Genís Zapater, la montaña como un todo. Entrevista en Patagonia y autorretrato tras Ultrafiord.

.

Genís Zapater es un apasionado de la montaña en todas sus variantes: Skimo, escalada, carreras de montaña…nada le es ajeno. Tras completar la Ultrafiord 70km en la Patagonia chilena, charlamos con el de su forma de entender este mundo, priorizando el vivir nuevas experiencias a fondo, por encima de lograr el máximo rendimiento en una especialidad concreta.

_________________

.

GENÍS ZAPATER: AUTORRETRATO 

.

Hola, me llamo Genís Zapater, tengo 25 años y acabo de llegar de la Patagonia Chilena, de conseguir el 3r lugar en la Ultra Fiord de 70 km detrás de un fuertísimo Pere Aurell y Roger Viñas.

Soy de un pequeño pueblo llamado Matadepera, curiosamente vecino de Pere Aurell, pues crecimos tan cerca como que la mía es la casa blanca y porticones de madera del final de su calle. Tambien creció allí Jan Margarit, así que se mantiene la tradición en el pueblo. 

Toda mi familia viene del mundo de la montaña. Mi padre fue de los primeros alpinistas extremos españoles, mi madre escalaba como los ángeles y mi hermano mayor ha sido 2 veces campeón del mundo de carreras de montaña, ahora trabaja al grupo de rescate dels Bombers de la Generalitat de Catalunya y es Guía de Alta Montaña. No es fácil ni ser un buen alpinista e innovador en tu época, tampoco escalar como los ángeles. Y ser campeón del mundo, bombero y guía, tampoco lo es.

Quizá precisamente sea por esa razón, que no soy nada de todo eso. Esto es lo que he visto, lo que he absorbido en casa desde que nací: La pasión por destrozar tu cuerpo y tu mente luchando en la montaña hasta que lo hayas logrado o sino, al menos, hayas regresado al suelo. Con 4 años hice solito el Aneto y con 5 el Toubkal, con 12 escalamos en familia la norte del Vignamale, el Cervino, Dent d’Herens en el dia y Mont-Blanc en dos días y en skis.

Con estos antecendentes en la familia, asumo que lo mío es algo distinto. Ni pretendo innovar, ni pretendo ser campeón del mundo. No. Lo único que pretendo, y que os puedo asegurar que hago, es dar el 100% de mi en cada cosa que me propongo y hago.

Cuando digo lo de destrozar cuerpo y mente, mejor me explico un poco más: Lo de cuerpo es lógico. Poco más haces aparte de sentir y vivir cuando estas por ahí arriba en las montañas. Y sobre la mente, es porque he heredado o si más no, muy bien interiorizado, que todo lo que haga, lo haga con el cuchillo en los dientes, aunque sean más de una cosa. Con esto quiero decir que cuando esquías, vas a muerte y te la juegas; cuando vas en bici, vas rápido y te la juegas; cuando corres, bajas deprisa y te la juegas y cuando escalas, tu te metes aunque veas que por ahí no pasas ni por casualidad y el vuelo esta mas que asegurado. Porque solo así es como se es mejor cada día. Y por esto estoy aquí.  

.

He competido muchos años en Mountain Bike y no me fue nada mal. A los 18 empecé seriamente a profesionalizarme con el skimo cuando entré en Font Romeu con Kilian, Mireia, Marc, Nil e Ignasi, donde tampoco me fue mal del todo. Nunca me colgué una medalla de oro internacional. Y me habría hecho mucha ilusión, de hecho toda. Pero si que tengo de plata y bronce, algo es algo.

.

¿Y la carrera? La disfrutaba más yo que el que ganaba, seguro. Pues la medalla de oro nunca la tuve tangible, pero si en el alma. Y corriendo la historia era igual. Durante el verano, entrenábamos tantos kilómetros a pie como base para el invierno, que aunque no quisieras, estabas muy fuerte corriendo. Ya de pequeños, íbamos a las carreras por Cataluña y estábamos delante de los grandes de la época hasta que nos íbamos para Tignes a entrenar con el equipo de la FEDME. Hacíamos dos concentraciones al año, de dos semanas la primera y un mes entero la segunda, oara esquiar en glaciar.

