ULTRA TRAIL CHINA: Devil´s Ridge Gobi (70km-10sep) Crónica personal por Abel de Frutos (22º general)

.
Este fin de semana se celebró en China la primera edición de Devil’s Ridge : Fueron dos pruebas de 70 y 25 kilómetros corriendo por el desierto del Gobi y sus montañas. Unos 200 participantes se dieron cita en total con 58 dorsales del ultra 70km desde 11 nacionalidades diferentes, así como los 141 corredores en los 25k con nada menos que 76 mujeres de 6 nacionalidades diferentes.
 .
Allí estuvo  Carrerasdemontana.com contándolo ENVIVO con nuestro colaborador @abeldefrutos, quien participó como uno más en la ultra de 70k, acabando en el puesto 22º.  Si ayer os trajimos aquí la crónica deportiva, con la victoria  Yan Jiao y Lucy Bartholomew hoy vamos con la crónica personal y fotos de Abel, para ver la carrera con los ojos de un popular. 
.
devils-ridge-70km-ultra-trail-china-5
 .
 ________________
.
ULTRA TRAIL EN CHINA: DEVIL´S RIDGE 70KM EN EL GOBI. 
Crónica personal por Abel de Frutos (22º de la general)

.

Ya os hemos contado aquí en Carrerasdemontana.com los días previos de la Devil’s Ridge 70kms primero y despues la crónica deportiva de la carrera junto con las clasificaciones, ahora es el turno de contaros la carrera desde dentro, cómo la viví yo.

El viernes a las 19 horas asistimos al “briefing” que da la organización en el hotel en el que estamos hospedados, allí nos cuentan un poco sobre el recorrido, puntos de control, y todo lo necesario para que no tengamos problemas al día siguiente. Seguidamente nos vamos a cenar, compartiendo mesa con varios de los favoritos de la carrera (François D’haene, Lucy Bartholomew y Sally McRae entre otros).

.

A eso de las 22 horas marcho a la habitación para preparar las cosas y descansar un poco, no dejo nada al azar, y a posteriori pienso que cargué la mochila demasiado, pero no tenía ni idea de lo que podría ocurrir durante el recorrido y ante el desconocimiento, preferí pecar de precavido, nunca sabes lo que puede pasar en una carrera tan larga y en un lugar en el que no sabes cómo van a ser las condiciones climatológicas ni tienes claro el terreno por el que vas a correr.

Suena el despertador, son las 4, como algo que tenía preparado para desayunar y me visto pues nos vienen a buscar unos autobuses a las 5 para llevarnos a la zona de salida que pilla a 1h30 del hotel ya en el corazón del desierto del Gobi.

Sorprendentemente, no me encuentro nada nervioso, es raro, pues en todas las carreras durante las horas previas, aunque vaya sin objetivo alguno, suelo estar bastante nervioso, sin embargo, no sé si por la actividad en los días previos con los entrenamientos y el tiempo que llevo ya en China me encuentro bastante relajado, paso el rato conversando con unos y con otros y haciendo alguna foto.

Son las 8 horas, tras varios discursos de las autoridades de la ciudad nos llaman a la salida, los primeros kilómetros los conozco de los días previos, es la zona probablemente más bonita y pienso que hay que salir a disfrutar, por cierto, a estas horas y ya hace calorcito.

Empieza la carrera, caminos estrechos entre cañones, muy técnicos e irregulares, con dunas y pendientes cortas pero empinadas, zona por la que habíamos estado entrenando y reconociendo los días anteriores, así que contradiciendo la estrategia que tenía pensada, salgo más deprisa de lo deseable, me encuentro con ganas, y aunque hace calor, voy muy suelto de piernas y voy pasando bastante gente en estos primeros kilómetros. Pero claro, estas lindezas suelen pasar factura, llego al punto de control 3 en 2h16’, punto en el que la carrera se divide y los del ultra nos quedamos solos, echando cuentas, la cosa va por buen camino.

