TRAIL RUNNING INVERNAL: HIVERNALE DES TEMPLIERS, CORRER A -11ºC. Crónica personal Irene Guembe (bronce Astragalo trail 68k)

 .

Las carreras de montaña en Francia son las más numerosas y con mayor afición del mundo. El calendario del trail running vecino está plagado de nombres que o bien acogen miles de dorsales o bien ofrecen una experiencia fascinante, como Ultra Trail Mont Blanc, Festival des Templiers, Grand Raid Pyreneés, Ecotrail Paris, Montgnahard, Echapeé Belle y tantas más.

Tienen tambien una gran tradición de pruebas invernales, de las que este fin de semana se disputó una de las más destacadas en Roquefort-sur-Soulzon, nada menos que la Hivernale des Templiers, a donde Irene Guembe, campeona de Nafarroa Extrem 2017, llegaba invitada por Altra, como patrocinador oficial de la prueba. Llegó, se abrigó…y corrió hasta lograr el bronce. Esta es su crónica personal

_______________

.

HIVERNALE DES TEMPLIERS 2017: CRÓNICA PERSONAL IRENE GUEMBE (Bronce) 

.

Suena el despertador a las 5 de la mañana. Ducha rápida, desayuno en la habitación; unos sandwich de pavo y un par de cafés en termo del día anterior… y salimos para La Couvertoraide; punto de salida de la carrera larga (que era lineal), con meta en Roquefort. 
El coche cubierto en hielo, las carreteras complicadas y un frio helador. Pero llego con unos 25′ de tiempo. En la linea de salida, entre la multitud y con lo nerviosa que estaba, hasta aquí aun no pasé demasiado frío.

.
De repente, encienden unas bengalas azules, ponen música y todos cantando, todos agachados, todos arriba otra vez (y yo igual claro jeje, había que entrar en el ambiente)… SALIMOS!!! Fin de mis nervios, ya estoy corriendo, ya estoy en faena, toca disfrutar y pelear! Vuelta por el pueblo amurallado de piedra, precioso por cierto, y salimos cogiendo un camino estrecho nada más acabar del pueblo. Todos con frontal, esas salidas son especiales, diferentes! 

 

.
El suelo cubierto de nieve, muy dura porque estabamos a -11ºC. Esta parte era muy corrible, fácil, las pendientes son tendidas… pero me costaba coger ritmo porque no sentía los pies y las piernas muy duras no acababan de responder. Pero ahí toca apretar una tuerca al cuerpo y forzar para romper el frío. Sentía dolor en las manos congeladas… pero me las froté y las moví con fuerza y empecé a sentirme mejor y a correr rápido.  Me dí cuenta que adelantaba grupos de gente y avanzaba. Se hizo ya de día, y empecé a encontrarme mejor. Alcancé a Sandra, que entonces iba segunda y me enganché a ella, podía llevar su ritmo cómoda.

.

Unos 23km ya, muy rápidos con poco desnivel acumulado... viene una bajada muy pica, con hielo, laderas, muchos giros… y entonces una mala pisada, resbalón y PAFF!!! Una torcedura en el tobillo que llevo arrastrando con lesión el último mes, me deja clavada, sin poder siquiera apoyarlo, rabiosa, enfadada… Con lo bien que iba, y las buenas sensaciones… que ganas de llorar!!!!
Pues nada, tuve que estar un rato parada y poco a poco fui bajando andando hasta Fondamente, donde tenia mi primer avituallamiento. 
Perdí un montón de posiciones en la general y 4 posiciones en chicas. Me quedé helada, bajón, enfadadaaaa!!! Me planteé incluso si debia retirarme… pero esta parte me cuesta, nunca me he retirado en una carrera, soy cabezona.

