Rutas Trail Madrid: DESCENSO RIO MANZANARES 95km. Trazado y Crónica personal Angel Morales

.s

El DESCENSO RIO MANZANARES merecer ser una gran clásica en nuestra sección RUTAS TRAIL RUNNING. Y es que lo tiene todo: Una ruta sobr 95km donde el curso fluvial nos guía por un tramo con gran historia y bonitos paisajes, con el alto de Guarramillas (Bola del Mundo) como techo a 2.227m. y la desembocadura en el Jarama como meta. Así lo planteó Angel  Moralesen su #DesafioManzanares

.

La pasada semana, con las primeras lluvias del Otoño,  se lanzaba con nuestros compañeros Abel de Frutos y Mayayo a recorrer su tramo inicial. Hoy os tramos guía, track y fotos de la primera mitad, lo más vistoso y alpino del trazado. Lo mejor, los bellisimos paisajs de otoño que cubren el camino hasta Manzanares. Lo más duro, claro está, sos 2.210m d bajada que castigan los cuadriceps sin pidad. Vamos con los detalles, arrancando con video resumen para continuar con la crónica del protagonista Angel. 

_______

 

.DESCENSO RIO MANZANARES: LA RUTA. 

El Manzanares nace en la alta Sierra de Guadarrama, en el Ventisquero de la Condesa, situado cara sur de la Cuerda Larga, justo bajo la Bola del Mundo. Pasa por La Pedriza, Manzanars el Real, Colmenar y Tres Cantos antes de llegar a la ciudad de Madrid. De allí sigue camino hasta que desemboca en el río Jarama, en el término municipal de Rivas-Vaciamadrid, después de un recorrido lineal de 92 kilómetros, íntegramente por la Comunidad de Madrid. La ruta de trail más lógica para seguirlo suma apenas un poco más que el rio, hasta los 95km.

.

El descenso del río para los corredores de montaña, permite disfrutar de un viaje por la naturaleza y por la historia. Acoge diferentes ecosistemas y atraviesa zonas de gran valor medioambiental, que han recibido diferentes niveles de protección. Su cuenca alta, desde su nacimiento hasta el monte de El Pardo (incluyendo La Pedriza), constituye el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, con una superficie de 52 796 hectáreas.

Su curso bajo también se encuentra protegido, dentro del Parque Regional del Sureste. En términos generales, puede afirmarse que el único tramo del río que no se encuentra protegido es el que discurre por el casco urbano de Madrid. En su recorrido urbano, el curso del Manzanares es el resultado de décadas de trabajos de canalización y represamiento, si bien en fechas recientes el nivel del río a la altura de Madrid ha disminuido por la apertura de las compuertas reguladoras.

 

_____

.

CRÓNICA DESAFÍO MANZANARES, POR ANGEL MORALES

.

Esta es la historia de un reto en el cual empecé a pensar hace algo más de dos años y que, por un motivo u otro, seguía en el cajón de los pendientes. Dicho reto consistía en recorrer el río Manzanares en una sola jornada, desde su nacimiento en el Ventisquero de la Condesa hasta su desembocadura en Rivas Vaciamadrid, donde sus aguas se unen con las del río Jarama. Y ahí seguía, en el mencionado cajón hasta que, tras una pérdida muy cercana y dolorosa a principios de año, decidí ponerle fecha puesto que si algo me enseñó dicha pérdida es que las cosas hay que hacerlas y no dejarlas para más adelante. Una vez fijada la fecha, me puse a dar y pulir cera hasta que llegó la fecha elegida, el 12 de octubre. Una semana antes de intentar llevarlo a cabo, se me ocurrió que a la vez podía hacer algo por los demás y en unoentrecienmil.org y su Proyecto Corre encontré algo que me encajaba bien: puedes colaborar ayudando a financiar proyectos contra la leucemia infantil simplemente comprando un dorsal solidario y la gente que te sigue puede hacer lo mismo aunque sólo seas tú el que corra. Y así llegamos al día 12…

Me levanto a las 4:10 tras haber dormido apenas tres horas. Desayuno ¿o receno? tranquilamente y a las 4:50, tras despedirme de mi mujer e hijo que duermen plácidamente, bajo a la calle donde me está esperando Berna, quien será el encargado de llevarme hasta el Puerto de Navacerrada. Por el camino recogemos a Abel, que se ofreció a acompañarme desde el principio hasta Tres Cantos, y a Mayayo, el cual se unió a la aventura según se enteró el día de antes.

 

 

Llegamos al Puerto y comprobamos que la madrugada es fría y, sobre todo, ventosa. Nos pertrechamos para combatir esos momentos iniciales de frío y empezamos a subir hacia el Ventisquero… Tras un buen rato subiendo, pasamos al lado de Bola y al poco divisamos entre la niebla la caseta donde empieza en curso de nuestro río. Una vez que nos hacemos la foto de rigor, para que quede constancia de nuestro paso, empezamos nuestro descenso lentamente pues se hace trabajoso entre la niebla y la oscuridad. Poco a poco, la luz va ganando a la oscuridad y disfrutamos de un amanecer acojonante, somos unos privilegiados aunque muchos no compartan lo que hacemos…

.