.

Poco a poco y sin abandonar la alta competición me he ido volviendo otra vez a mis raíces. Vuleta a una montaña un poco más libre, lejana a las series, fartleks y cuenta segundos, salía y apretaba donde quería y cuando quería descansaba, siempre con un poco de sentido. Pero nunca olvidemos que Marc Solà, Poma le llamamos los amigos, fué bicampeón del mundo de skimo y ganó alguna que otra copa del mundo de skyrunning entrenando así. Y esto, nada más y nada menos, es lo que hacía, al menos hasta hace poco, el gran Jessed Hernandez.

.

A mí, personalmente, este enfoque me hacía sentir más libre. Y a nivel de rendimiento, cuando ya cogía la forma, me notaba igual y año tras año rebajaba mis marcas de mis recorridos. Poco a poco volví también al señor alpinismo, a volver a sentir ese miedo y esa sensación de tener tu integridad entre tus manos y que depende de ti. En skimo también la sientes en algunos momentos pero es muy pasajero, no te llega a dar el canguelo porque bajando al final se pasa la situación y subiendo, como vas a ir con un ojo a cada costado, para variar, le quitas importancia, o hasta deseas caerte montaña abajo y que acabe el sufrimiento. Es broma (a medias).

.

Acabé entrando en la formación de Guías de Alta Montaña, entonces sí que tuve que dejar de correr al alto nivel, al menos en skimo, ya que pedía demasiadas horas de entrenamiento y resultaba imposible seguir un calendario tan repleto y concentrado como es el de este deportey estudiar y escalar al nivel tan alto que exige la escuela española de guías.

.

Por otro lado, poco a poco, he ido apartándome de las carreras de montaña más convencionales para dedicarme a las que a mí se me dan realmente bien. Duras, largas, exigentes, técnicas y alpinas, y si hay componentes como cuerdas, cadenas, escalones y nieve, mejor! Encima, ahora han hecho este calendario de las skyextreme que aunque sea dentro de un circuito privado autodenominado “copa del mundo”, hay el mismo nivel o más que a las carreras organizadas por la IAAF.

.

¿Qué carreras qiero hacer en 2017? Ahora mismo, mi calendario se compone de 5 carreras y de 3 retos. Las carreras son

1ª Carrera: Chemins du Soleil, en Btt, en los Prealpes franceses con mi hermano Xavi, 4 dias de BTT del bueno.

2ª Carrera:  Transpyr MTB Coast to Coast. Des de la costa del Mediterráneo a la Atlántica en 7 etapas todo por montaña.

3a Carrera : Ultra Trail Valls d’Àneu  de 93km’s. 

Estas tres primeras serán las carreras de volumen, para tener una base fuerte cara a los retos posteriores. 

1r reto: Entonces voy a volar a América, para entrenar Speed Goat voy a bajar el Colorado Trail en BTT desde Denver hasta Durango y voy a subirlo otra vez corriendo, de Durango hasta Denver.

4ª Carrera: Speed Goat, una de 50km que aunque el año pasado me sento mal… este año vuelvo. Y a muerte.

2º Reto: Ir y escalar lo máximo que pueda en Red Rocks, El Dorado, Indian Creek, Yosemite y A Jackson Hole a ver que hay por el Grand Tetons.

5ª Carrera:  La CCC de la UTMB. Si fuera posible, a mediados de Agosta me gustaría volver a Europa y acabar de preparar  esta carrera

3r Reto: Annapurna Trek non stop.  Hace tiempo me dije que mis primeras 100 millas no serían en carrera. Serían en un lugar especial. Mágico. Único. Ya he escogido donde, cuando y con quien. Será a medianos de octubre de 2017.

A nivel de competiciones, tambien depende de cómo sobreviva a cada paso, para poder plantearnos aumentar el calendario. Pero este sería hoy mi  planificación para el 2017. Que no es poca cosa, creo.

Genís Zapater en Ultrafiord 2017. Foto: Ultrafiord.

____________

.

MAS SOBRE ENTRENAMIENTO, VIDEOS Y MATERIAL TRAIL. 

_________________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com

Anuncios