Oxfam Trail Walker Madrid 2016: Como acabar una ultra trail 100km en equipo, sonriendo. Por Jesús Fernández, Zerolito.

 

.

La Oxfam Trail Walker 2016 completó este 11 de Junio en Madrid su segunda parada, sobre un trazado de 100k/D+1671m por el Valle del Lozoya y el Guadarrama. Ultra trail no competitiva por equipos de seis, que nació en 1986 y llegó a España en 2011. Sucedía así a la realizada con éxito el pasado 16 de Abril en Girona.

Este 2016, la suma de la prueba madrileño y la de Girona en Abril han batido ya sus records previos, al ingresar más de 1 millón de euros. Aquí repasamos como lo vivió  desde dentro el equipo de Carrerasdemontana.com, que logró completar el trazado y hacerlo, tambien, con una sonrisa. Vamos con el video de salida de todo el pelotón y despues crónica personal.  

____________

.

OXFAM TRAILWALKER, CRÓNICA PERSONAL.

POR JESUS FERNÁNDEZ (“Zerolito”)

.

El pasado sábado participamos en la Oxfam Intermon Trailwalker de Madrid, prueba no competitiva de ultrafondo de 100km que transcurre por el Valle del Lozoya. Presenta un perfil amable, prácticamente todo por pista o senderos no técnicos en el que el desnivel (1500mD+ acumulado según la organización) está bastante repartido por todo su recorrido y sin llegar a cotas excesivamente altas.
Esto, sobre el papel, la convierte en una carrera ideal para iniciarse en el ultra-trail, máxime cuando la organización establece un más que generoso margen de 32h para completar un trazado, tal como podeis ver en el perfil abajo, visita bellas localidades como Buitrago de Lozoya e imponentes paisajes como el de la Sierra de la Cabrera o el propio valle del Lozoya con sus embalses y repleto de colorido.

Oxfam trailwalker 2016 Madrid (2)

.

PREPARANDO LA CARRERA: En este artículo ya detallamos hace unas semanas como preparamos la carrera. En este caso, además, tan importante es la parte deportiva del evento como la filosofía que hay detrás del mismo. La Trailwalker tiene un marcado carácter solidario. El objetivo es reunir la máxima cantidad de donativos para ayudar a pueblos desfavorecidos, sobre todo en lo concerniente en el acceso al agua potable, ese tesoro del que a veces en nuestro mundo no valoramos lo suficiente.

La dinámica de la carrera es también especial. Se aborda en equipos de seis, donde hay cuatro corredores y además dos miembros del equipo se encargan del apoyo y atención a sus compañeros en los puestos de avituallamiento, descargando a la organización de esa tarea -aunque ofrecen agua y fruta además de servicios de masaje, podología,caldo, café y pasta en algunos puntos, etc-.

LA SALIDA: Cuando llegamos a Lozoya el sábado por la mañana había ya un gran ambiente. Distinto, eso sí, al de otras carreras ya que no existía un perfil único de participante. No te encontrabas solo al típico y curtido corredor de montaña. De hecho la mayoría no encajaban en ese patrón, haciendo de la salida una amalgama muy diferente de participantes.
Vemos muchos equipos con los logotipos de grandes empresas, grupos de amigos que se embarcaron juntos en esta aventura, mucha gente joven, equipos que vienen de Cataluña con su bandera, de Euskadi -donde se celebrará una nueva Trailwalker-, en fin, como digo, muchísima variedad entre los participantes. El ambiente, muy festivo y lúdico. Mucha ilusión y cero preocupación que contrastan con la tensión deportiva y concentración que se vive en la salida de otras citas.
.
En la salida, esperando el disparo. Foto: Zerolito.

En la salida, esperando el disparo. Foto: Zerolito.

.

Unas palabras de la organización, de las autoridades y de Pablo Villalobos, campeón de España de maratón que como nos contaba en este artículo reciente, desde la propia Cercedilla, está ahora muy metido en el trail. Justo antes de la salida nos comentan un detalle muy simbólico: hay unos bidones de plástico similares a los que tantas mujeres y niños tienen que transportar diariamente durante kilómetros sin fin para recoger agua.

Los equipos que lo deseen pueden transportar uno -vacío, eso sí- para recrear ese acto de enorme esfuerzo que tienen que realizar tantas y tantas personas para poder beber o cocinar. Nosotros cogemos uno que devolveríamos en meta.

Se da la salida y a pesar de ser una prueba no competitiva los primeros equipos salen rápido. Enseguida se forma el típico embudo al salir del recinto, quedamos atascados, así que tranquilidad. Cuando conseguimos salir del pueblo y ponernos a trotar el pelotón va estiradísimo… ¡y mucha gente está saliendo todavía!

Nuestro planteamiento como equipo era: Tratar de correr lo máximo posible yendo siempre al ritmo que pueda asumir el corredor que en ese momento esté peor. Nos fueron bien las cosas en el primer tramo hasta Buitrago, donde nos esperaba nuestro equipo de asistencia. ¡Y qué equipo! Montaban y desmontaban una pérgola en cada punto de avituallamiento para que tuviéramos sombra. Sillas, mesas, bebida fría, comida como para un regimiento, un altavoz potentísimo con música que habíamos elegido, un micro desde el cual nos animaban y con el que alguno se arrancó en una suerte de karaoke… en fin, como os digo, cada avituallamiento se convertía en una fiesta de la que participaban los equipos que estaban a nuestro alrededor, disfrutando del jolgorio y animación. No perderos este video-documento: Momentazo Camilo Sesto, en plena carrera…apoteósico 🙂

