FASCITIS PLANTAR DEL CORREDOR: DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO FISIOTERAPIA, por Paula Bueno Cebrián.

 .

Seguimos con nuestra sección ENTRENAMIENTO TRAIL RUNNING, siempre de la mano de los mejores profesionales. Hoy vemos como prevenir, diagnosticar y tratar una de las grandes clásicas entre las lesiones del corredor, la temida FASCITIS PLANTAR. Esa inflamación de la fascia del pie que una vez surge tan difícil puede hacerse de eliminar.

.

Una vez más nuestra fisioterapeuta Paula Bueno nos trae info sobre diagnóstico y tratamiento profesional, así como algunas ideas para reforzar el trabajo desde casa. arrancamos con el vídeo explicativo de la rutina y su correcta ejecución.

_______________

.

FASCITIS PLANTAR,  POR PAULA BUENO. 

Dejando a un lado los estiramientos, autoestiramientos, abdominales hipopresivos y demás ejercicios y posturas rarunas, vamos a hablar de una lesión muy hablada en los corrillos de “runners”: la temida fascitis plantar.

Si buscamos la definición en el diccionario la describen como un dolor que aparece a nivel del talón al apoyar el pie al andar o al presionar con el dedo en la inserción de la fascia plantar en la tuberosidad calcánea, que puede ir asociado o no a la aparición de espolón calcáneo.

Igual que otras muchas creencias populares fundadas en la desinformación, cada vez que nos duele la planta del pie, sin ser diagnosticados por ningún profesional, dejándonos llevar por las experiencias de nuestros colegas con los que salimos al monte, vecinos y ese cuñado que todo lo sabe, pensamos: “ lo que yo tengo es fascitis plantar”.

Aunque tiene una elevada incidencia (muchos casos por números de habitantes) no siempre que nos duele la planta del pie tenemos fascitis¿O es que cuando  nos duele un dedo antes nos hemos dado siempreun martillazo?.

El pie resulta ser una de las partes más complejas (además de fundamentales, de ahí que requieren ser cuidados y mimados) por la cantidad de estructuras óseas, nerviosas, musculares y ligamentosas que tenemos en el cuerpo.

Un dolor en la planta del pie y/o el talón puede ser ocasionado por:

  • Neuroma de Morton que es un problema degenerativo de los nervios que hay entre los dedos.
  • Una caída del arco transversal del pie que produce un desgaste de la almohadilla grasa, y como consecuencia provoca dolor al apoyo de los metatarsianos.
  • Problema en el flexor del dedo gordo.
  • Problemas insercionales del tibial posterior o anterior.
  • Dolor irradiado de puntos gatillo de sóleo y gemelo.
  • ETC.

 

DIAGNÓSTICO FASCITIS PLANTAR: Se trata de una lesión  que por su localización y sintomatología  dificulta la realización de tareas cotidianas o diarias, disminuyendo así la capacidad física del corredor; y que está muy asociada a sus amigos los gemelos y el sóleo, y a su amigo transmisor de carga: el tendón de Aquiles.

El patrón típico de un corredor con fascitis se caracteriza por  una limitación de la flexión dorsal de tobillo con la rodilla extendida, por el acortamiento de gemelos y sóleo. A su vez este acortamiento provoca una mayor tracción sobre el tendón de Aquiles durante de la carrera. Todo ello lleva a que se produzcan una serie de compensaciones en toda la biomecánica del pie, que se traduce enun aplanamiento del arco interno del pie. ¿Y eso qué narices significa? Pues que al aplanarse el arco longitudinal interno, se produce un aumento de distancia entre el origen y la inserción de la fascia plantar, y, en consecuencia, la inflamación y el dolor que acompaña a esta patología.

El signo clave para diagnosticar una fascitis plantar, es que, al levantarnos de la cama por la mañana y dar los primeros pasos, el dolor llegar a ser incapacitante; y a medida que vamos retomando la actividad, va disminuyendo.

