ULTRATRAIL Y PIONEROS: AMY PALMIERO, PRIMERA MUJER AMPUTADA EN TERMINAR ULTRATRAIL WESTERN STATES 2010 Y BADWATER ULTRAMARATHON 2011

.

Amy Palmiero-Winters  se hizo famosa en 2010 al ser la primera amputada en terminar una gran ultratrail.  Lo hizo nada menos que completando las cien millas de Western States en un tiempo de 27 horas. En 2011 se superó a sí misma en las tórridas 135 millas al sol de la Badwater Ultramarathon, corriendo nada menos que 41 horas.

.

Como ocurrió antes con tantos pioneros del ultratrail mundial que os hemos traído a lo largo de los años, de Bob Ansleigh a Caballo Blanco, su caso es aun poco conocido en España, incluso entre los medios especializados, por lo que hoy queríamos dedicar un especial a su historia. No en vano su coraje la llevó tambien a ser la primera amputada en la selección nacional absoluta de Ultrafondo EEUU, donde firmó el puesto 18ª de la general en el mundial 2010.

Amy Plamiero en plena ultra trail. Foto: AMP

 

_________________________________________

.

AMY PALMIERO, PRIMERA AMPUTADA EN COMPLETAR GRANDES ULTRAS

De  las cien millas de Western States 2010 al Badwater Ultramarathon 2011

.

Amy Palmiero-Winters nació el 18 de agosto de 1972. Afincada en Pennsylvania, saltó a la fama a partir del 2010 como la primera amputada por debajo de la rodilla en completar grandes ultras, tanto en montaña como sobre asfalto. Llegó a sumar hasta once récords mundiales en varios eventos, siendo galardonada en 2010 con el Premio James E. Sullivan como la mejor atleta amateur de los Estados Unidos, así como el ESPN ESPY Award como la principal atleta con discapacidad en el mundo.

.

Su caso es sin duda una inspiración que no debe ignorar ningún atleta en su situación de nuestro país y abrió un camino que sigue ensanchándose hasta hoy, puesto que hace ya muchos años que no es extraña la presencia de corredores amputados en las carreras de montaña, incluso en metas de grandes ultra trail del mundo entero. En el caso de Amy, hace ya siete años que completó las cien millas de Western States, la carrera donde nació el ultratrail moderno, tal como hoy lo conocemos.

Palmiero-Winters nació en Meadville, Pennsylvania. De joven compitió en atletismo de forma regular desde una edad muy joven, desarrollando así su talento natural y una pasión por correr en cualquier circunstancia.  En 1994 sufrió un accidente de motocicleta que aplastó su pierna izquierda. Después de tres años y veinticinco operaciones, su pierna fue finalmente amputada por debajo de la rodilla. Las secuelas fueron tran graves, que no sería capaz de volver a correr hasta tres años después de la amputación.

.

Las primeras carreras como amputada: Diez años después del accidente, Amy se apuntó por fin de nuevo a una carrera importante, se trataba del Silver Strand Marathon. A pesar de estar embarazada de cinco meses y correr empleando una prótesis diseñada sólo para caminar, terminó segunda en la general de su categoría. Animada por la experiencia, quiso ir más allá y se apuntó en el Triatlón de Nueva York el verano siguiente. De nuevo corrió usando una prótesis para caminar, así como una bicicleta tomada la empresa donde trabajaba. Esta vez entró tercera en su categoría.

 

Llegado este punto, Palmiero decidió tomarse su entrenamiento deportivo en un nivel más serio. Después de obtener una pierna protésica altamente personalizada gracias a un acuerdo con “A Step Ahead Prosthetics” en Hicksville, decidió trasladarse a Nueva York para convertirse en miembro del equipo oficial de la compañía. Se trataba de un grupo de atletas amputados, que gracias a este patrocinador podía demostrar su potencial máximo, con el apoyo de entrenadores profesionales.

.
La redescubierta pasión de Amy por correr la llevó a plantearse grandes retos: En mayo de 2006, Palmiero ya se había entrenado a fondo. Equipada con una nueva prótesis, se apuntó al Maratón de Nueva York con el objetivo de mejorar el record del mundo para corredoras con la piernas amputada bajo la rodilla. Logró una marca de 3:24 y rompió el récord mundial por nada menos que veinticinco minutos. Entusiasmada por esta haza superar el record mundial de persona amputada bajo la rodilla, fuera hombre o mujer. La cita con la historia llegó en el Maratón de Chicago 2006, donde su superó a sí misma rebajando su marca hasta las 3h04 y batiendo el record del mundo tal como se había propuesto.

