CAMELBAK ARETE 22L: Mochila trekking y montaña. Prueba 200K por Layla.

CAMELBAK ARETE 22L: hoy nuestra sección de mochilas aborda la prueba a fondo de esta mochila de trekking y montaña con su clásico sistema de hidratación, mejorado y renovado. Modelo con 22l de capacidad, unisex y talla única, con un precio contenido.

Vamos con vídeo análisis por nuestra #patroncarrerasdemontana Layla y tras él, detalles y conclusiones.

.

.

___________________________________

.

CAMELBAK ARETE 22. Prueba 200k por Layla

(22 litros / PVPR 78´95€ / PESO 399gr)

Partimos de la base de que tenemos entre las manos una mochila de trekking de tamaño medio, unisex y con el sello distintivo de la marca: el sistema de hidratación por vejiga incorporado. Sobre estos puntos investigaremos para darle una nota a la Arete. Nos esperan pues, tiradas medias/largas en toda época del año, a ritmos tranquilos y mochila con más o menos peso según la ruta.

Lo primero, debo cambiar el chip, ya que estoy acostumbrada a mochilas tipo competición, muy pegadas al cuerpo, ligeras, minimalistas y que no se mueven al correr. Así que me preparo a disfrutar del trekking y de los paseos portando todo lo necesario para posibles cambios de tiempo, meriendas campestres y demás.

Veamos cómo ha respondido la Arete en estos paseos. Os adelanto que su sistema de hidratación y las mejoras del mismo merecen un punto aparte.

.

.

RESPUESTA CAMELBAK ARETE 22 TRAS +200KM:

  • Tiradas cortas:

Comenzamos la prueba en época de confinamiento perimetral, así que los poco más de 10km del Anillo Verde de Zaragoza, senderos por La Ribera, y salidas a montes de la provincia, nos dejan empezar a conocer la mochila. No la llenamos de todo, ya que es suficiente con litro y medio de agua en la vejiga, un cortavientos y poco más en su único bolsillo interior; móvil y demás en los exteriores. Resulta muy cómoda una vez abrochadas las cintas de la cintura y esternón, los tirantes anchos reparten el peso y no molestan en ningún momento. Algunas zonas de bajada nos invitan a trotar y queda patente, en ese caso, que habrá que ajustar más los cinturones y que sí o sí se escucha mucho el agua «chapoteando» en el interior.

En cuanto a beber con el sistema de Camelbak confieso que no me resultó especialmente cómodo al principio al estar acostumbrada a bidones; pero eso es algo personal. Como sistema de hidratación funciona a la perfección.

Aunque el tejido de la Arete no es específicamente impermeable repele el agua, esto quedo patente al final de la prueba cuando nos sorprendió Filomena con nieve y lluvia y nada de lo que había en la mochila se mojó.

.

.

  • Rutas medias y largas:

Aquí es donde la mochila se luce de verdad. Ahora sí que nos espera el Moncayo, la Sierra de Algairén, Los Fayos y más salidas en grupo con nuestros Velveteros. Arete cargada al completo con un bidón de agua extra en el bolsillo exterior de malla y lo necesario para pasar cuatro o seis horas de ruta, no más. He echado de menos detalles como unas cinchas para porteo del piolet o para un saco de dormir. Una mochila de este tamaño podría ser perfecta para salidas de verano en las que hacemos noche al aire libre o para una ruta invernal donde necesitamos portar piolet y crampones y lo cierto es que no hay forma de ubicar nada de esto.

.

.

En cuanto a comodidad, pasa con nota. Los tirantes acolchados no molestan ni cuando llevamos peso, ni cuando llevamos la mochila solo con camiseta de tirantes. El acolchado transpirable de la espalda protege la zona lumbar y aunque no hemos tenido días de calor como en verano, en tiradas largas no hemos sentido que se humedeciera esa parte por el sudor. Ningún roce ni en el pecho ni en la cintura por las cintas de sujeción.

.

.

  • Carreras por etapas:

¿ Qué nos puede aportar la Arete en una prueba tipo Half Marathon des Sables donde los kilómetros se suman por etapas u otras pruebas de autosuficiencia donde sí hay un campamento base? Después de estos más de 200km con ella, he llegado a la conclusión de que sería buena compañera; teniendo en cuenta que no voy a pelear por los puestos de cabeza. Mucha capacidad de hidratación, cómoda, con un tamaño perfecto, bolsillos accesibles y la posibilidad de que la vejiga y su sistema de plegado sean de utilidad en jornadas de descanso.

Os he dicho que el sistema de hidratación merecía un párrafo aparte, pues bien, os explico a lo que me refería:

Como os conté en el vídeo de análisis técnico, el sistema de hidratación presentaba mejoras y novedades. En cuanto a la propia vejiga todo genial; la boca de llenado más grande es perfecta, fácil de llenar y nunca me ha dado problemas de pérdidas.

Pero de lo que os quiero hablar es de esa idea de la marca americana de hacer que la mochila se pueda recoger en el bolsillo donde portamos la hidratación para, en teoría, poder llevarlo en otra mochila. Personalmente, no le veo el sentido a cargar el peso de la mochila más el de la bolsa del agua para meterlo en una segunda mochila. Para lo único que visualicé este invento fue para que pudiera usarse en un vivac o en la carrera por etapas que os decía, pero solo como contenedor de agua para cocinar o asearse. Os dejo que se os ocurran más ideas a vosotros y me contéis al respecto.

.

.

Conclusiones Mochila Camelbak Arete 22:

Mochila de trekking a un precio contenido con calidades altas y detalles de calidad cuidados al máximo. Recomendable para caso todo tipo de actividades de trekking y senderismo, exceptuando el montañismo invernal, donde tengamos que portar un piolet por ejemplo, ya que carece de enganches para el mismo. Gran capacidad, y dependiendo del ritmo que llevemos, aconsejable para una prueba por etapas. 

Espero que os sirva de ayuda para escoger vuestra próxima mochila de trekking

. Nos vemos trotando por el mundo equipo…!! 😉

.

.

___________________________________

.

SI TE GUSTA LO QUE LEES AQUÍ, DESDE 2.007 HASTA HOY

CLICA ESTE BOTÓN PARA APOYARNOS EN PATREON.COM/MAYAYO