Zapatillas trail running invernal: Clavos Icespike de quita/pon. Análisis y prueba 200km por Mayayo.

.

El trail running invernal es tan divertido como exigente. Saber manejar las tres capas de ropa que ya tratamos aquí será clave. Pero tanto o más lo es el lograr un agarre fiable sobre nieve o hielo. Para ello contamos con hasta cuatro soluciones según las condiciones: Suela especial invierno muy taqueada y con gomas tipo Vibram Arctic; Crampones ligeros de trail; Zapatillas con clavos fijos y esta cuarta opción de los clavos de quita y pon que hoy os traemos.

.

La marca estadounidense Icespike cuenta con un kit de 32 clavos metálicos que se atornillan/desatornillan en unos minutos a cada zapatilla, para dotarlas de una tracción fiable en nieves heladas o en placas de hielo e incluso en terrenos ambarrados, siempre que la pendiente no exceda los 30º claro está. La Sportiva ofrece una solución muy similar, estando sus zapas premarcadas incluso con los puntos de enclavado. Vamos con el análisis y prueba 200km de los Icespike por Mayayo, arrancando con el video.

___________________________________

.

ZAPATILLAS TRAIL RUNNING INVERNAL CON CLAVOS ICESPIKE. 

Análisis técnico y alternativas.

.

Que son los clavos Icespike:  Es un sistema de tracción de 32 clavos con rosca, rematados externamente por una cabeza hexagonal que se puede atornillar/desatornillar a vountad. El conjunto se completa con una herramienta de instalación que se utiliza para aplicar las puntas directamente a la suela de un zapato o una bota. Estos clavos están fabricados a partir de acero laminado en frío, para mantener la dureza y la integridad del agarre en todo caso, superando así según el fabricante hasta diez veces la resitencia mecnánica de otros sistemas alternativas de grapas metálicas bajo la suela.

.

El diseño patentado de las puntas ha querido perseguir una penetración y estabilidad destacadas en la superficie, a la vez que las cabezas pueden soltar el barro o hielo sin embozarse fácilmente. El diseño de bloqueo del tornillo está pensado para mantenerse firmemente en su lugar, mientra que la rosca  permite la eliminación sin ninguna huella visible. La idea y su desarrollo ha partido de una pequeña empresa familiar en Colorado, que ha logrado poco a poco introducir el producto y extenderlo por el conjunto de los Estados Unidos, mientras ahora empieza a plantearse el paso a Europa.

.

 

¿Cómo se montan? El patrón de instalación recomendado es de una docena de clavos por zapatilla o bota. La marca recomienda instalar tres en cada lado del antepié y tres en cada lado del talón hasta sumar 24 clavos picos por cada par. Como reserva hay ocho picos adicionales tambien incluidos. Dcho esto, es evidente que dependiendo de cada modelo de calzado o de nuestras preferencias personales o el tipo de terreno más habitual, cada corremontes debe personalizar la instalación tras unas semanas de rodaje previo con el montaje básico.

.

¿Cuanto cuestan? Para los estadounidenses el kit de herramienta y 32 clavos supone 30 dolares. Para un europeo, es más lógico comprar un kit que sume 45 dolares puesto que de esta forma la empresa asume tambien los costes de envío y tenemos así 2-3 juegos, pudiendo por tanto equipar a más gente con un envío o bien equipar dos pares de zapatillas que alternar en invierno.
Terrenos válidos: Una vez montado el sistema de clavos en la suela de goma de las zapatillas con las que vayamos a correr en terreno invernal de forma  más habitual, podemos salir a correr ya contando con unas zapatillas verdaderamente antideslizantes. Por supuesto, su terreno favorito serán las nieves duras o placas de hielo con poca pendiente, tan habituales en zonas urbanas, pistas y senderos muy pisados. Pero el conjunto está pensado para mantener su eficacia tambien sobre el hielo, la nieve, el barro, las rocas, la grava suelta o cualquier terreno accidentado y resbaladizo en cualquier estación. El montaje busca permitir transiciones de uno a otro piso con facilidad e incluso, lo hemos comprobado, se puede usar en terreno seco o el propio asfalto sin que la sensación sea especialmente molesta.

.

Alternativas: Tal como apuntamos arriba, son las gomas especiales para invierno, las zapatillas de clavos fijos, los crampones o los propios clavos de quita/pon que en Europa mueve La Sportiva y que equipan casi un tercio de los corremontes italianos en zonas alpinas. Según el tipo de uso, podemos trabajar incluso con varias de ellas de forma complementaria, no tienen porque ser excluyentes, tal como podeis ver en la foto con mis botas Salomon Slab Xalp claveteadas, calzadas con crampones  sobre los clavos para completar con seguridad el corredor Ruau al Pico Peñalara.

