ENTRENAMIENTO ULTRATRAIL: CÓMO SUPERAR UN ABANDONO, POR JESSICA MATAIX. CASO ULTRA TRAIL VALLS D´ANEU EN ALPINULTRAS

.

Las historias sobre carreras de montaña, no siempre hablan de éxitos y triunfos. Como en la vida misma, unas veces se gana, otras se pierde…pero siempre se aprende. Ya sabéis que este año estamos realizando el seguimiento del reto de una popular, Jessica Mataix, que quiere conseguir completar el circuito de Alpinultras. Para ello, tiene que acabar al menos 3 de las 4 pruebas que conforman un circuito que estos días acaba de pasar su ecuador en el Pirineo Catalán.

.

La aventura empezó bien en Desafío Ultra el Cainejo, llegando en el top5 femenino. Sin embargo, en la carrera indómita Ultra Trail Valls d’Áneu, ha tenido un traspiés, abandonando antes de meta. Algo que ocurrió a muchos en el pelotón, ya que como ya os contamos en vivo, menos de la mitad logró cruzar meta.   Aquí compartimos su reflexión al respecto.

________________________

.

¿POR QUÉ NOS CAEMOS? PARA APRENDER A LEVANTARNOS, POR JESSICA MATAIX

.

Pues sí, tengo el dicho personal de que si nos caemos 7 veces nos levantamos 8. Claro, que eso funciona mientras el cuerpo me lo permita, la cabeza parece que la tengo más entrenada. Este año no pudo ser para mí el cruzar la meta de la Ultra Trail Valls d’Àneu. No era el día.

.

Sensaciones malas desde el principio y el estómago dándome problemas. Tras llegar a Planes de Son planteándome el dejar allí la carrera, volví a salir y recuperé fuerzas subiendo el km vertical, llegando a la máxima felicidad disfrutando del amanecer a 2500m de altura. Otro bajón fuerte me vino en el Port de la Bonaigua, con 42km y más de 4000m de desnivel positivo ya en las piernas. Pero de nuevo conseguí arrancar, con lo duro que se me estaba haciendo quería terminar como fuera por no tener que volver a sufrir todo aquello. Sin embargo, el tramo de la Bonaigua hasta el refugio de Airoto, se me hizo (a mí y a muchos), eterno. No llegaba nunca, esos 10km que indicaba en el perfil fueron 15 y yo no hacía más que decir a mi cabeza: “venga que en aquella loma seguro que se ve”… así por lo menos 4 o 5 veces.

UTVA17 0779

.

El estómago volvió a darme problemas junto con un dedo gordo que me impedía correr en las bajadas y con eso decidí no continuar la carrera. Además de eso, no creo que hubiera entrado dentro de los tiempos de corte, a Isil llegué 30′ dentro de tiempo, pero teniendo por delante un buen tramo que sin correr, era imposible llegar en 30h que marcaba el reglamento. Abandoné allí mismo. 

.

Después de contaros las causas de mi abandono o retirada, quiero que sepáis que no estoy decepcionada. Lo estaría si a la primera de cambio hubiera tirado la toalla, en aquel km.20 de carrera y con tan solo 4h15′ de “sufrimiento”. Una de las cosas que me gustan de los ultratrails es que son como la vida, tienes subidones, bajones, momentos de pura felicidad y otros en los que quisieras tirar la toalla, pero no lo haces.

.

De los ultratrails he aprendido mucho: A estar horas y horas conmigo misma, que parece una tontería pero no lo es. Mucha gente me pregunta que qué hago tantas horas sola por la montaña, en qué pienso, como soy capaz, si no tengo miedo por la noche… Pues sinceramente, ¡No sé como soy capaz! Creo que todo está en la mente. Miedo en carrera por la noche no he pasado nunca, paso más miedo en algún entreno cuando se me hace de noche, que en una carrera donde siempre hay corredores por delante y por detrás y además la organización va haciendo seguimiento.

.

Y aquello de que pienso un poco en todo…. Imaginaros en las 40h del Ultra Trail del Montblanc que estuve en carrera, quitando las horas de avituallamientos y un tramo que fui con un andaluz y un catalán; En todo lo que me da tiempo de pensar. De arreglar, desordenar y volver a arreglar mi vida ¡Y casi el mundo entero! Pienso mucho en la gente que está al otro lado siguiéndome, que muchos no entienden mi locura pero la respetan y sufren conmigo. Y para ello, cuando tengo algún bajoncillo conecto los datos del móvil y me empiezan a entrar mensajes de ánimo… ¡Eso sí que da subidón!

.

También tengo que confesaros que en algunos momentos me pongo música (en montaña nunca me había puesto música hasta que me estuve preparando el UTMB). He aprendido a correr con ella (me pongo sólo un auricular y la música flojita), porque sí que es verdad que algunas canciones motivan muchísimo!

.

Otro de los aspectos que he aprendido de los ultratrails y de las carreras en general es a marcarme pequeños objetivos para conseguir uno más grande. Al empezar una carrera no pienso solo que tengo que correr 100km, pienso que tengo que ir hasta el km.10 donde está el primer avituallamiento; luego hasta el 20… aunque sin perder de vista que en total van a ser 80, 100 o 170. En la vida esto también pasa, en el entorno laboral, familiar… poco a poco todo va llegando, sólo hay que seguir hacia el objetivo final y sobre todo, disfrutar del camino, que va a ser lo que nos llevaremos!

.

Con todo esto quiero contaros que no pienso rendirme. Que el no cruzar la meta de Ultra Trail Valls d’Àneu sólo ha sido una pequeña piedra en el camino. El fracaso no está en no conseguir el objetivo, está en no intentarlo. Mi reto de Alpinultras 2017 sigue en pie, y por ello voy a seguir entrenando y preparando la siguiente prueba que ya sé que va a ser durísima y larguísima… Canfranc-Canfranc, los 100km más largos del mundo!

__________________________________________________________

.

MÁS SOBRE CARRERAS DE MONTAÑA, TRAIL Y ULTRAS. 

_________________________
Info redactada por Jessica Mataix para Carrerasdemontana.com
Anuncios