enero 30

PEÑALARA DESDE COTOS: Ascensión clásica al techo del Guadarrama, 2.430m.

PEÑALARA DESDE COTOS: Ascensión clásica al techo del Guadarrama, 2.430m.  Esta ruta de senderismo circular nos conduce en un circuito de 10k/D+700m  a la cima del Peñalara. La montaña sagrada de los arévacos, corona la sierra de Guadarrama. Es tambien un magnífico mirador sobre las dos Castillas y un paraje natural bien conservado.

La ruta al Peñalara que hoy os proponemos supone un gran entrenamiento para las carreras de montaña. Ahora bien, no debe afrontarse jamás sin el debido respeto. Es una traza circular que evita pasos técnicos complejos, pero no dejamos de adentrarnos en alta montaña. Estos días, además, podemos encontrar abundantes nieve y hielo que debemos saber manejar.

 

Cima Pico Peñalara (2.430m)

 

PEÑALARA DESDE COTOS

La gran clásica al techo del Guadarrama, 2.430m.

 

PEÑALARA, MONTAÑA SAGRADA DE LOS ARÉVACOS.

.

Peñalara fue la montaña sagrada de los arévacos. Señores de la meseta, ellos fueron los guerreros celtíberos inmolados en Numancia, vencidos al fin tras humillar durante décadas a un Imperio. Al vernos subir de nuevo con las primeras luces, desde lo alto, ellas quizá los recuerden aún…

Memoria de aquellas antiguas partidas de celtíberos, guerreros de leyenda. Arrebujados en negras capas, encapuchados y armados con sus falcatas sometieron cónsules y legiones. Su traje se componía de una ropilla negra u oscura, hecha de lana de sus ganados, a la que estaba unida una capucha o capuchón con la cual se cubrían la cabeza cuando no llevaban el casquete. adornado con plumas o garzotas. Al cuello solían rodearse un collar. Una especie de pantalón ajustado completaba su sencillo uniforme.

En la guerra usaban espadas de dos filos, venablos y lanzas con botes de hierro, que endurecían dejándolos enmohecer en la tierra. Las cimas los vieron honrar a sus caídos en batalla. El cadáver en alto, ofrecido a los buitres, o cremado. Los vieron tambien bailar sin tregua, en noches enteras de fiestas bajo las estrellas, honrando a su dios Lug.

De entre aquellos pueblos, uno miró siempre a estas montañas con devoción. Eran los arévacos, los más fieros confederados. Sus ciudades dominaron la Meseta, a la vez que apoyaban a las tribus hermanas de Iberia en sus guerras por la libertad. Honraban a la reina entre sus peñas  – Lara – ascendiendo a ella para ofrecerle sacrificios. Cincuenta años guerrearon contra los soldados de las águilas. Pero llegó el día, en la pira de Numancia, en que el orgullo arévaco fue borrado de la tierra. O quizá no,….

Puede que aquí en la Meseta, aún corran gotas de aquel fuego por algunas venas. Puede que aún haya quien reconozca la llamada de estos parajes, enriscados entre Duero y Tajo.

Guerreros Arevacos. bellumnumantinum.blogspot.com

 

 

PEÑALARA DESDE COTOS, GUÍA PRÁCTICA. (10k/D+700m)

 

Para llegar al Puerto de Cotos desde Madrid podemos ir por Navacerrada o por Rascafria. Por desgracia, desde hace unos dos años, no existe ya la opción de tomar el histórico tranvía a Cotos desde Cercedilla, pues la línea está «en reparación».

Para ir desde el lado de Segovia iremos a La Granja de San Ildefonso y subiremos el Puerto de Navacerrada, al llegar al alto giraramos a la izquierda y en menos de 8 kilómetros estaremos en el puerto de Cotos. Atención a la ultima hora en este caso, pues en la semanas previas hubo casos donde la Guardia Civil no permitió el acceso desde Castilla y León a Cotos, por aplicar el cierre perimetral de forma estricta.

ASCENSO POR EL COLLADO CITORES.