.
La climatología era buena, hacía calor pero no excesivo y las nubes ocultaban un sol que, eso sí, cuando encontraba el hueco, calentaba pero bien. A partir de Buitrago alternamos más el caminar-correr y definitivamente a partir del km 35 no corrimos apenas ya que un miembro del equipo arrastraba problemas físicos que le impedían ir más rápido. Aun así caminábamos a buen ritmo durante unos larguísimos 40km en los que apenas vimos a nadie en el trayecto, únicamente en los avis.
Finalmente en Bustarviejo, a 25km de meta, nuestro compañero ya no pudo continuar más y nos quedamos únicamente tres en carrera. Caía la noche, comenzaba a refrescar y a hacer viento, con lo que probamos a correr, a ver qué tal respondía el cuerpo tras la caminata, y nos fue muy bien. Hicimos los 25km restantes a un ritmo muy sostenido que nos permitió alcanzar a muchos de los equipos con los que habíamos compartido ruta al principio y de los que nos habíamos descolgado al echar a andar.

LA META: Llegamos finalmente en poco menos de 17h (16:52 para ser exactos) y 1750mD+ según mi Garmin. Pero sobre todo llegamos a meta con una sonrisa a reunirnos con nuestros compañeros y devolver el bidón de agua que recogimos a la salida, dejando atrás una jornada inolvidable, llena de momentos para recordar.

Material utilizado:

  • Mochila Raidlight Olmo 5l
  • Zapatillas NB Leadville v3
  • Calcetines Lurbel
  • Mallas cortas Hoko Megamo
  • Pantalón Raidlight Trail Raider
  • Camiseta Raidlight Technical m/c
  • Camiseta Raidlight Ultralight m/c
  • Chaqueta Raidlight Top Extreme
  • Frontal Led Lenser H7

____________

.

OXFAM TRAILWALKER 2016: LOS RESULTADOS.

La prueba de Madrid se suma a la que Oxfam Intermón organiza también en Girona y que se celebró los pasados 16 y 17 de abril. El objetivo de ambas pruebas es recaudar fondos para la lucha contra la pobreza y el derecho al agua. Por primera vez en la historia del Trailwalker en España el número de equipos inscritos supera los 600 y la recaudación obtenida por éstos pasa la cifra del millón de euros.

Entre todos los equipos que han participado en esta 6ª edición del Trailwalker han recaudado un total de 1.111.000€, cifra que podrá seguir creciendo hasta el próximo 31 de julio, ya que las donaciones siguen abiertas. De este modo, la media de recaudación por cada equipo participante en el Trailwalker de este año ha sido de 1.850 €. Todas estas donaciones, Oxfam Intermón las destina a la lucha contra la pobreza y el derecho al agua, siendo el Trailwalker el reto deportivo y solidario por equipos que más recauda en nuestro país.

El Oxfam Intermón Trailwalker no es una prueba competitiva, por lo que todos los equipos que atraviesan la línea de meta o simplemente se enfrentan a este desafío, reciben el premio de ayudar con sus kilómetros a las miles de personas que pasan hambre en todo el mundo y una medalla finisher fabricada en una de las Cooperativas de Comercio Justo de Oxfam Intermón. El 23% de las personas participantes en la prueba de este año de Madrid son mujeres y más del 60% del total de los equipos pertenecen a empresas, que los apoyan fomentando las relaciones y el teambuilding entre sus empleados o públicos internos. Por otro lado, la prueba de Madrid ha contado con el esfuerzo de más de 150 voluntarios para hacer posible este deportivo y solidario desafío.
El director de Oxfam Intermón, José María Vera, que participa por segunda vez en Madrid, ha resaltado: “El Trailwalker es una experiencia que se tiene que probar al menos una vez en la vida, es emocionante de principio a fin. Tantas personas unidas, esforzándose por llegar al reto de los 100 km, en el que todos y cada uno de los pasos contribuyen a cambiar la vida de miles de personas, pasos que mejoran simbólicamente el acceso al agua.”
Como novedad, el Oxfam Intermón Trailwalker del próximo año contará con una prueba en Euskadi, además de las habituales de Girona y Madrid, que transcurrirá alrededor de los montes de Vitoria y el embalse de Ullibarri Gamboa y está prevista para el 6 y 7 de mayo de 2017. El Oxfam Trailwalker se celebra a nivel internacional desde 1986 y ya son 11 países los que acogen cada año este desafío solidario: Hong Kong, Australia (4 ediciones), Gran Bretaña (2 ediciones), Nueva Zelanda, Bélgica, Japón, Alemania, Francia, Irlanda, India (2 ediciones) y España (3 ediciones a partir de 2017). En total, han participado más de 50.000 equipos en todo el mundo que han recaudado más de 140 millones de dólares para los diferentes programas de Oxfam.

Objetivo, garantizar el acceso al agua potable: La recaudación del Trailwalker va destinada a los proyectos que Oxfam Intermón desarrolla en todo el mundo, como por ejemplo el trabajo de acceso al agua potable. El agua es un problema en la mayor parte del planeta. 748 millones de personas no tienen acceso a agua limpia. En países como Chad o Etiopía caminan hasta 6 horas cada día para conseguir agua. Cada año mueren 1,5 millones de niños y niñas por enfermedades asociadas con la falta o la mala calidad del agua.

Garantizar el acceso al agua potable es dar a estas familias la oportunidad de sobrevivir y mejorar su vida. Dispondrán de ese tiempo para cultivar más alimentos y tendrán la oportunidad de generar más ingresos con los que empezar a salir de la pobreza.

______________

.

MÁS INFO ENTRENAMIENTO Y MATERIAL TRAIL RUNNING 

_________________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com