Saucony Xodus 6.0: Análisis por Mayayo y prueba 900km por César García, del Aneto al Top10 Grand Raid Pyrenees

.

La saga Saucony Xodus sufrió mucho entre las zapatillas de trail running para verdaderas carreras de montaña, por los problemas de durabilidad de la 5.0 en 2014. Sin embargo, la Xodus 6.0 parece haber recuperado el nivel.

Técnicamente ofrece un peso de 323 gramos, drop 4mm y una brillante suela Vibram, al precio oficial de 140€.  Para probarlas a fondo, contamos con los 900km que César García ha rodado, incluidas pruebas tran agrestes como  Trail Aneto o las cien millas del Grand Raid Pyrenees, donde entró 8º absoluto.

Oferta especial compra online Saucony Xodus en España, aquí.

César entrando 8º absoluto en Grand Raid Pyrenees 2015.

 

________

.

Zapatillas Saucony Xodus 6 (323gr/140€/4mm drop).

Análisis técnico por Mayayo

 Esta es la tercera ocasión en que os traemos ejemplares de la saga Xodus: La Xodus 3 fue el primer objeto de prueba, por Angel Morales. La siguió hace un año su hermana la Xodus 5 a manos de Isma Muñoz y más adelante podeis leer la prueba a fondo de la 6.0 realizada por César García Molina. 

La Xodus 5.0 supuso un retroceso en toda regla, pues la reducción de peso aportada en 2014 acabó redundando en una cubierta más frágil que si bien no afectó al rendimiento deportivo,sí lo hizo y  mucho a la durabilidad. Vamos pues con el análisis técnico resumido de como Saucony buscó recuperar su máximo nivel con esta Xodus 6.0. Si quereis ampliar info con un examen componente a componente en detalle, podeis ver el artículo que ya publicamos aquí hace unas semanas.

___________________

.

SAUCONY XODUS 6.0: PRUEBA A FONDO 900KM POR CÉSAR GARCÍA MOLINA.

Acepto encantado realizar esta reseña que me piden desde Carrerasdemontana.com, ya que realmente para mí, empezar a usar este modelo de zapatillas, supuso un cambio radical en mis resultados en entrenos y en carreras, y no tengo duda de que gran parte del mérito se lo debo a ellas.

Soy usuario de la saga Saucony Xodus desde hace unos 4- 5 años. Recuerdo que en aquel entonces no eran tan populares como ahora. Mi primer par fueron unas rojas ferrari modelo 3.0 y desde entonces, salvo en la etapa de las 5.0, han sido sin duda, mis zapatillas de trail de referencia en todo tipo de terrenos.
Con ellas, he hecho infinidad de carreras bajo todo tipo de condición: Carreras sobre nieve como la Travesera 2013; pruebas en roca técnica como Ronda dels Cims 2014, Gueyus del Diablo 2014 o Travesera 2012. E incluso compartimos carreras más pisteras como Hierro 2014 o las Transgrancanarias del 2013, 2015….

Transgrancanaria 125km: Salida desde Agaete.

Transgrancanaria 125km: Salida desde Agaete.

.

Desde que empecé a usarlas he debido de utilizar cerca de quince pares, así que debo ser, lo que Saucony seguro entiende por consumidor fiel. Pero muy fiel. Y tambien creo, que puedo así criticar lo bueno o lo malo con especial conocimiento de causa.

En todos estos años, no he percibido grandes diferencias en la evolución del modelo, salvo el salto al vacío que desde mi punto de vista realizó la marca con el modelo 5.0 y que supongo ha tenido que hacerle mucho daño en cuanto a valoración de usuarios. Concretamente, ese modelo me duraron poco más de los 33 kms de la carrera del Alto Aller, donde la cubierta de la zapatilla izquierda se abrió literalmente, y la rematé en el Cross de los Tres Refugios, donde además de terminar de destrozarlas, me hice polvo un dedo por un golpe con una raíz, gracias a las nulas protecciones que ofrecía el modelo ( ¡¡70 kms duraron, con entrenos incluidos!!).

Nota redacción: Abajo fotos de las Xodus 5.0 en cuya prueba a fondo, Isma Muñoz ya avisó de este problema

.

Para mi, este paso atrás de la marca, tras mi “idilio” con los modelos 3 y 4, supuso un importante contratiempo, ya que para mi desgracia, mis pies no han sido capaces de adaptarse a otro modelo de zapatilla con los que afrontar ultras de esos en los que más disfruto, esto es: Carreras técnicas, largas, con fuertes desniveles y demás dificultades capaces de camuflar lo paquete que es uno.
Para ilustrar su adaptación, y a modo de ejemplo, con un mismo par del modelo Xodus 4.0, recuerdo que corrí sin hacer cambio de zapatillas en todo el recorrido, la Ronda dels Cims 2014 y el Grand Raid de los Pirineos en el mismo año, siendo ambas carreras exigentes en distancia > 160 kms y recorrido, especialmente en el caso de la Ronda.