.
devils-ridge-70km-ultra-trail-china-9
.
En este momento empieza una de las partes más feas de la carrera, unos 10 kilómetros por el árido desierto del Gobi entre arbustos y piedras, terreno muy irregular de nuevo, no hay mucho desnivel (176m), pero el calor empieza a apretar de lo lindo y además empiezo a acusar la rapidez con la que salí, que junto con el calor reinante me atiza fuerte.Tardo 1h35 aproximadamente en recorrer este tramo hasta llegar al punto de control 4. Ahí llego justito de fuerzas junto con un corredor francés que no deja de maldecir lo dura que se le habían hecho estos primeros 26 kilómetros, de hecho, salimos juntos del avituallamiento, pero a los 100 metros aproximadamente decide que no quiere sufrir más y se retira, yo me alimento y bebo bien y me pongo en marcha hacia la parte más dura de la carrera.

Empieza lo serio, vamos directos a la parte montañosa, 12 kilómetros en constante subida en la que ascenderemos unos 1400 metros y en los que tardo ¡unas 5 horas aproximadamente! La zona es preciosa, nada que ver con lo que hemos recorrido anteriormente, totalmente diferente, zona muy pedregosa con mucho sube y baja, subidas muy empinadas en las que en muchos casos nos toca soltar bastones y echar mano a tierra. Sufro mucho, pero que mucho en este tramo, aunque ya nos habían avisado el día anterior que tuviéramos cuidado con el agua y que recargáramos bien en el punto de control 4, el agua termina por acabarse (1’5 litros) y me quedo sin una gota a falta de unos 3 kilómetros para llegar al punto de control 5.

devils-ridge-70km-ultra-trail-china-11
 .

Además, el punto más alto de la carrera está a 3200 metros, altitud a la que nunca he llegado (no he subido más alto de nuestra querida Peñalara – 2400 metros), pasamos bastante tiempo en altitudes sobre los 2700 metros, lo que junto con el calor me hace ir muy, pero que muy lento en toda esta parte montañosa, había previsto unas 3 horas de carrera para este parcial, pero me voy mucho. El recorrido espectacular, me parece increíble encontrar esas montañas y paisajes aquí en el desierto.

Por fin llego al punto de control 5, que se encuentra al final de una bajada de unos 3 kilómetros en los que bajamos mucha parte de lo que hemos subido, bajada muy técnica en la que cuesta ir rápido, toda la parte anterior es totalmente inaccesible para montar un punto de control, aunque durante todo el recorrido se encontraban voluntarios dando palabras de aliento y velar por la seguridad de los corredores. Allí me paro a recuperar fuerzas, estoy muy cansado y tengo mucha sed, me bebo media botella de un isotónico de marca china que probé cuando corrí la maratón de Pekín y que espero no me haga daño, y como unos trozos de sandía y plátano, pero desafortunadamente no sé si por culpa del isotónico o por la rapidez con la que como y bebo, cuando estoy preparándome para continuar la marcha me da un vuelco al estómago que me obliga a vomitar. Los voluntarios se quedan algo asustados y un par de médicos que hay en este puesto (la organización puso médicos y ambulancia en todos y cada uno de los puestos de control) me dan un par de ampollas de un líquido que no se lo qué es, antes de beberlo, les pregunto y me dicen que es para cortar los vómitos. ¡Joder! Sabe malísimo, pido agua rápidamente y me bebo casi una botella entera.