El salto a lo ultra: Para 2009, Palmiero-Winters había decidido cambiar de maratones a los ultramaratones más exigentes, que son carreras más largas que la distancia de maratón de 26.2 millas. Ella correría diez ultramaratones entre 2009 y 2010, terminando primero en la división femenina en el Heartland 100 Mile en octubre de 2009 y terminando en primer lugar general en el Arizona Road Racers correr al futuro de 24 horas de carrera el 31 de diciembre de 2009 por Corriendo 130.4 millas durante el tiempo asignado. Era la primera vez que un amputado había ganado un ultramaratón.

Después de esta actuación, Palmiero-Winters fue seleccionada para al equipo de ultrafondo ABSOLUTO de los Estados Unidos para el Campeonato Mundial de Ultramaratón 24 horas de la IAU en Brive, Francia. Era la primera vez que un amputado entraba en el nacional absoluto de los Estados Unidos. El 17 de mayo de 2010, terminó décimo octava en la categoría femenina en los campeonatos del mundo, completando 123.99 millas en las 24 horas de carrera.

La siguiente carrera de Palmiero-Winters fue la mítica Western States Endurance Run el 26 de junio de 2010. Se convirtió en la primera amputada en terminar la carrera de 100 millas que marca el inicio del ultra trail moderno. Al terminar en 27:43:10, recibió la hebilla de bronce, un galardón que premia a cada corredor que termina la prueba por debajo del plazo máximo general de treinta horas.

Recta de meta Western States 100 Miles 2010. Foto: AMP

 

No contenta con ello, en 2011 Palmiero-Winters se convirtió en la primera amputada femenina en terminar el Ultramarathon de Badwater. La prueba suponía un desafío de nada menos que 135 millas con hasta 50ºC de temperatura en carrera y  ha coronado algunos de los mejores ultreros de la historia: Del portugués Carlos Sa a la estadounidense Pam Reed. Mary logró tambien completarla, esta vez corriendo durante nada menos que 41h26m42s

A continuación, os dejamos la crónica que la propia organización de Badwater quiso publicar sobre la gesta de Mary. Un merecido homenaje para que no se olvide la historia de la primera persona amputada en terminar grandes ultras del mundo entero. Una inspiración para todos los que amamos el deporte, sin duda.

___________________

.

CRÓNICA BADWATER ULTRAMARATHON DE AMY PALMIERO

Publicado por la organización de Badwater

En las primeras horas de la mañana del 13 de julio de 2011, la corredora amputada Amy Palmiero-Winters se convirtió en la primera mujer de esta condición  en terminar el Ultramarathon de Badwater. A menudo conocida como la “Carrera del pie más dura del mundo”, Badwater es una carrera de 135 millas sin parar desde el Valle de la Muerte hasta el Monte. Whitney, CA, con temperaturas que a menudo superan los 130 grados Fahrenheit.

.

Esta fue la segunda vez que Amy dirigió Badwater; Un intento de 2010 terminó en lesión como el hueso en su pierna rompió a través de la piel dentro de su prótesis. Frecuentemente, los corredores que no terminan el Ultramarathon de Badwater no tienen otra oportunidad a favor de los nuevos corredores que quieran intentar la carrera. Dada una rara segunda oportunidad en 2011, Amy sacó el máximo partido, terminando con un tiempo de 41:26:42 a pesar de la temperatura de su prótesis alcanzando los 160 grados.

.
Amy no es ajena a la adversidad. Después de que su pierna izquierda fue aplastada en un accidente de motocicleta a la edad de 21 años, se sometería a veintisiete cirugías durante los próximos tres años antes de que los médicos decidieron amputar la pierna por debajo de la rodilla. Después de haber sido un corredor entusiastas de toda su vida, Amy comenzó a aprender a correr en una pierna de prótesis. Eventualmente, recibió una prótesis de correr de Hicksville, NY, basada en A Step Ahead Prosthetics, y poco después comenzó a romper récords mundiales en el maratón y el triatlón.

.
En 2009, Amy puso su mira en las Ultramaratones, carreras de 100 o más millas de largo. Los resultados fueron dramáticos, ya que se convirtió en la primera amputada en ganar un Ultramaratón en la carrera de Arizona a la carrera del futuro en el Día de Año Nuevo 2010, y más tarde fue nombrada a las mujeres de Estados Unidos 24 horas corriendo equipo que compitió en el mundo ultrarunning campeonatos en Brieve,

.

También se convirtió, en 2010, en la primera amputada en terminar la carrera de 100 millas de Western States. Por estos logros, Amy fue nombrada ganadora del premio John L. Sullivan en el 2010 como la mejor atleta amateur del país y también se llevó el premio 2010 ESPY a Mejor Atleta Femenina con Discapacidad. Acabar con Badwater es el último logro en su extraordinaria carrera ya que sigue viviendo con el lema personal: “Los únicos límites que tenemos son los que establecemos para nosotros mismos”.

_______________________

.

MÁS SOBRE  MATERIAL CARRERAS DE MONTAÑA Y ULTRA TRAIL.

_________________________

Info por  Mayayo Oxígeno, para Carrerasdemontana.com