Pues bien, este año 2015 conociendo las deficiencias de las 5.0 he hecho multitud de pruebas, tratando de encontrar una zapatilla sustituta, pensando sobre todo en las dos pruebas de 100 millas que tenía previstas este verano. Y en ello seguía, cuando justo en el mes de junio me comentaron el próximo lanzamiento de las nuevas Xodus 6.0, con cambios interesantes frente a las 5. En julio, por fin pude hacerme con un par ( por cierto, después de la Ronda dels Cims, donde este año me retiré…quizá por no contar con mis zapatillas-talismán).

La primera impresión cuando las cogí fue de alivio, ya que todo hacía prever que se ajustaban a lo que me habían comentado. Parece que habían vuelto a la senda de modelos anteriores. Las zapatillas en sí, aparentan, y son un poco más “robustas” que modelos precedentes ( del 5.0, ni lo tengo en cuenta por su nula operatividad) y vuelven a reforzar los laterales y el upper que es donde más lo necesitaban.


Al calzarlas, mismas sensaciones que en los modelos 3.0 y 4.0. Es una zapatilla muy cómoda, que se adapta al pie de manera inmediata y con la que puedes salir directamente a abordar cualquier tipo de prueba sin prácticamente necesidad de adaptación. En mi caso, tras un entreno de poco más de 20 kms donde se confirmaron las buenas sensaciones, directo a los 60 kms del trail Aneto – Posets, con intención de probarlas para el GRP 160.

En Aneto, muy buenas sensaciones, muy en línea con las de los modelos 3 y 4. Excelente sujeción del pie, la suela vibram sigue agarrando fantásticamente en seco en las diferentes superficies, y la amortiguación impecable. Esta carrera, tiene una zona muy buena para probar la zapatilla en zona técnica, con mucho bloque de piedra, entre los que la zapatilla se muestra perfecta; e igualmente en las zonas de la carrera donde se requería correr a ritmos fuertes por zonas pisteras, uno se encuentra muy cómodo.


Sin embargo, tras la carrera, pequeña decepción. Al ir a quitármelas, me di cuenta de que se había hecho una rozadura importante en el costado derecho de la zapatilla derecha, justo encima de la protección, seguramente provocado por las reiteradas rozaduras con las piedras.

La realidad es que parte del recorrido es “complicado”. Sin embargo, la otra zona “delicada” era la cubierta y en ese caso estaba perfecto y la zapatilla izquierda igualmente, por lo que creo que lo que me pasó es anormal en si mismo, y que en condiciones normales, no debe pasar, o debe aguantar más y mejor.
Con este contratiempo y ante la imposibilidad de conseguir otro par, decidí reservarlas para el Grand Raid del Pyrenees, que se celebraba un mes más tarde. Esta carrera es una “cien millera” que se celebra en agosto en el pirineo francés con salida en la bonita villa de Vielle Aure y que no me cansó de recomendar tanto por el recorrido, como por el ambientazo y organización. Para muestra, algunas imágenes de la misma abajo.

.

Durante la carrera, las zapas, no me defraudaron. Carrera del “tirón” con un único par y pies perfectos tras la carrera. Afortunadamente la rotura incipiente del Aneto, no fue a más, y han aguantado sin problemas otros 700 – 800 kms más, que les he hecho con posterioridad tal como podeis ver en detalle en las imágenes de abajo.

CONCLUSIONES: ¿Que elementos de la zapatilla destaco? Para mi es vital la forma en que solucionan la protección que dan a todo el entorno de los dedos. Aunque a priori no cuenta con un refuerzo aparentemente “fuerte”, consigue perfectamente proteger los dedos de los golpes habituales con piedras y raíces en terrenos más técnicos. Y ello, evitando poner el clásico refuerzo duro, que en otras zapas hace que duelan las puntas de los dedos tras muchos kms, y que a mí al menos, me mata. Esto es una diferencia clara con las 5.0, donde la protección era nula y los dedos quedaban totalmente expuestos.

.

Me resulta también muy importante el drop 4 con el que sigue contando, sin renunciar a una muy correcta amortiguación, que se percibe de manera clara tanto en terrenos técnicos con piedra, como en zonas de ritmos rápidos.

Quizás este drop no sea indicado para todos los corredores, pero creo que contribuye bastante a dar estabilidad y facilita mucho el correr por zonas técnicas y en bajadas. Para mi al menos, con inclinaciones superiores, mi tobillo derecho que está un poco “frágil” sufre bastante y es más propenso a esguinces.

.

¿La parte negativa? como viene pasando desde que yo las conozco, su durabilidad. Creo que con la actual versión, han mejorado en los refuerzos laterales, upper y frontales, pero es claro que el riesgo de sufrir roturas en los laterales, sigue siendo alto, tal como sucedía a los modelos 3.0 y 4.0.

Yo creo que es una zapatilla que debe ser capaz de aguantar 1.000 kms mixtos, pero es claro que sometida a recorridos más exigentes, tiene partes sensibles que se resienten, lo que es una pena porque tanto suela como amortiguación, dan para estirarlas más allá de 1.000 kms.

_______

.

MAS SOBRE MATERIAL DE TRAIL Y CARRERAS DE MONTAÑA

_________________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com