ARRANCAMOS. Salimos del aparcamiento del Puerto de Cotos hacia el norte, remontando si está abierta la sendita de madera que sube en dirección a la oficina del parque y antes de alcanzarla llega al pie del chalet del Club Alpino. Detrás de este albergue sale una senda balizada con puntos amarillos en los pinos. Siguiendo esta senda entre el espeso pinar, gozaremos al volver la vista atrás de grandes panorámicas hacia la vertiente Norte de Cabezas de Hierro y los Siete Picos.

Es una ascensión cómoda, lógica y vistosa que remonta unos 300 metros de desnivel, hasta dejarnos en el collado Citores, que se forma entre Peña Cítores y Dos Hermanas. Si queremos, podemos acercarnos a la vecina Peña Cítores, bonito mirador sobre el Valle del Eresma que nos ofrece las cimas de Siete Picos, Montón de Trigo, la cuerda de La Mujer Muerta y más al norte la Atalaya.

Desde el collado citores toca estar atentos para seguir las trazas de sendero que suavemente nos lleva a continuar ascendiendo por la loma de Dos Hermanas. Estamos en un terreno sin árboles, más expuesto a los elementos pero  con una pendiente más suave.

Pasamos casi al pie de las cimas de Dos Hermanas, que podemos tambien coronar al paso, si queremos.  Desde esta zona, se puede apreciar al sur la Cuerda Larga casi completa: Desde la Bola del Mundo hasta las Cabezas de Hierro. Frente a nosotros, sigue ascendiendo el camino que nos lleva a Peñalara. Si no hay niebla ni ventisca, no tiene pérdida, pues está señalado con grandes hitos de piedras. Atención en días de visibilidad reducida, pues se trata de una loma muy ancha y poco definida. Por tanto, son muy habituales los «despistes» para acabar bajando hasta la Granja de San Ildefonso queriendo volver.

 

RUTA ALTA MONTAÑA, MUCHO RESPETO.

OJo! SI el día está muy malo, y os encontrais que habeis bajado a medias hacia el lado Norte….pensarlo despacio. A menudo será mejor segir perdiendo altura y volver en taxi desde el lado segoviano, que intentar rehacer nuestros pasos y arriesgarnos a un susto importante.

Pasdas las Dos Hermanas, nos asomamos al Circo Superior de Peñalara. Desde aquí afrontamos ya la ascensión de la pirámide somital a la reina del Guadarrama con sus 2.430 metros sobre el nivel del mar. SI el día permite disfrutar de las vistas, tenemos excelentes panorámicas a las Dos Castillas. En según que días podremos contemplar no solo las Cuatro Torres de la Capital, sino hasta la Sierra de Gredos.

DESCENSO POR LAS ZETAS DE DOS HERMANAS.

Para el descenso, la opción más sencilla y lógica es rehacer nuestro pasos hasta Dos Hermanas y una vez allí bajar por las evidentes trazas de sendero y pista forestal que nos lleva, por las antiguas laderas de la estación de esqui de Valcotos, hasta el parking. Una vez completada la ruta, puede ser un buen momento para comentarla en la Venta Marcelino allí mismo. Posada siempre atenta y pendiente de los montañeros, que nos ofrecerá caldo caliente, tanto como bocadillos, comida seria o buena cerveza si el día nos lo pide.

.

PEÑALARA DESDE COTOS, MAPA Y TRACK.

.

.

Track gps completo.

PEÑALARA DESDE COTOS: Galería de fotos. 

Así vivimos nuestra ultima ascensión a esta cima. Apenas unos días antes de Filomena, tan solo unas puntas de nieve adornaban Peñalara. Y aun así, el bárbaro viento en las crestas hacía que la sensación térmica en lo alto fuera muy dura, entre -10ºC o -15ºC. Por favor, tenedlo siempre en cuenta al afrontar esta cima.

 

 

SI TE GUSTA LO QUE LEES AQUÍ, DESDE 2007 HASTA HOY…

CLICA AQUI PARA APOYARNOS EN PATREON.COM/MAYAYO