A partir de aquí el estómago ya no me deja continuar la carrera en condiciones, además el tramo que transcurre desde este punto de control hasta el punto 7 aproximadamente, se me hace interminable, una pista muy larga y monótona, en descenso, pero muy pedregosa, no puedo correr bien a causa del estómago y además tampoco puedo beber ni comer mucho, aun así, confío en que el líquido que me han dado los médicos haga efecto y me corte el vómito. Por tanto, en los siguientes puntos de control intento comer y beber algo, pero sin suerte, no tolero prácticamente la comida ni la bebida, así que me dispongo a sufrir lo que queda de carrera, situación que ya hemos pasado en otros ultras y no es desconocida.
devils-ridge-70km-ultra-trail-china-4
.
En este punto de control (el 7) empieza a anochecer, me cambio de camiseta para protegerme un poco más del frío, saco un buff y el frontal y me dispongo a seguir, me quedan unos 13 kilómetros a meta y calculo que en 1h30 estaré allí, nada más lejos de la realidad, la noche cae, y me es muy complicado seguir las marcas del recorrido, la primera parte del recorrido estaba muy bien marcada, pero de aquí al final y durante la noche, es muy complicado seguir las marcas, pues no son reflectantes. Tengo que volver varias veces sobre mis pasos en busca de la última marca para encontrar de nuevo el camino, así vago por el desierto durante unos cuántos kilómetros sin saber muy bien dónde me hayo, además la parte final da un rodeo para completar los 70 kilómetros mientras que no dejas nunca de ver la zona de salida/llegada, circunstancia que mina la moral de cualquiera.Aproximadamente unos 5 kilómetros más tarde, comienzo a ver luces intermitentes, los voluntarios alertados de que es muy complicado seguir las marcas, se han puesto a lo largo del recorrido y con linternas y móviles nos indican como llegar y continuar nuestra marcha, ahí me olvido de seguir las marcas y directamente voy siguiendo las luces hasta llegar al punto de control 8, a sólo 5 kilómetros para llegar a meta, corriendo y andando alternativamente.

devils-ridge-70km-ultra-trail-china-sunny-lee-100

.

En este punto nos tenían reservado una sorpresa final, por si no habíamos tenido suficientes subidas, nos toca subir una duna de tierra que hay que subir a gatas, sin tracción, con mucho cansancio acumulado y totalmente a oscuras excepto la luz de mi frontal, pienso que casi mejor no ver nada, así no tengo que pensar en cuanto me queda por subir. Cuando hago cima, me cuesta continuar de nuevo las marcas, no tengo muy claro por donde tengo que seguir, y pierdo bastante tiempo hasta que consigo encontrar el camino hacia el punto de control 9.

La última parte del recorrido no tiene pérdida, seguimos una carretera de tierra que es la que nos lleva hasta la salida y es una parte que conozco, además, la llegada es por el mismo sitio que la salida, por lo que voy confiado ya en llegar, sin embargo, la falta de un voluntario y marcas visibles en la parte final de la carrera justo en el cruce que hay que tomar para entrar a meta, hacen que continúe recto y recorra unos 2 kilómetros más hasta que me doy cuenta de que me he pasado y tengo que dar media vuelta.

Finalmente, y con la ayuda de un voluntario que me muestra el camino consigo llegar a meta en un tiempo oficial de 14:09:55 y puesto 22 de carrera. Otra muesca más.

devils-ridge-70km-ultra-trail-china-1

.

Me gustaría dar las gracias a la organización (Wiltod, Etienne, Lorraine) que se preocuparon de que no nos faltara nada durante los días previos, el recorrido me ha parecido fantástico, duro, muy duro, y con mucho potencial para que esta carrera crezca, aunque habrá que corregir algún detalle en las próximas ediciones (como el marcaje en la parte final del recorrido), además me gustaría desearles lo mejor a China Mountain Trail en el resto de carreras que organizan por el gran trabajo que hacen.

Dar las gracias también a Carrerasdemontana.com por contar conmigo para esta aventura, ha sido un viaje espectacular en el que además de poder completar un ultra más, he podido compartir mesa y kilómetros con todo un ganador del Ultra Trail del Mont Blanc (François D’haene) y correr por todo un desierto del Gobi.

.
 
_________
.
.
GALERÍA FOTOS DEVIL´S RIDGE 2016 POR ABEL DE FRUTOS.
Mucho más que una carrera, una gran experiencia personal
 
.
_______________________
.
Anuncios