The Spine Race: 450k gélidos hacia el Muro de Adriano. Crónica personal Simon Gfeller. (7º gral)

.
.
Las carreras de montaña británicas tienen en The Spine Race una referencia clásica de extrema dureza. Se trata de 450km por un terreno en la zona entre Inglaterra y Escocia que más allá de su longitud y desnivel se endure por el habitual frío extremo y las difíciles condiciones de orientación.
.
Este 2017 volvía Eugeni Roselló a buscar una nueva victoria, aunque estuvo cerca de la misma al final  un pequeño despiste lo relegó al tercer puesto. Tras el marchaba otro corredor afincado en España, como es Simon Gfeller que acabaría 7º de la general, cuya crónica personal comparte hoy aquí.
.
the-spine-race-2017-photos-simon-gfeller-8
_________________________________
.
.
THE SPINE RACE: CRÓNICA PERSONAL SIMON GFELLER (7º general) 
The Spine Race. Tal vez una de las carreras invernales mas espectaculares y fascinantes  que hay en el mundo! El reto en esa prueba no es el desnivel, ni los casi 450km…el problema real son las condiciones y el terreno: checkpoints/avituallamientos cada 70km, lluvia, frio, viento, nieve, barro Y CIÉNAGAS durante gran parte del recorrido.
.
Como podeis ver en el mapa abajo, es todo un viaje por la espina dorsal del Reino Unido, en lo más crudo del invierno. Así que vas a tener los pies mojados y fríos  prácticamente todo el tiempo. No malgastes energías en tratar de evitar lo inevitable.
the-spine-race-2017-route
 .
¡Aprende a manejar la situación! Solo asi podrás convertirte en un corredor mas eficaz. No te quejes porque estas pasando frio o porque llevas un día entero metido en fango por encima de los tobillos..al final tu decidiste participar..tu decidiste tomar la salida para una de las pruebas mas extremas y duras que puedes encontrar por aquí!!
 .
Por fin me encuentro en el punto de salida de The Spine Race. Sé que los siguientes dias serán una pura aventura y me encuentro con enormes ganas de que arranque la fiesta. Esa carrera cumple con todo lo que espero de un evento de ese calibre. ¡Me encanta!
 .
Apenas salir, como todos los que han participado en carreras de ultradistancia non-stop de ese tipo ya sabemos mas o menos lo que te espera: Privación de sueño (dormiremos apenas unas 2 horas cada dia), agotamiento tremendo, alucinaciones, dolores, euforia, crisis tremendas, subidones eternos, seguir y seguir y seguir adelante…. Pasa el tiempo en carrera y pierdo la nocion del tiempo, no sé si es lunes o martes.
 .
the-spine-race-2017-photos-simon-gfeller-1
.
Una hora es como la otra, como apenas se ve el sol ahí. Vuelvo a la realidad cuando resbalo y me caigo de espalda sobre una roca dandome un golpe fuerte en el codo derecho. Me dolía durante todo el dia siguiente, luego ya no lo noté tanto porque otras partes del cuerpo me dolían mucho mas que ese codo.
.
Comes algo, descansas lo mínimo en cada punto de control. Y lo haces así, aun sabiendo que el próximo no lo verás hasta dentro de 70km. Te pones calcetines secos en cada uno, aunque te consta apenas durarán así  5 minutos hasta que toca cruzar otro arroyo o ciénaga. Y allá vas, sales de un control más. Sigues adelante con ganas de llegar a meta, devorando kilómetros. Y vaya kilómetros eran….
 .
the-spine-race-2017-photos-simon-gfeller-3
.
Tengo que decir que me encontré muy bien durante casi todo ese tiempo. Tenía muchísimas ganas de participar en esa prueba, encontrándome con amigos corredores que conocí en otros evento. Creo haber entrenado bien, de forma adecuada, entrenado mucho y muy duro para llegar a esa meta situada en Kira Yetholm, ya en la frontera de Escocia.
 .
Excepto un día/noche…creo que era el tercer día en carrera ya, cuando me dio un poco de fiebre. Pasé una noche realmente fatal y me arrastré como pude al siguiente avituallamiento, se me hicieron larguísimos los kilómetros, tiritando y quedándome dormido de pie literalmente. Me resultó muy difícil orientarme en ese estado y la niebla no facilitaba la cosa tampoco.
Decidí descansar ahí mas tiempo de lo previsto porque correr otro día y noche  con fiebre en ese clima lo veía muy mala idea. y ademas había que pasar todavía por Hadrian´s wall , el mítico muro de Adriano donde se inspira la referencia de Juego de Tronos y también pasar por las montañas Cheviots.
Perdí una o dos posiciones por descansar mas que las dos horas habituales, puesto que eramos unos cinco atletas con poca distancia entre nosotros pero sé que en ese momento hice lo correcto. Los ultimos cien kms luego me encontré mucho mejor, sin fiebre, mas recuperado pudiendo aumentar velocidad hasta la meta, hasta besar la pared del Border Hotel, en la frontera con escocia.
Ha sido espectacular, han pasado tantas cosas durante la carrera que resulta muy difícil poder escribir todo lo vivido, las emociones, todo lo que uno percibe a lo largo del recorrido. Es una aventura muy grande, muy dura. Esa carrera es mucho mas duro que el Tor des Geants o cualquier carrera que hay por aquí.
.
The Spine Race ha acabado con muchos corredores fuertes, siempre lo hace. El machaque del terreno y el mal tiempo dí tras día, noche tras noche, hundiéndote a veces hasta las rodillas en agua o cienaga…todo eso debilita muchísimo la moral de los participantes. Pero eso es el mismo problema para todos los participantes. Hay que mantener el espiritu : Keep going! Never quit!
¿Y como lo veo ahora, ya seco, caliente y recuperando desde España?
Me siento inmensamente feliz de haber estado ahí. Ha sido increíble.
the-spine-race-2017-photos-simon-gfeller-7
.
.
PODIOS FINALES SPINE RACE 2107
  • Masculino: 1º Tom Hollins. 2º Pavel Paloncy. 3º Eugeni Roselló Solé 
  • Femenino: 1ºCarol Morgan. 2º Helene Dumais. 3º Gabi Kenkenberg
_________________________
.
Anuncios