 

.

___________________________

.

ZAPATILLAS TRAIL RUNNING INVERNAL CON CLAVOS ICESPIKE

Prueba a fondo 200km por Mayayo.

.

Este invierno he podido hacer hasta 200km de salidas con clavos Icespike por el barro, nieve y hielo del Guadarrama. Los monté sobre mis zapatillas habituales para correr bajocero, que son las Salomon Slab Xalp, que elegí tanto por ser las más protegidas del frío como por tener un chasis rígido que evite desgaste al pie por la pisada claveteada. Los rodajes realizados han incluido varios grandes recorridos clásicos que muchos conocereis, como la subida a Fuenfría por la calzada Borbónica y el descenso por la Calzada Romana, o bien mi cima favorita en La peñota con esas rampas verticales tan delicadas cuando se cubren de hielo o verglass, ocultos a menudo de forma traidora bajo una fina capa de nieve fresca.

.

Ya sabíamos de la eficacia del sistema de clavos fijos, por pruebas a fondo previas realizadas con zapatillas como las Salomon Spikecross. Un modelo que según nos contó el propio Ryan Sandes en su visita a Carrerasdemontana.com hace unos días, nacieron a partir de su necesidad de competir en las pruebas polares que forman el 4 Deserts Cup. Así nos probaron que el concepto funcionaba bien, si bien la inversión en unas zapatillas con clavos fijos de fábrica quizá no compense a muchos corremontes españoles, que contamos con esas condiciones apenas 2-4 meses al año. Por lo tanto, una vez recibido el material desde Colorado, había muchas ganas de ponerse con ello y ver como rinde.

El montaje es cosa de diez minutos, de veras. Lo importante es pensar ANTES donde queremos montar cada clavo. En mi caso, opte por tres en punta, con algun refuerzo tras ellos en medio pie y otros tres en talón. En el puente, quizá se pueden poner un par, pero no lo vi de especial interés. La herramienta es comoda, fácil, ligera y se hace o deshace en unos minutos. Tan facil es que podemos llegar a plantearnos el poner/quitar clavos según las condiciones y llevar por tanto el kit en la mochila con  nosotros, pues el total pesa apenas cosa de 250 gramos.

Como detalle importante, tratar de atornillar siempre sobre el exterior del taco de goma, pues si montamos en los canalillos de evacuación corremos el riesgo de que por la profundidad del mismo el clavo pueda no morder lo suficiente y en algún apoyo brusco o forzado llegue a saltar por la instalación no adecuada. Aunque el fabricante ya lo avisa en su web, quise probarlo por mi mismo. Efectivamente, tal como podeis ver en las fotos de abajo, tras meses de rodarlas he perdido un clavo en el talón por esa causa. No así con los demás clavos, montados directos sobre el taco de goma.

CONCLUSIÓN: El sistema funciona, por seguridad y por durabilidad. Para terminar, me gustaría rematar con dos ideas. El sistema funciona y da mucha confianza cuando nos toca pisar nieve dura o hielo e incluso barro suelto. No solo pasas a correr tranquilo y ágil donde antes ibas con mil ojos dando volteretas ocasionales, sino que afortunadamente si hemos de pasar tramos de tierra dura o incluso asfalto la cabeza sigue mordiendo pero la planta del pie no sufre una molestia relevante.

.

La segunda idea es que el uso de este sistema de clavos quita y pon tiene la enorme ventaja de poderse combinar con los ensolados especiales en goma artica  así como con crampones ligeros de trail, ajustando cada sistema en un solo día según necesitamos a lo largo de la traza.

Así, por ejemplo, si vamos a salir con estas botas Salomon Xalp de suela Mud & snow o bien con las botas Merrell Capra Ice glacial de suela Arctic o zapatillas del mismo ensolado glacial, para abordar un corredor mediano de 30º-40º podemos partir del coche con la suela desnuda. Avanzamos así confiados, al paso o al trote mientras el sendero tenga mayoría de nieve blanda o roca seca. Cuando el hielo empieza a dominar, salpicado con roca mojada barro y nieves duras, podemos parar despues para en cinco minutos montar los clavos y seguir adelante hasta la base del corredor. Una vez allí, debemos calzarnos los crampones de trail sobre la suela claveteada, para tener así una seguridad que nunca nos pueden dar los clavos en terreno vertical. Coronamos cima y nos quitamos los crampones para seguir trotando el descenso por rampas menos pronunciadas y al llegar de vuelta al coche, según nos cambiamos desmontamos clavos en un momento.

__________________________

.

 

MÁS INFO ENTRENAMIENTO Y MATERIAL TRAIL RUNNING

_____________________________________________________________

Info publicada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com