Ultra Monte Rosa, crónica personal Mayayo: Y seguir coronando montañas….

Ultra Monte Rosa, desde dentro. Crónica personal por Mayayo. El pasado finde vivimos una gran aventura en pleno corazón de los Alpes Suizos, con la sexta edición de esta prueba,

Tras compartir la crónica deportiva, con victorias de Oli Jhonson y Jasmin Paris, vamos ahora con la carrera de los populares: Arrancamos hoy con la «Mischabel Lauf» 64k de Mayayo. Mañana seguirán las 100 Millas de Pruden.

_______________

 

ULTRA MONTE ROSA

CRONICA PERSONAL MAYAYO.

 

Y seguir coronando montañas.

Y seguir conquistando escaleras.

En el tiempo de descuento, regateando el porvenir….

(Sabina y Leiva. “Partido a partido”)

Saas Fee desde la traza de carrera a 2.500m. Magnifico,

 

Volver a las carreras de montaña, por los Alpes Suizos dos años después…¡Como negarse! Y allí estaba yo, a mis cincuentaytantos años: De vuelta de contar las carreras de otros en Chamonix. Con tres metas ultreras logradas esta temporada, que he retomado con cierta ansia. Síndrome de abstinencia, será.

VERANO 2021: LAS TRES PRIMERAS MONTAÑAS

La temporada 2021 me había tratado muy bien hasta aquí, al paso por Dolomitas, Pirineos y los Cárpatos.

En Dolomitas arranque temporada el pasado Junio corriendo la Cortina Trail por segunda vez. Sus 48k/D+2.600m se me hicieron agridulces. Lo agrio vino de la falta de costumbre y entreno al volver.

Poca preparación, mala hidratación nutrición y algún error en el calzado me lastraron y tarde hasta 1h más que dos años antes. Lo dulce, valió mucho más, volver a correr por Dolomitas, a sentir el ambientillo, los nervios, Compartir antes, durante, después con Estrella, Naiara, Hector, Jorge, Cristina, Simone… No tiene precio. Me renganché al dorsal.

Pirineos me trajo la edición inagurual de Aran by UTMB donde corri la PDA 55k. Descubrí el maravilloso Circo de Colomers y resto de zonas aledañas que no conocía. Salimos apenas dos semanas después de Cortina, así que pagué la sobrecarga con una contractura casi desde la salida. Logré acabar, mal que bien. Y a seguir coronando montañas…

Los Cárpatos Rumanos fueron el tercer reto, con la Bucovina Ultra 48k. Una hospitalidad superlativa, una media montaña verde y arbolada donde la organización apostó por que viviéramos en las Tres Cimas de Bucovina unos desniveles extremos.

Extremos, digo: De subir a cuatro patas literalmente. La española que fue campeona del ultra Cristina al no llevar bastones subió así. No quedaba otra. Tercera meta del 2021 y a seguir conquistando escaleras.

______________________

ULTRA TOUR MONTE ROSA: LA CUARTA MONTAÑA.

La cuarta meta de la temporada me esperaba en Ultra Monte Rosa. En 2019 estaba apuntado a los 100k/D+6.100m desde Val de Aosta. Se canceló en el ultimo minuto al torcerse la meteo.

Una amenaza muy seria aquí, cuando te espera un trazado técnico y alpino con avalanchas y desprendimientos abundantes en los tramos más técnicos y expuestos. Entonces corrimos como alternativa los 23k/D+1600m de la Grachen Lauf. me gusto y me quede con muchas ganas de más. Y un sano respeto por la zona.

Este 2021 aposte por la edición inaugural de la Mischabel Lauf, que prometía 58k/D+4.000m en un tope de 15h. En realidad, eran 64k/D+4.200m según mi Suunto 9 Baro, pero eso lo supe luego.

Y allí estaba yo: Sábado 4SEP 6.30AM. Amanecía fresco (8ºC en el pueblo, 3ºC en los senderos de arriba) y la promesa de la organización de que, por lo delicado del trazado, si rompía a llover con fuerza no quedaría otra que parar la carrera. Avisados estábamos y allá que nos fuimos. Regateando al porvenir….

 

ULTRA MONTE ROSA. MISCHABEL LAUF.

En la previa hice mis deberes: Desde los 1.600m de Grachen trepamos a  algún tresmil en la zona como el Straalhorn para hacernos al tipo de terreno. Siempre alternando rocas rota y arena suelta con senderos alpinos. También cogí un catarro importante que, a Dios gracias, se curó mal que bien la víspera de carrera.

Bebí y comí a gusto, alojados en Hotel Eden, comiendo en restaurante Mischabel el “Menu del Corredor” que proponen con la organización. Más que nada, por ahorrar algo, que comer y beber en Suiza está imposible de precios, aviso.

Las cien millas, ya bien conocidas en el mundillo, contaban con 203 dorsales en carrera. Esta nueva Mischabel apenas tenia 35, me tocaría correr mucho rato solo. Un aliciente más, ya que buscaba conocer y «sentir» estas montañas.