Además de un traumatismo, pisar una piedra (cosa que es muyyyy fácil que nos pase a los que corremos como cabras por terrenos agrestes), ser corredor pronador, etc., existen otros motivos y factores que nos pueden llevar a sufrir esta lesión. A continuación os menciono algunos de ellos:

  • Empezar a correr trail sin hacer una acomodación previa al terreno.
  • Calentamiento insuficiente.
  • Sobrecarga muscular.
  • Debilidad muscular.
  • Calzado inapropiado, por ejemplo cuando corremos con zapatillas de trail en pistas forestales o caminos muy lisos, y la suela está diseñada para alta montaña.
  • Obesidad, ya que al correr ejercemos más tensión sobre la fascia, al igual que ocurre en cualquier otra estructura del cuerpo.

 

TRATAMIENTO FASCITIS PLANTAR: El tratamiento y el “autotratamiento” de esta lesión, es uno de los más variopintos que encontraremos, pero por mi experiencia –no como corredora- sino como fisioterapeuta que de forma muuuuy habitual trato esta patología en consulta, os voy a contar cómo la suelo abordar,  qué consejos doy al paciente y qué ejercicios enseño.

.

En primer lugar siempre empiezo a trabajar a distancia, es decir, quitándoles tensión a los gemelos y al sóleo con masaje funcional (combina masaje y estiramiento) y separando los tabiques y vientres musculares mediante los ganchos.

¿Y esto cómo lo puedo hacer yo en casa? Pues además de con estiramientos que ya os he mostrado en otros artículos anteriores, seguro que la mayoría de vosotros tenéis un foamroller, un rodillo de gomaespuma que haciéndolo rodar por nuestros gemelos consiguen relajar todos los tejidos profundos, tanto musculares como fasciales.

.

Una vez que la parte muscular está más relajada, habremos quitado tensión al tendón de Aquiles. En clínica yo lo trabajo mediante ganchos separándolo de sus estructuras vecinas, hasta llegar a su inserción en el talón donde se hace especial hincapié.

Nosotros en casa podemos movilizarlo hacia los lados cogiéndolo en pinza, como os muestro en el vídeo.

Y finalmente pasamos al trabajo local de la propia fascia, podemos empezar a relajarla también con ayuda del rodillo, y en caso de no tener dicho aparatejo podemos utilizar una pelota consistente, haciéndola rodar llevando la punta del pie hacia arriba a la vez que incidimos con la pelota en el talón. En fases agudas haremos este ejercicio sentados para descargar parte de nuestro peso, y cuando la fascia ya esté menos sensible podemos hacerlo de pié para trabajar con una mayor carga.

Si existe inflamación local, podemos hacer este mismo ejercicio con un botellín de agua que previamente habremos metido al congelador, ya que el hielo como todos sabemos, posee un efecto analgésico y antiinflamatorio. Pero ¡ojo! Si hacemos este ejercicio, tendremos que hacerlo con un calcetín puesto, ya que sino el frío puede provocarnos quemaduras en la piel.

Si tenemos paciencia y somos un poco “masocas” podemos hacernos un automasaje funcional en la planta del pie ¿cómo? Pues llevando el tobillo a flexión dorsal a la vez que vamos ejerciendo presión en distintos puntos de la planta del pie, haciendo siempre hincapié como ya hemos dicho, en la inserción en el talón.

Pero vaya, que para eso estamos los profesionales, para que cuando tenéis problemas, ayudaros a solucionaros, así que ante cualquier duda, no dudéis en acudir a vuestro fisio de confianza para que con sus alas artes y objetos de tortura os quite los males.

¡¡Nos vemos en los arreñales!!

___________________

.

MÁS INFO ENTRENAMIENTO Y MATERIAL TRAIL RUNNING

_____________________________________________________________

Info publicada por Mayayo para Carrerasdemontana.com