Material Trail Running: Lana Merina. Cálida/Fresca, limpia y natural

.

El material de trail running no tiene porque ser algo nacido ayer. A veces, una tradición centenaria puede seguir dándonos gran servicio, como ocurre en este caso: Hubo un tiempo en que las ovejas merinas españolas eran asunto de Estado, tesoro nacional codiciado por el resto de las grandes potencias por su calidad superior.

Desde el XIX en adelante la lana merina se extendió por el mundo. Su versatilidad y calidad aún siguen encontrando nuevos usos.  Hoy, como punta de lanza para tejidos de trail running

Ropa Lana para montaña

Lana merino para trail running: Marcas Helly Hansen, Icebreaker, Oxylane, Smartwool… Foto: Mayayo

Curiosamente, nuestra gira por las veinte tiendas de montaña más importantes de la zona de Chamonix este verano dejaba claro que las merinas vuelven a mandar en la ropa de montaña. Las razones siempre estuvieron ahí: Ninguna fibra da a igual peso y coste el calor, la limpieza y el tacto natural de la lana merina fina. 

________________

.

HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LA RAZA MERINA EN ESPAÑA.

Como en tantas tradiciones ancestrales, hay dudas sobre el origen exacto de las primeras “Merinas” tal como hoy las conocemos. Sí está claro que fue la mezcla de razas y su evolución en la Península Ibérica con la transhumancia durante los siglos VIII al XIII lo que acabó creando una raza de lana fina como nunca se había visto. Aquí el resumen que hace la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino.

Como curiosidad, su nombre original de “Lana Merina” solo pervive hoy en España y México, mientras que la versión anglosajona del mismo “Lana Merino” es hoy la más extendida por todo el mundo, siguiendo los rebaños que el Imperio Inglés y sus comerciantes asentaron en sus posesiones a partir del XIX.

Cañadas Reales españolas

Historia de la Lana Merina: Macizos montañosos y cañadas transhumantes principales

A lo largo de siglos de trashumancia por cañadas y veredas de la Meseta a Extremadura y Andalucía, las merinas españolas se adaptaron a resistir inviernos con hasta -15ºC y veranos con picos de 40ºC. Su lana debía protegerlas de ambos extemos, ser cálida en la ventisca y fresca en el ferragosto. La evolución de la especie y los siglos de la Mesta y pastoreo hicieron el resto.

Como en tantas otras tradiciones de la tierra, los rebaños de merinas y sus pastores aún siguen vivos en la Península, a duras penas. Tanto así, que el desplome continuo del precio de la lana obligó en los 90 a los ganaderos a reorientar la mejor cabaña lanar del mundo hacia…la producción de carne. (¡!) País. Aquí informe del estado de la raza merina en los años oscuros: Datos de calidad y rendimiento en carne y lana. 

Sin embargo, tras una crisis feroz en los 90, parece que a partir de 2010 las ovejas vuelven a ver la luz. La Australian Wool Innovation (AWI), cuenta con el mayor presupuesto mundial de promoción comercial para ello, a través de la Woolmark y sus submarcas asociadas según esta clasificación de la Lana:

• Pure Merino Wool (<22,5 micras).
• Merino Extrafine (<19,75 micras).
• Cool Wool (telas más livianas de 220 gm/m2).
• Merino Cool (telas más livianas de 165 gm/m2).
• Wool + Lycra.
• Merino Ultrafine (<17,75 micras).

Entre tanta oscuridad en las décadas anteriores, en España contamos ahora con dos pequeña luces: A nivel internacional, ese  mercado mundial que de 2011 en adelante parece ser cada vez más receptivo a lo que la lana puede aportar de especial en lo textil. A nivel nacional un proyecto piloto del Ministerio de Medio Ambiente llamado CDIO (“Capaces de imaginar el ovino”).

Sea por recuperar tradiciones, sea por su calidad como producto para seguir a la cabeza del mercado textil, ojalá esas brasas prendan y puedan reavivarse los rebaños merinos para que seamos conscientes de la enorme calidad de este producto. Un “producto” que pasea a cuatro patas cada día balando por nuestros montes, ofreciéndonos las mejores lanas y quesos del mundo sin que le paremos bola. La “Torta del Casar” y otros grandes quesos nacionales son tambien un regalo merino.

________________________

PROPIEDADES DE LA LANA MERINA COMO MATERIAL DE TRAIL RUNNING

Lana Merino trail running

Corriendo por la traza del UTMB hacia Champex con camiseta de lana merina. Foto: MemphisMadrid

La dura vida que al sur del Pirineo dimos a las merinas durante tantos siglos de migrar por montes y macizos de toda la Península acabaron produciendo un material hecho a la medida de los montañeros: Cálido cuando hace frío y fresco cuando pega el sol, resistente a bacterias y olores, al fuego mismo. Un material elástico, muy duradero y con un tacto suave, relajante.