Una vez lanzada la carrera, contaba con tres tramos clave: Calentamiento 10k y doble kilómetro vertical de trepada hasta Weissnier HUtte. Lo  más exigente estaba en los primeros 25kk. Esparaba dosificar ahí. Cubrí los primeros 10k en 1h21, tranquilo bien.

Ahora, la escalada del doble KV al Refugio se me hizo eterna, Remontando 1.500m primero por un espeso bosque de abetos, casi virgen. En este tramo me pasa Billy, veterana ultrera alemana que vive en Nepal. Iríamos compartiendo grandes tramos de carrera luego.

Ella despegándose a cada trepada, yo pasandola en llanos y bandas. Siempre charlando y bromeando entre medias. Gran ambiente en carrera el vivido, con voluntarios y compañeros de carrera llegados del mundo entero, como el vietnamita Ming.

¡Por fin llegamos arriba! Después de rematar la última ascensión al Refugio se nos abren ya grandes vistas a los glaciares, lujo.

DE WEISSNIER HUTTE A SAAS FEE

Después del Refugio, ya algo respuestas, llegaban dos tramos alpinos por senderos colgados mágicos, fabulosos: el tramo central de carrera eran unos 20k de sube baja frente a los glaciares de Saas Fee hasta descender el pueblo primero, tocando ya el 42k.

El postre a meta tenía miga. Tocaba  afrontarlo tras reponer fuerzas a fondo en la propia Saas Fee, con un avitu donde tuvimos de camarera a la propia Ruth Croft, como el gran Tom Owens estuvo en otros rincones. Amistades peligrosas de Lizzy Hawker y su equipo.. 🤗

DE SAAS FEE AL CANALÓN DE AVALANCHAS

Los 17km de sendero alpino que nos llevaban de Saas Fee  hasta el teleférico de Hannigalp, 600m en lo alto de Grachen, son quizá uno de los tramos de montaña mas espectaculares que he recorrido en mi vida. Patagonia, Dolomitas y Pirineos incluidos.

No es tanto la altitud, pues no pasamos de 2.400m. Es la verticalidad, el correr kilómetro tras kilómetro por una estrecha cinta de 1-2 metros de ancho sobre un vació de mil metros (y más) a tus pies

Al ser Suiza, gran parte del tramo está protegido por cables, agarres y demás, solo faltaría. El sendero además no pasa de ser sendero, no incluya trepadas/destrepes de grado II, pero si cositas delicadas donde eso si, el riesgo de avalanchas es extremo apenas llueve o se tuerce el tiempo. Recorrerlo juto a Billy es una de las sensaciones más intensas en carrera que he vivido.

Llegar hasta el canalón clave, de la foto y encontrarlo guardado en persona por la leyenda viva del trail, Lizzy Hawker fue un subidón adicional. Foto de recuerdo con ella, allí en mitad de la nada y pasarlo en fila de a uno para evitar sucesos. Que fortuna la nuestra.

DEL CANALÓN A LA META DE GRACHEN.

Apenas unos cientos de metros tras pasar el tramo crítico la tormenta rompió definitivamente con mucha fuerza. Billy se paró a ponerse más capas, mientras al ir más arropado yo tiré rápido para no enfriarme y poder perder altura lo antes posible.

Solo al llegar a meta supiimos que la propia Lizzy, ante la tormenta se vio obligada a cortar la carrera en ese punto para la decena de compañeros que venía detrás Son finalistas de la prueba, claro, pues fueron neutralizados por la organización.

Pero todos queremos cruzar la meta, ya lo creo que si. Y llegar desde Hannigalp hasta Grachen bajo la lluvia, ya en plena noche cerrada fue para mi un momento dulcísimo. Meta en 14h31. Curiosamente, de la decena de cincuentones que salimos, solo Billy y yo llegamos a meta. No es país para…¿veteranos? 😊

¡Que final, señores! El entusiasmo y la fiesta con que me acogieron allí los voluntarios. Aliviados ellos también, tras cuatro días de cuidarnos, al ver que todos llegábamos sanos y salvos a casa era contagioso de veras.

Ultra Monte Rosa: Mágica, salvaje, fantástica.

No es para todo el mundo, no cabemos tampoco más que un puñado por estos senderos. Pero si eres de los que les gusta la montaña, montaña, no dejes de ir a vivir cualquiera de sus distancias. De hecho, espero traeros pronto la experiencia de Pruden, quien se lanzó a por las 100 millas

Pero eso, será otra historia. Mientras tanto, seguimos PARTIDO A PARTIDO como cantan Sabina y Leiva en esta canción, compuesta como oda a la lucha del día a día. A mi, como que me toca algo por dentro. ¿Y a vosotros..?

_____________________

.

RADIO TRAIL EN PODCAST:

SUSCRÍBETE A TU GUSTO.

 

Desde 2015 te ofrecemos tambien un espacio semanal en las ondas españolas….y otro en la Argentina. Repasamos las mejores carreras de montaña, materiales para trail y montaña o entrevistas con los protagonistas. Suscríbete aquí al podcast en tu plataforma favorita, para no perderte ningun episodio y escucharlo en el mismo momento de su estreno.