PACO CONTRERAS, SUPER PACO: IN MEMORIAM. POR JUAN CORREDOR ERRANTE.

.

La noche del pasado 22OCT saltaba una triste noticia para las carreras de montaña:  Fallecía Paco Contreras, «Super Paco». El veterano corredor que con más 80 años ya seguía compartiendo con nosotros pruebas como los 101 de Ronda y mucho más, ha sido un referente e inspiración para muchos de nosotros en estos años. Como tal, queremos hoy despedirle con el texto de Juan, el corredor errante. Uno de los habituales de su entorno, que compartió con el, con su hijo y con su entorno tantas aventuras.

___________________________

.

HASTA SIEMPRE, PACO. Por Juan, el corredor errante. 

Hace dos días que la montaña se ha quedado huérfana.

Ya no volverá a sentir el apoyo de esas cañas y esas zapatillas de campo en los senderos, el roce de esos pantalones de tergal y camisa de algodón en la maleza ni el alivio que del sol proporcionaba ese sombrero de paja tan característico.

Tuve el placer de conocer a Paco, como a él le gustaba que le llamasen en 2014, en cuanto comencé a adentrarme en el mundo del ultra trail y de inmediato me llamó la atención.

Por casualidades de la vida y sobre todo a través de su hijo Paco, llegamos a compartir cientos de kilómetros entre competiciones en las que coincidíamos y retos solidarios, tanto en asfalto como en montaña y bajo todo tipo de condiciones.

No solo por su indumentaria destacaba, ya que cualquiera que intercambiase una palabra con él se daba cuenta de inmediato de que era la encarnación de los valores del ultrafondo: humildad, generosidad y sencillez.

Comenzó a hacer ejercicio para bajar el colesterol, por advertencia de su médico y lo que empezó como caminatas por la “ruta del colesterol” pasó a las marchas de resistencias y a la ultradistancia, algo impensable no ya para las personas de su edad, sino para una gran parte de la población en general.

Son muchas las lecciones que de él recibimos los que tuvimos la suerte de conocerle y las que a mí más me han calado han sido ese temple y serenidad con el que afrontaba las dificultades, esa sencillez y esa fuerza de voluntad tan grande.

Cuando alguna vez se me escapaba un “Súper Paco” al dirigirme a él, me corregía diciendo “mini Paco, más bien”, con una sonrisa.

Siempre predicaba que él no era ni más ni menos que nadie, solo uno más y en su bolsa nunca faltaba comida para compartir con quien encontrase hambriento por el camino, ni tenía reparo alguno en ofrecer de su agua a quien encontrase sediento.

En una época donde la sociedad parece vivir a un ritmo vertiginoso, todo está en las redes sociales y una competitividad absurda comienza a apoderarse de las carreras en general, llegando incluso a la montaña, era para mí un placer ver en las carreras a Paco, con su indumentaria de siempre, compartiendo corralito de salida con corredores que bien podían llevar encima medio millar de euros en equipamiento.

Él no corría para competir, corría para disfrutar del camino y aun así, incluso yo, con la ayuda de mi juventud y de intensos entrenamientos, me he retirado de pruebas donde él, con su paso firme y despreocupado, ha llegado a meta.

Me ha fascinado siempre el estilo de vida de Paco, ya que estando jubilado y pudiendo despreocuparse de todo, seguía con una vida activa, trabajando en el campo, entrenando por esos caminos que discurren entre El Sexmo y Antequera y viajando a infinidad de localidades cada fin de semana para disfrutar del deporte y la naturaleza.

Ayer nos despedimos de él en la Parroquia de San Isidro Labrador y me gustó mucho una frase que el párroco compartió con nosotros, ya que puedo atestiguar que es una gran verdad.

Donde destacaba Paco no era en el terreno llano ni con la pendiente a favor, era cuando comenzaban las cuestas y llegaba el desnivel.

Como en la vida, es muy fácil dejarse llevar cuando las cosas vienen bien, pero Paco siempre dosificaba las fuerzas y cuando llegaba al terreno técnico era una gozada verle subir y bajar con una soltura que muchos ya queríamos para nosotros.

La montaña se ha quedado huérfana, pero el legado de este gran hombre perdurará en todos nosotros y espero que entre todos, sigamos cuidando de ella con tanto cariño y pasión como él lo hizo en vida.

Descansa en paz Paco, ahora eres libre para continuar tu camino y reunirte con los tuyos; te echaremos de menos.

_____________________________

.

MÁS INFO ENTRENAMIENTO Y MATERIAL TRAIL RUNNING

__________________________________________________________

Info publicada por Mayayo para Carrerasdemontana.com