CORREDORES DE MONTAÑA: Una sola tribu, repartida por el mundo. Equipo Euskal-Mali. Desde Tarifa a Bilbao, 1.200km/15d.

Los corredores de montaña, sea donde sea que hayas nacido, somos al final una misma tribu que comparte idénticos sueños e iluskiones. Y ojalá todo el que quiera unirse sea siempre bienvenido. La historia que nos cuenta Oscar es un buen reflejo de ello.

A raíz de completar su vuelta al País Vasco, corriendo en diez etapas para apoyar el trabajo de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, varios refugiados malienses se animaron a descubrir juntos el correr por el monte. Ahora con la Tarifa-Bilbao en puerta (1.200k en 15 días) nos pide una manita para poder equipar algunos refugiados más y que compartan km con el. Así nos cuenta su historia…¿le ayudamos?

Entrenamiento de Óscar con un grupo de refugiados de Mali en el Ganekogorta. Foto: Oscar Pasarín

Entrenamiento de Óscar con un grupo de refugiados de Mali en el Ganekogorta. Foto: Oscar Pasarín

______________

.

EQUIPO EUSKAL-MALI, POR OSCAR PASARÍN. 

Todo comenzó cuando después de ver varias rutas por Euskal Herria pensé en hacer el recorrido completo en diez etapas. Ya que iba a hacerlo y gracias a un compañero canario que conocí compitiendo en la EhunMilak que hizo algo parecido por Canarias, pensé que sería una buena oportunidad para dar a conocer y recaudar fondos para una causa solidaria. Fue en ese momento cuando decidí hablar con mi hermana voluntaria de CEAR-Euskadi (Comisión Española de Ayuda al Refugiado)y presentamos el proyecto a la organización.

Comenzaron así los preparativos buscando apoyos logísticos, patrocinio, personas que me acompañasen en las diferentes etapas, entrenando, reconociendo el terreno sobre el que iba a correr, atendiendo entrevistas para radios y periódicos etc… Al mismo tiempo tanto mi hermana como CEAR me fueron poniendo al día sobre la temática del refugio y el asilo, tema sobre el que cada día me fui concienciando más; sin embargo, no fue hasta la rueda de prensa por el Día Internacional de las personas refugiadas, el 20 de Junio, cuando la problemática tomó realmente importancia para mí; el testimonio de Abdoul aquel día me dejó realmente impactado.

Oscar con su hermana, Estefanía en Donibane. Foto: Joseba Martiíez

Oscar con su hermana, Estefanía en Donibane. Foto: Joseba Martiíez

Historia que me siento obligado a contar brevemente aquí. Pues mi reto fue por personas como él. Abdoul huyó de Mali a causa de la guerra, cuando mataron a su hermano temió por su vida y eso le hizo salir del país. Estuvo en Argelia y Libia donde las condiciones de vida eran muy duras y donde sufrió constantes persecuciones policiales y sociales debido al odio racial.

Fue entonces cuando decidió ir a Marruecos y subir a una patera para llegar a España. El viaje de Abdoul a la tan ansiada “tierra prometida” duró dos años (de Abril de 2009 a Marzo de 2011) en condiciones infrahumanas.

Abdoul y Óscar  a su llegada a Bilbao.  Foto: Ecuador Etxea

Abdoul y Óscar a su llegada a Bilbao.
Foto: Ecuador Etxea

Cuando llegó a España le esperaba la cárcel con nombre de CIE en el que estuvo dos meses. Después de aquello Abdoul contactó con CEAR Euskadi y comenzó los trámites para pedir su solicitud de asilo. Casi 4 años después todavía espera respuesta por parte de un Estado que le da la espalda. Historias como la de Abdoul y la de muchas más personas en su situación hicieron que hiciese mío ese sufrimiento.

Y así comenzó mi reto: El día 27 de Junio a las 4 de la mañana salimos del Ayuntamiento de Bilbao Samuel Arroyo, Unai Amézaga y yo rumbo a Vitoria pasando por la cruz del Gorbea. A nuestra llegada a la plaza de la Virgen Blanca el apoyo logístico y gente de CEAR nos estaban esperando calurosamente.

Samuel y Óscar  a su llegada a Vitoria.  Foto: Rosabel Argote-CEAR Euskadi

Samuel y Óscar a su llegada a Vitoria.
Foto: Rosabel Argote-CEAR Euskadi

La segunda y tercera etapas las realicé con mi primo Rubén y mi gran amigo Koldo, por lo que fueron dos etapas muy amenas. El momento más emotivo de esos dos días fue nuestro paso junto a una fosa común de fusilados en la Guerra Civil, lo cual me reforzó más en el porque y por quienes hacia este reto.