Científicamente, se pueden intentar resumir así sus propiedades:

Aislante térmico doble: Máximo calor a igualdad de peso. 
El volumen de la fibra lanosa busca limitar el intercambio térmico entre una y otra cara. Extendidas en plano todas las fibras de 1kg de lana merina fina, pueden cubrir una superficie de 200m2 (¡!) Esto da idea del enorme volumen de aire que puede albergar como aislante, e inmovilizar, un tejido de lana de calidad. Ese aire inmóvil retenido en los intersticios de las fibras, obstruye la conducción térmica que nos haría perder calor. El segundo factor aislante lo constituye la superficie esponjosa del tejido que, al no adherirse a la piel, deja entre ésta y el tejido una primera capa de aire caliente. 

Higroscopicidad: Absorbe el sudor, alejándolo de la piel
La estructura molecular de la fibra de lana hace que el agua no se adhiera a la superficie de la lana sino que el sudor que emana de la piel se introduce en la fibra, sufriendo una poderosa retención. Lo malo: El sudor retenido puede aumentar hasta el 40% del peso de la prenda y tiene un secado lento. Lo bueno: Este sudor NO toca la piel. Por tanto una camiseta de lana empapada seguirá dando una sensación térmica cálida, algo que ninguna prenda artificial ha logrado aún replicar. Lo mejor: Bajo una situación de gran calor, esa humedad retenida nos hará sentir menos resecos que las prendas artificiales y su lenta evaporación hará que dure mucho más la sensación de “frescor” , aún corriendo bajo el sol. 

Cálida bajo el frío, fresca contra el calor: La higroscopicidad de la lana unida a su propiedad de frenar el intercambio térmico le confieren un carácter de equilibrador térmico único. Bajo tiempo frío retiene en torno a la piel el calor que ésta produce, proporcionando al cuerpo una sensación cálida. A pleno sol, atrae y retiene la humedad en evaporación constante, absorbiendo calorías, lo que produce en el cuerpo la sensación de frescor. Beduinos y tuaregs hacen excelente uso de sus ropas y alfombras de lana para sobrevivir en el desierto.

Absorbe la transpiración reduciendo la fermentación bacteriana.
Cuando la prenda de lana se lleva puesta, la propiedad que tiene de atraer la humedad actúa sobre la piel absorbiendo el sudor, impidiendo o retrasando su fermentación y el olor característico del sudor fermentado.  Las prendas de lana merina por tanto no necesitan de tantos lavados como las de fibra artificial. Con mantenimiento adecuado (lavado y aireado periódico) se mantienen libres de olores incluso tras muchos años de uso.

Repele el agua externa por la grasa natural incorporada.
Debido a la grasa natural -lanolina- que es parte constitutiva en ella, la lana repele el agua en su superficie.

No es inflamable.
La lana merina no propaga la llama. Tampoco se funde y no puede por tanto pegarse a la piel en caso de incendio como sí hacen las fibras artificiales. La facilidad con que arde el poliester ha sido fuente de muy desagradables sorpresas en refugios alpinos durante décadas. La lana aporta tambien aquí una mayor garantía de seguridad.

Es elástica y estable por su propio rizo natural.
Característica inherente a su rizamiento natural y potenciada durante siglos por los ganaderos. Entre las razas ovinas españolas, los pastores a menuda comparaban las ovejas “merinas” con las “manchegas” describiéndo a las primeras como “Un ovillo con patas” por lo espeso y rizado de su manto.

Es un tejido muy duradero: Flexibilidad natural difícil de deformar y arrugar. No se deforma fácilmente en puntos de roce continuo, como codos o rodillas. Tiene gran poder de recuperación o resiliencia con hasta un 25% de estiramiento natural bajo tensión. Tras ello, la prenda de lana recupera fácilmente la “caída”; una prenda de lana bien colgada durante una noche “recupera” sorprendentemente su buena forma. La moderna ingeniería textil ha aprovechado esta capacidad natural para mejorar aún la fijación de la forma. Se puede estabilizar en una forma o dimensión determinada mediante una combinación de humedad + presión + temperatura (el plisado, por ejemplo).

Calmante natural físico y mental.
 Las propiedades de higroscopicidad, de aislante térmico y  elasticidad, sumadas al no almacenar electricidad estática hace que para muchos usuarios de estos tejidos naturales su tacto suave y agradable les haga sentirse relajados y cómodos, casi como un calmante natural. Tanto así que hay empresas que defienden incluso la lana orgánica como terapia natural. Algunas la llaman Lana Pura curativa,  en otros casos se trabaja como Lana medicinal

Producto natural sostenible: Los rebaños de merinas son una fuente natural y renovable de este tejido, obviamente. Pero además, este ganado ayuda a mantener vivo el medio rural y más rico el medio ambiente al actuar simultaneamente como alimento de depredadores, abono de las plantas y medio de vida para la población rural. Imposible pensar en una dehesa española sana sin verla poblada por el cerdo ibérico, la vaca retinta y los rebaños de merinas. ¡Ah! Y su resistencia a las bacterias hace que haya que lavarla menos de la mitad que el poliester, otra ventaja ambiental añadida.

_____________________________

.