Llegamos al Puente de los Manchegos ya de día y seguimos, en busca del Puente del Retén. Pasamos éste y seguimos camino de Canto Cochino disfrutando del día que nos está saliendo, temperatura cojonuda para correr y un bosque recién llovido que parece que quisiera habernos recibido con sus primeras galas otoñales aunque, eso sí, las piedras están juguetonas después del agua caída la noche anterior… Pasamos Canto Cochino, la zona del Tranco y vamos hacia la Rotonda del Montañero, donde nos está esperando Josito desde hace un buen rato para unirse a nosotros hasta Colmenar.

.

Tras una breve parada, continuamos, pasamos por el Puente Medieval y seguimos hacia Colmenar. Un poco antes de llegar nos recibe la lluvia, lo que nos hace temer por un día con una meteo más complicada de lo que fue luego realmente pero en ése momento no tenía buena pinta el día. Una vez que dejamos a Josito en en Colmenar, la siguiente parada era Tres Cantos y hacia allá que nos fuimos siguiendo el GR-124. Cuando llegamos a Tres Cantos, vemos a Juanlu, que se había currado un avituallamiento de lujo, hasta con bocatas de jamón, oiga. Y junto a él allí estaba Berna, que se había vuelto a casa a dejar el coche, vestirse de corredor y coger un tren que le llevara a Tres Cantos de nuevo. Sin palabras. Tras avituallar bien y cambiarme de ropa, salimos en dirección Madrid, siguiendo la traza del GR-124 que nos llevará a entrar en Madrid por la conexión del Anillo Verde Ciclista con la Carretera de El Pardo.

.

Pero aquí precisamente, en El Pardo, noto que algo no va bien según lo vamos atravesando. Empiezo a tener las mismas sensaciones que en otras ocasiones he tenido mucho antes en competición y que dan paso a vómitos en forma periódica, por lo que, tras varias paradas obligadas, a la altura de el Puente de los Franceses decido que no tiene sentido seguir así con casi otros treinta kilómetros aproximadamente por delante, para llegar hecho un trapo al final. Así es que, tras 80 Km. de ruta, 75,4 Km. de ellos de río, echo pie a tierra con un comité de bienvenida que no me lo esperaba pues, tras andar todo el día pendientes de mí, familia y amigos se mueven apresuradamente para llegar al punto donde decido parar y hacen que sea un momento muy especial y emocionante para mí.

.

Y así termina este apasionante reto que me planteé tiempo atrás. Me deja con buen sabor de boca por todo lo disfrutado durante su realización y al que sólo le ha faltado la guinda, eso sí, de rematarlo. Quizás en otra ocasión haya que repetirlo, o no, en cualquier caso lo que sí tengo claro es que habrá que seguir haciendo cosas para sentirnos vivos…

.

Agradecimientos: En primer lugar, a mi familia, sin el apoyo de todos ellos todo esto sería muy difícil… Os quiero mucho.

A toda la gente que, de una forma u otra, me han apoyado y dado ánimos desde el momento que se enteraron de lo que me proponía ya haya sido de viva voz o a través de mensajes en las redes.

  • A todos los que se han prestado en algún momento a compartir kilómetros conmigo en el camino hacia esta aventura.
  • A Abel, por ser el primero en ofrecerse a que no se me comiesen los lobos por la noche en La Pedriza.
  • A Sergio, por ser el altavoz de esta historia en la redes sociales.
  • A ambos dos, por la compañía durante 46 Km.
  • A Josito, por por ésos kilómetros compartidos tras una larga espera.
  • A Juanlu, por ése pedazo de avituallamiento en Tres Cantos, ésos bocatas de jamón… Hummm.
  • A Berna, por el transporte y la compañía posterior, que fue una bonita sorpresa.
  • A Sito, por esa aparición a lomos de su bici a la altura de Somontes, ésa botella de agua y ésa coca cola que me dieron toda la vida del mundo durante el tiempo que duró su efecto.
  • A José Luis, que modificó su entrenamiento para compartir unos kilómetros con su tío postizo.
  • A Carlos y a Desi, que acompañó al primero mientras éste esperaba una posta a mi lado que nunca llegó.
  • A Miguel, que salió en coche desde Arroyomolinos hacia Rivas, para salir en mi busca al trote desde allí.
  • A Jorge, que estuvo ojo avizor en el tramo final esperando verme aparecer en algún momento.
  • A Luis, in memoriam.

A todos, una vez más, AGRADECIDO.

 

 

DATOS GPS: Aquí track completo de ruta Pto Navacerrada a Tres Cantos (46k) con los datos tomados por Mayayo 

_______

.

RUTAS TRAIL MADRID: DESCENSO RIO MANZANARES  Galería fotos por Mayayo y Josito.

____

.

MÁS INFO ENTRENAMIENTO Y MATERIAL TRAIL RUNNING

_____________________________________________________________

Info publicada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com