenta tampoco ninguna dificultad ya que es un valle amplio y hermoso . Después de pasar el Ibonet de Remuñe el valle se encajona para después ampliarse en los llamados Arenals. Seguimos por los hitos hacia la izquierda de la pedrera, hasta el portal de Remuñe junto a la Forca de Remuñe. Desde aquí se desciende hasta el Ibón Blanco y enlazamos con la ruta de Literola.
  • El trazado desde Francia parte de las Granjes de astau.  Asciende hasta el Lago de Oo y  sigue hasta llegar al lago de Eapingo, con el refugio del mismo nombre. Remontamos una calzada romana hasta el Refugio Jean Arlaud, junto al Lago del Portillón de Oo. A la mañana siguiente, la senda cruza la presa y por el margen izquierdo trepamos al collado superior de Literola. De allí nos queda una fácil trepada a cima del Perdiguero.

PICO PERDIGUERO Y CRESTA LITEROLA, CRÓNICA PERSONAL PAULA BUENO.

 

DÍA 1: PARKING LLANOS DEL HOSPITAL (1608M) – IBÓN BLANCO DE LITEROLA (2.760M)

¿Cómo llegar al inicio de nuestra ruta? Por la carretera que va en dirección Llanos del Hospital. Dejamos la entrada a los llanos a la derecha y seguimos rectos hasta ver un cartel que indica el Valle de Literola hacia la izquierda. Aparcamos el coche en la misma orilla de la carretera ya que en la margen derecha de ésta hay sitio suficiente para dejarlo sin ningún problema. Os dejo el enlace de mi actividad de strava por si queréis descargarlo pero os aseguro que no es necesario, ya que está perfectamente marcado con hitos y marcas verdes hasta el ibón.

La ruta comienza con un tramo de bosque hasta de pronto se abre de golpe (muy típico en toda la zona de Benasque) para dar paso a un sendero estrecho que va ascendiendo de forma tendida hasta el primer ibón. El tamaño de éste nada tiene que ver con sus hermanos más superiores.

El sendero va desapareciendo dejando paso a los bloques de piedras y la subida se va acentuando, no se si sería el desnivel o los casi trece kilos que pesa la mochila de travesía. Nuestros pasos van en todo momento pegados al riachuelo por la margen izquierda.  Alto en el camino en el ibonet de literola (2475m) para comer un bocata y seguimos avanzando hasta el lugar donde pernoctaremos.

Una vez pasamos el ibón, hemos de seguir los hitos de piedra, ya que si seguimos unas marcas rojas que vemos en las piedras nos subiremos directos a la cima del Perdiguero.

El Ibón blanco de Literola: Un paraíso alpino a 2.760m

Tras algo más de 6 kilómetros y 1.170m de desnivel positivo llegamos al ibón blanco de Literola (2.760m). No podíamos haber elegido mejor sitio para pasar la noche, además desde nuestro «campamento base», veíamos casi todas las cimas que  íbamos a coronar al día siguiente.

Montaje de tiendas, cervecita de rigor enfriada en un nevero, nos abrigamos y a cenar. A las seis de la mañana tocará el despertador para dar paso al plato fuerte del fin de semana.

 

DÍA 2: IBÓN BLANCO DE LITEROLA (2.670M)/ HITO ESTE DEL PERDIGUERO (3.171M) / PICO PERDIGUERO (3.222M) / HITO OESTE DEL PERDIGUERO (3.176M) / TUCA LITEROLA(3.097M) / PICO ROYO (3.122M) / PUNTA LITEROLA (3122M)- COLLADITO- IBÓN BLANCO DE LITEROLA- PARKING LLANOS DEL HOSPITAL.

Este segundo día prácticamente no tuvo desnivel positivo, a penas 605m, ya que nos lo habíamos quitado todo el día anterior. Pero qué paliza de desnivel negativo con las piernas cansadas y la mochila cargada!

Después de una gélida madrugada (os recuerdo la importancia de llevar siempre  la ropa de abrigo y el saco de dormir adecuado) pasadas las 7 de la mañana empezábamos nuestra primera ascensión al hito este del Perdiguero. Una empinada y pedregosa subida que se hizo muuuuucho menos dura por el amanecer tan brutal que nos regaló el Pirineo. Sin una nube que nos impidiera disfrutar de vistas tan espectaculares como la del imponente Posets que teníamos enfrente.

La cima del Perdiguero (3.222m)

Seguimos la cresta y llegamos al punto más alto de la jornada: el Pico Perdiguero y sus 3.222 m. de altitud y en una losa topamos con una frase que te cala hasta el alma y que dice así: «dichosos son los hombres que suben montañas y que son capaces de mirar desde ellas con entrañas de humildad». Y qué cierto es eso de que la montaña te pone en su sitio, te enseña quién manda y si no eres humilde y precavido lo pagarás alguna vez bien caro.

Dejamos las mochilas en la misma cima y descendemos por una expuesta cresta para alcanzar la cima del Hito oeste del perdiguero (3.176m) aquí nos entretenemos poco porque al ser muy expuesto el viento sopla y la sensación térmica nos empieza a dejar el cuerpo helado. Volvemos a por las mochilas y seguimos hasta nuestro siguiente tresmil: la tuca Literola ( 3.097m). Este tramo de cresta es bajada, y si padeces de vértigo parece que te vas a precipitar al vacío, pero si con tiento sigues los hitos, echas culo a tierra y te ayudas de los buenos agarres de las rocas no hay ningún peligro.

Pasado este tramo, ya hemos superado la parte quizás más expuesta y vertiginosa de la ruta. Cuando llegas al Pico Royo -bautizado así por su color marrón oscuro, que lo distingue del resto- y echas la vista atrás dices ¡uala! ¿por ahí hemos bajado? ¿y dónde está el camino?

Una última trepada en subida y alcanzamos nuestro sexto y último tres mil de la mañana: Punta literola (3122m) aquí las vistas son espectaculares, a cada lado vemos un ibón: uno francés y el otro donde nosotros hemos pasado la noche. Una vez llegados a este punto parte de la expedición continuó hacia la aguja de Literola y el otro cincuenta por ciento decidimos bajarnos ya y evitar la trepada de 8-10 metros hasta la aguja.

La bajada, tambien duele.

Qué decir de la bajada, no voy a desdecirla por todo lo bonita que es el resto de ruta pero… ¡qué guarrada! piedra suelta, terreno pelado, y muuuuucho desnivel negativo de golpe. Existen dos posibilidades, rodear el ibón por la margen derecha o por la izquierda. Nosotros decidimos atacarlo por la margen izquierda pero ojo cuidado los hitos que sigues si no llevas el track en el reloj porque puedes aparecer en el valle de Remuñe.

Una vez llegados al ibón, a desmontar campamento, mochila al hombro y hala, a buscar el coche. En total algo más de 12 kilómetros, 605 metros de desnivel positivo y casi 1.800 metros de desnivel negativo. No era lo más adecuado para nuestros maltrechos cuádriceps pero después de la borrachera de tresmiles que llevábamos, se hizo hasta corto.

 

Una ruta que no olvidaré por haber hecho más tres miles en un día que hasta la fecha, remarcaría que no es una ruta dificultosa, pero si no eres experto, no estás en buena forma y tienes vértigo la desaconsejaría totalmente. 

 

PICO PERDIGUERO Y CRESTA LITEROLA: Galería de fotos, por Paula Bueno.

 

____________________________

 

SI TE GUSTA LO QUE LEES AQUÍ, DESDE 2007 HASTA HOY…

CLICA ESTE BOTÓN PARA APOYARNOS EN PATREON.COM/MAYAYO