MARCAS DE LANA MERINA PARA CORRER POR MONTAÑA.

Al pasear por Chamonix este verano las prendas de lana merina estaban por todas partes: Prendas creadas por empresas de medio mundo, de Francia a Nueva Zelanda pasando por Colorado, Suecia o Alemania. De hecho, más del 50% de este catálogo de ropa térmica de invierno de la cadena francesa dominante en tiendas de montaña (Au-Vieux-Campeur) está dedicado este 2012 ya a las prendas de lana.

Los productos de lana merina de casi todas las marcas se presentan separados en gamas de densidad variable según el rango de temperatura para su uso: Desde los 150g/m2 de las prendas de entretiempo hasta los más de 300g/m2 de las prendas para frío extremo.

Mas que balar, estos días parece que las merinas rugen en el mercado. Sin embargo, no vimos aún ninguna prenda española de este producto en los estantes, sino solo prendas de textil artificial. Una gran oportunidad para el país que fue la cuna de este tejido, seguro. 🙂

Mientras, por experiencia previa puedo recomendar cuatro marcas de lana merina para trail running: Smartwool, Ortovox, Icebreaker y Helly Hansen. 

SMARTWOOL: Nacida en Colorado en 1994 y desde 2005 parte del grupo Timberland. Su gama mantiene ese aire relajado, discreto y con un punto neorural de su origen. El ajuste y tacto de sus camisetas quizá se ha quedado algo por detrás de sus rivales modernos, pero personalmente creo que sus manguitos y otros accesorios siguen siendo de lo mejor en lana merina que puedes llevar encima. Duran, duran y duran sin fallarte nunca.

ORTOVOX: Alemanes famosos por su atención a lo último en tecnología y seguridad en montaña. Por eso se han volcado tambien en liderar el desarrollo de la tecnología textil para montaña de la lana merino. Mentalidad teutona en todo: Productos y marketing sobrios pero tremendamente sólidos y fiables. Personalmente me parecen las prendas de lana de mayor calidad, a veces quizá excesiva para lo necesario en un uso habitual en España.  Me gustan sobre todo sus prendas para actividad intensa en frío extremo, la línea “Competition”

ICEBREAKER: Neozelandeses que destacan por unir diseño rompedor con una excelente calidad de su materia prima, que escogen en casa entre la mayor cabaña de merinas del mundo. Personalmente me gustan sobre todo sus calcetines y sus camisetas para entretiempo (manga corta y cuello alto con media cremallera, 96% merina 4% elastan)  Su marketing es quizá demasiado agresivo a veces: Casi todos los artículos y fotos que verás en revistas se apoyan en sus notas de prensa. Sus imágenes de feroces carneros  de  grandes cuernos retorcidos los delatan: Por muy bonitos que queden en el poster, en la vida real apenas hay carneros merinos con ese tipo de cornamenta. 🙂

HELLY-HANSEN: Los daneses siguen fieles a su fibra-icono, el polipropileno, por su liderazgo destacado a la hora de alejar el sudor.  Pero aún ellos asumen que mejora si se combina de la forma adecuada con la lana merina. Hace años crearon una nueva fibra bicapa, polipropileno interno (1/3) y lana merina externa (2/3)  Esta HH Lifa Warm tuvo un éxito tal que cada estación el catálogo de productos de la misma no hace sino crecer. 

HAY MUCHAS MARCAS MÁS: BUSQUE, COMPARE….

Como decía antes, éstas son cuatro marcas cuyos productos de lana merina he probado y me han respondido perfectamente, en invierno o en verano. Pero hay muchas más: La Woolpower sueca, Oxylane francesa, Patagonia estadounidense… Quizá lo único a cuidar antes de elegir prendas con este tejido es que  puesto que pueden durar muchos años, aquí LO BARATO PUEDE SALIR CARO. Criar y cardar buena lana merina fina no es fácil. Se puede ahorrar mucho en costes del fabricante rebajando aquí y allá algo/mucho el control de calidad. Problema: Esas prendas de lana merina “baratas” no rendirán tan bien ni durante tanto tiempo como sus hermanas hechas con el mayor mimo y cariño. Pero en fin, allá cada cual con su elección.

Transhumancia en Madrid

Los últimos transhumantes: Rebaños de merinas en la antigua cañada de la Puerta del Sol.

Solo espero que algún día, desde una fábrica textil cercana a una vieja Cañada Real de Merinas, volvamos a ver salir prendas hechas con este regalo de la naturaleza que aquellos sufridos pastores transhumantes mimaron y refinaron durante siglos, hasta llegar a lo que es hoy.

“He dormido en la majada sobre un lecho de lentiscos
embriagado por el vaho de los húmedos apriscos
y arrullado por murmullos de mansísimo rumiar;
he comido pan sabroso con entrañas de carnero
que guisaron los pastores en blanquísimo caldero
suspendido de las llares sobre el fuego del hogar”. 

José María Gabriel y Galán. 

______________________________

.

MAS SOBRE MATERIAL DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

_________________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com