La cuarta etapa fue la primera en solitario y la segunda más larga de todo el recorrido, por lo que para mí se planteaba como la primera etapa dura, ya que, además, tenía que subir por el paso de Roncesvalles.

De Donibane salí rumbo a Maule fue una etapa sencilla, lo que hizo que tomase la decisión de prescindir del equipo de avituallamiento. Quería un reto duro de verdad y al día siguiente lo tuve. La etapa hasta Hasparren fue la más dificultosa, ya que la lluvia fue incesante y perdí el rumbo, por lo que me vi obligado a pasar por zarzales e incluso a cruzar un río a pleno caudal. La última etapa en el estado francés fue la séptima, que me llevó hasta Irún pasando por Bayona y Hendaya. Fue una de las etapas más bonitas por el recorrido costero.

Oscar, Koldo y Ruben en Urbasa, junto al monolito. Foto: Oscar Pasarín

Oscar, Koldo y Ruben en Urbasa, junto al monolito. Foto: Oscar Pasarín

En mi octava etapa volví a tener compañía, cosa que me hacía falta para levantar un poco el ánimo antes de la novena, la más larga de todo el recorrido. De Zarauz salí con mis compañeros Gorka Arranz Tagarro, Juanan Gutiérrez, Borja Arribas y David Olmos.

Y asi llegué a la última etapa, la que recuerdo con más cariño pues me esperaban para acompañarme a la meta amigos/as, refugiados y voluntarios de CEAR. Todos para hacer conmigo la última etapa de Gernika a Bilbao. Fue emocionante. El apoyo, las muestras de cariño y sobre todo la gratitud por parte de esos chicos de CEAR, ejemplo de supervivencia y valor.

Óscar y todas las personas que le acompañaron en su último tramo. Foto: Gustave Kiansumba

Óscar y todas las personas que le acompañaron en su último tramo. Foto: Gustave Kiansumba

Desde entonces mi contacto con estos chicos no ha dejado de crecer. Así, participamos juntos en la organización de la San Silvestre este año pasado. Y hemos realizado una escapada al Ganeko. Lo de estos chicos es una pasada, lo llevan en la sangre. Les falta entrenamiento, pero les sobran ganas e ilusión. No me olvidaré de la cara de Abdoul y otro chico más de Mali cuando pisaron la nieve por primera vez en el Ganeko. Su sensación de satisfacción una vez que acabamos, su ilusión y ganas por volver a quedar para correr.

De forma ya casi fija, me ronda una idea en la cabeza: montar un grupo de montaña con refugiados/as de varios países, enseñarles, que conozcan la montaña, se familiaricen con ella y motivarles a hacer del ultrafondo una forma de vida como lo es para mí. Quizás así, este año con mi nuevo reto, cumpla la ilusión que con “591km por las personas refugiadas” no pudo ser, y es que me acompañen en algunas de mis etapas. En este nuevo reto, que nuevamente, lo haré por las personas refugiadas, llevare el mensaje desde Tarifa hasta Bilbao, 1200km, 15 días.

Óscar, refugiadas y voluntarias de CEAR Euskadi en la organización de la San Silvestre. Foto: SD Korrikazaleak

Óscar, refugiadas y voluntarias de CEAR Euskadi en la organización de la San Silvestre. Foto: SD Korrikazaleak

Me gustaría que muchos de ellos me acompañasen, pero sobre todo sé que les gustaría hacerlo. LO sé, porque en mi anterior reto, muchos se quedaron con las ganas debido a las limitaciones, tanto físicas (en cuanto a entrenamiento) y materiales. Y es en este último punto es donde necesito ayuda. Desgraciadamente no tengo material para dar a todos los que necesitan, a algunos les pude dar zapatillas, camisetas térmicas para el frío… Algún amigo/a me dejo alguna cosilla más.

Pero estamos muy flojos de equipamiento de montaña para correr. Si lo consigo, mi sueño de hacer un grupo de corredores-refugiados se hará realidad, y puede que así este verano, juntos, podamos llevar nuestro mensaje por toda la península. Si quereis ayudarnos, pasándonos algo de material que os sobre o no hayais gastado apenas, podeis poneros en contacto conmigo aquí.

Entrenamiento de Óscar con un grupo de refugiados de Mali en el Ganekogorta. Foto: Oscar Pasarín

Entrenamiento de Óscar con un grupo de refugiados de Mali en el Ganekogorta. Foto: Oscar Pasarín

__________________

.

MÁS SOBRE ENTRENAMIENTO DE TRAIL Y MATERIAL DE MONTAÑA. 

_________________________

Info editada por Mayayo Oxígeno para Carrerasdemontana.com