.
Llegué al pueblo y conseguí trotar en el llano y llegar al avituallamiento. Le dije a Gonzalo que quería cambio de zapas, que me preparara las AltraSuperior. Mientras me las cambiaba, él me vaciaba la mochila y cargaba de nuevo. 
Mi intención era no parar hasta el km48-50.  Decidí intentarlo, darle la vuelta a la carrera y pelear x recuperar. Cuando llegas al avituallamiento y te espera alguien a quien quieres, te ayuda y te carga de ánimos… es un chute de energía vital en este tipo de carreras. 
Salí del avituallamiento coja, tenía mucho frío, las piernas rígidas… pero pensé que cuanto antes le diera la vuelta, menos tiempo sufriría. Mi cabeza y mi mente… son mi mejor aliado. 

.

Venía una subida larga, primer punto con algo de desnivel. Buen momento para coger ritmo y entrar en calor… Así que al lío… Tipi-tapa y hasta arriba, conseguí adelantar a una chica. Bueno voy sexta, y me queda más de media carrera. Empezó una bajada corta y una zona de toboganes donde tocaba correr. Me concentré en pisar bien y coger ritmo. Las sensaciones mejoraron y conseguía ir rápida… empecé a adelantar gente, e indudablemente me vine arriba. Sobre el km40 me ví tercera de nuevo. Entonces empezaba la verdadera batalla. Tenía que pelear para mantenerme ahí. Sabía que a Sandra y Sabrina no las pillaría, iban muy fuertes y había perdido demasiado tiempo. Pero si gestionaba bien, podría mantener el puesto. 

.
Las cosas fueron bien en ese punto. Perdí de vista a las de atrás, y pronto llegaba el avituallamiento. Aquí nos juntabamos con el resto de distancias… así que había muchísima gente, pero rápido vi a Gonzalo. Fue todo muy rápido… vacié la mochila de papeles, carga con lo justo y a por el último esfuerzo.  Esta era la parte más dura de la carrera. Terreno técnico, mucho desnivel, y un suelo con nieve y hielo.  Además al juntarnos con otras carreras, pierdes un poco las referencias. Tuve que adelantar continuamente a much@s corredores/as, y con el hielo, las fuerzas en la reserva, mi tobillo que comenzaba a dolerme bastante, la otra pierna dolorida por dejar toda la carga en ella… pues se empezó a hacer duro.

.

Pero por otra parte, veía la meta ya muy cerca, sabía que podía conseguir ese podio. Era cuestión de mente fuerte, concentrarme para no caerme o lesionarme y gestionar. Los kilómetros fueron pasando… yo ya más floja, me costaba beber porque el agua estaba demasiado fria… pero intentaba ir tomando sorbos.  Me acomodé, quizás me confíe un poco… y aunque adelantaba a gente de otras distancias… era terreno técnico y duro, ya se me hacía difícil apretar.

.

En la última subida veo que me adelantan por la derecha, miro, y veo a una chica, morena, de turquesa como yo. Pensé: ¡Anda si me suena! Le miro el dorsal y veo que es de mi distancia. Socorro ¡¡la cuartaaaaaa!! Que ahora era tercera al pasarme, claro. ¡No! Tan solo 20m más adelante conseguí remontarle y comencé a correr como una loca. No me dolía ya ni tobillos ni nada, hasta el frío se me pasó. Me la jugué en la bajada final, me concentré y pensé que era el momento de vaciarse entera.

.

Llego a Roquefort, calles, escaleras, giros, recta final, subida dura de 200m antes de meta, veo a Gonzalo y me emociono.  Entrada al salón, escaleras y escenario. Si siiii… la meta en un escenario. ¡Conseguido! ¡Fin! Ya está hecho Satisfecha. 
Tercera Femenina en L’Hivernale des Templiers, distancia Astragalo… 64,8Km/D+2283m. Tiempo 7H29

___________________________________

.

MAS SOBRE ENTRENAMIENTO  CARRERAS DE MONTAÑA Y MATERIAL TRAIL RUNNING 

_________________________

Info redactada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com

.