Micah True encontrado muerto en Nuevo México tras salir a entrenar. Hasta siempre, Caballo Blanco.

En  2010 tuve ocasión de vivir el ambiente y correr la Leadville 100 Miles, la gran carrera estadounidense donde nació -en parte gracias a Micah- la leyenda de los Tarahumaras. El hoy superventas “Nacidos para correr” acababa de salir en inglés (no estaba aún siquiera en español) y tuvimos la suerte de saludar y correr allí con grandes del trail como Krupicka, con Mc Dougall  -autor del libro- y con varios de sus personajes. Micah True, (“Caballo Blanco”) era sin duda uno de los más fascinantes del libro. Ayer se anunció su muerte durante un entrenamiento de 19k.  Vaya desde aquí nuestro pequeño homenaje a este gran corredor de montaña.

Actualizado 20abr12: Si quieres conocer y ayudar a que continúe la gran obra de Micah True, su “Ultra maratón de las Barrancas del Cobre”, puedes hacerlo aquí. 

Micah True en la Quebrada del Cobre

Micah True en la Quebrada del Cobre (México)

Caballo Blanco nació el 10 de Noviembre de 1954 y tenía su residencia habitual, como casi todos los ultreros estadounidenses de referencia, en Colorado. Hace más de 20 años que pasaba los inviernos corriendo por las que eran casi su segunda casa: la mexicana Quebrada del Cobre de los Tarahumaras y otros rincones de Hispanoamérica. El 27 de Abril de 2012, con 57 años, salió por última vez a entrenar.  Una salida de 19km, un día cualquiera para él, por los senderos del bosque nacional de Gila, histórico reducto del indómito caudillo apache Gerónimo. Quizá esa fue la forma de marcharse que el mismo habría soñado.

Tarahumara race

Carrera Tarahumara, su segundo hogar. Foto: Micah True.

 Nos queda su espíritu libre y esa irrefrenable pasión por correr, cuanto más libre y salvaje mejor. Más de un periodista, como más de un corredor, que quisieron entrevistarlo o conocerlo siguiendo el pelotazo de “Nacidos para correr” se llevó una sorpresa: Pasmados al principio, la mayoría acabó valorando despues esa forma tan propia y diferente de ver la vida desde lo alto de unas zapatillas. O sin ellas, tal cual. Aquí una buena entrevista ejemplo de ello.

El mismo había dejado dicho en sus redes sociales como quería ser recordado: “If I were to be remembered for anything at all, I would want that to be that I was authentic. No Mas. Run Free!”

Aunque los detalles de su muerte no creo que sean de especial interés en este momento, aquí os dejo una muy detallada crónica desde EEUU para quien lo desee. Lo que sí creo ímportante es recordar y celebrar hoy su forma de ver la vida y el correr por la naturaleza. Para intentar entenderlo, tenemos buenos libros como el de Mc Dougall o artículos ajenos que nos presentan la historia de cómo un boxeador semiprofesional perdido en la vida halló un nuevo sentido a la misma, lleno de alegría y paz de espíritu en el correr largo por montaña.

Micah True en Leadville

El Leadville de Micah True: Panorámica de Twin Lakes hacia Hope Pass. Foto: Mayayo

 Bien están esas visiones ajenas. Sin embargo, quizá el texto que mejor ilustra el legado de Micah sean sus propias palabras contando su aventura compartida con los Tarahumaras en aquella mítica Leadville 1994 de la que salió cambiado para siempre. Probablemente, la ultratrail más hermosa de la historia.

Hasta siempre, Micah. 

Si quieres saber algo más sobre la vida e ilusiones de Micah True, nada mejor que visitar la que era su propia web personal: Caballoblanco.com

Para saber algo más del impacto de  su presencia y del libro “Nacidos para correr”, aquí

_____________________________________________________
Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com

Anuncios